domingo, septiembre 09, 2007

"Servicio a la dignidad del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios"

Benedicto XVI a voluntarios:


9 de Septiembre (RADIO VATICANO) - VIENA. El Papa Benedicto XVI se encontró este domingo por la tarde en el Palacio de Conciertos de Viena con los voluntarios del país.

El Pontífice ha dirigido palabras de admiración por su trabajo: "Es bonito encontrar personas que en nuestra sociedad intentan dar al mensaje del Evangelio un rostro; ver a personas ancianas y jóvenes, que hacen concretamente experimental, en la Iglesia y en la sociedad, ese amor del cual nosotros como cristianos estamos conquistados: es el amor de Dios que nos hace reconocer en el otro al prójimo, al hermano o a la hermana".

Reconoció Benedicto XVI, que pueden ser muchas las motivaciones que llevan a una persona a trabajar en el voluntariado –hacer algo que tenga sentido, el amor por el prójimo etc- "cualquiera que ésta sea es un bien y os agradezco vuestro trabajo", porque la labor del voluntariado no se puede delegar: "El amor del prójimo no se puede delegar; el Estado y la política, con las premuras justas para el alivio en los casos de necesidad y para las prestaciones sociales, no pueden sustituirlo. Esto requiere siempre el empeño personal y voluntario, para el cual ciertamente el Estado tiene que crear condiciones generales favorables. Gracias a este empeño, la ayuda mantiene su dimensión humana y no viene impersonalizada. Es justo por esto que vosotros voluntarios no sois "tapagujeros" en las redes sociales, sino que sois personas que contribuyen al rostro humano y cristiano de nuestra sociedad".

S.S. Benedicto XVI ha destacado de este modo una de las características del voluntariado: la gratuidad. "Es gratuitamente que hemos recibido la vida de nuestro creador, gratuitamente, hemos sido liberados de la vía ciega del pecado y del mal, gratuitamente nos ha sido dado el Espíritu con sus múltiples dones". Porque como escribió el propio Pontífice en su Encíclica "Deus Caritas Est": "El amor es gratuito; no se ejercita para alcanzar otros objetivos". Ya que la "disponibilidad espontánea vive y se demuestra más allá del cálculo y del intercambio mismo. El empeño voluntario es un servicio a la dignidad del hombre fundada en su ser creado a imagen y semejanza de Dios".

Benedicto XVI ha querido recordar a los voluntarios, la importancia de la fuerza de la oración en el trabajo caritativo. "Los cristianos continúan creyendo, –ha recordado el Papa- a pesar de todas las incomprensiones y confusiones del mundo que les rodea, en la 'bondad de Dios' y en 'su amor por los hombres'. Ellos, aún viviendo inmersos como los otros hombres en la dramática complejidad de las vivencias de la historia, permanecen firmes en las certeza de que Dios es Padre y nos ama, aunque si su silencio nos es incomprensible para nosotros".

"Cuando uno no cumple sólo su deber en la profesión y en la familia –y para hacerlo bien es necesaria mucha fuerza y gran amor- sino que se empeña, además, por los otros, poniendo su precioso tiempo libre al servicio del hombre y de su dignidad, su corazón se dilata"
. Por último el Santo Padre ha expresado la cercanía de la Iglesia para con quienes realizan "este precioso servicio". "Qué el buen Dios os esté siempre cerca y os guíe continuamente mediante la ayuda de su gracia", concluyó.

FUENTE: RADIO VATICANO
Ernesto William Rojas D.
ewilliamrojasd@yahoo.es
http://hombredebarro.blogspot.com/

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver