jueves, marzo 10, 2011

¿Son los abusos litúrgicos causa de la inasistencia a misa?

 

 
Pbro. Nicola Bux, teólogo y consultor de la Oficina de las Celebraciones del Papa

 

Roma (Italia), 8 Mar. 11 (AICA)

Un debilitamiento de la fe y la disminución del número de fieles podrían atribuirse a los abusos litúrgicos y a las misas malas, es decir, las que traicionan su sentido original y donde, en el centro, ya no está Dios sino el hombre con el bagaje de sus preguntas existenciales. Esta es la tesis que sostiene el presbítero Nicola Bux, teólogo y consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe y de la Oficina de las Celebraciones del Sumo Pontífice, según lo informa un despacho de la agencia internacional Zenit.

     Presentando en Roma el pasado 2 de marzo, su libro "Cómo ir a misa y no perder la fe" (Come andare a Messa e non perdere la fede), el padre Bux arremete contra el giro antropológico de la liturgia.

     En las páginas del volumen, especie de vademecum para la supervivencia a las misas modernas, Bux replica a quienes criticaron a Benedicto XVI, acusándolo de haber traicionado el espíritu conciliar. Al contrario –sostiene el teólogo– los documentos del Concilio Vaticano II fueron traicionados precisamente por estas personas, obispos y sacerdotes a la cabeza, que alteraron la liturgia con "deformaciones al límite de lo soportable".


     Asistir a una celebración eucarística pueda significar encontrarse ante las formas litúrgicas más extrañas, con sacerdotes que discuten de economía, política y sociología, hilvanando homilías en las que Dios desaparece. Proliferan los ensayos de antropología litúrgica hasta reducir a esta dimensión los mismos signos sacramentales "ahora llamados –es la denuncia de Bux– preferiblemente símbolos". La cuestión no es pequeña: afrontarla supone ser tachados de anticonciliares.


     Todos se sienten con el derecho de enseñar y practicar una liturgia "a su manera", tanto que hoy es posible asistir, por ejemplo, "a la afirmación de políticos católicos que, considerándose 'adultos', proponen ideas de Iglesia y de moral contrarias a la doctrina".


     Entre los que iniciaron este cambio, el presbítero Bux recuerda a Karl Rahner el cual, a raíz del Concilio, denunciaba la reflexión teológica entonces imperante que, en su opinión, se mostraba poco atenta u olvidadiza de la realidad del hombre.


     El jesuita alemán sostenía en cambio que todo discurso sobre Dios brotaría de la pregunta que el hombre plantea sobre sí mismo. En consecuencia –esta es la síntesis– la tarea de la teología debería ser la de hablar del hombre y de su salvación, planteando las preguntas sobre sí y sobre el mundo. Un pensamiento teológico que, con triste evidencia, fue capaz de generar errores, el más clamoroso de los cuales es el modo de entender el sacramento, hoy ya no sentido como procedente de lo Alto, de Dios, sino como participación en algo que el cristiano ya posee.


     "La conclusión que saca de ello Häuβling –recuerda Bux– es que el hombre en los sacramentos acabaría por participar en una acción que no corresponde realmente con su exigencia de ser salvado", ya que prescinde de la intervención divina. A semejante tesis "sacramental", y a la derivación anexa de la liturgia, responde Joseph Ratzinger, que ya en el dorso del volumen XI "Teología de la liturgia" de su Opera omnia escribe: "En la relación con la liturgia se decide el destino de la fe y de la Iglesia".


     La liturgia es sagrada si tiene sus reglas. Pese a ello, si por un lado el ethos, o sea la vida moral, es un elemento claro para todos, por otro lado se ignora casi totalmente que existe también un "ius divinum", un derecho de Dios a ser adorado. "El Señor es celoso de sus competencias –sostiene Bux–, y el culto es lo que le es más propio. En cambio, precisamente en el campo litúrgico, estamos frente a una desregulación".


     Subrayando, en cambio, que sin ius el culto necesariamente se vuelve idolátrico, en su libro el teólogo cita un pasaje de la "Introducción al espíritu de la liturgia" de Ratzinger, que escribe: "En apariencia, todo está en orden y presumiblemente también el ritual procede según las prescripciones. Y sin embargo es una caída en la idolatría (…), se hace descender a Dios al nivel propio reduciéndolo a categorías de visibilidad y comprensibilidad".


     Y añade: "Se trata de un culto hecho a la propia medida (…) se convierte en una fiesta que la comunidad se hace a sí misma; celebrándola, la comunidad no hace sino confirmarse a sí misma". El resultado es irremediable: 'De la adoración de Dios se pasa a un círculo que gira en torno a sí mismo: comer, beber, divertirse'. Y en su autobiografía, Ratzinger declara: 'Estoy convencido de que la crisis eclesial en la que hoy nos encontramos depende en gran parte del derrumbe de la liturgia'".


     Para terminar, una sugerencia y una advertencia. La primera es la de relanzar la liturgia romana "mirando al futuro de la Iglesia –escribe el padre Bux–, en cuyo lugar está la cruz de Cristo, como está en el centro del altar: Él, Sumo Sacerdote al que la Iglesia dirige su mirada hoy, como ayer y siempre".


     La segunda es inequívoca: "Si creemos que el Papa heredó las llaves de Pedro –concluye–, quien no le obedece, ante todo en materia litúrgica y sacramental, no entra en el Paraíso".+
 
Queridos hermanos en Jesus y Maria
cuando abri las noticias de AICA y vi esta noticia en verdad me alegro de que se haga publico algo asi, ya que solo viendo los errores es como podemos corregirlos, en mi caso particular me ha tocado asistir a varias Misas donde el respeto a Dios es faltado en todo momento, desde el Sacerdote hasta el laico, o sea tu o yo, muchas veces pareciera que no estamos haciendo las cosas del todo bien.
Yo deseo ir a la Santa Misa y escuchar a un Sacerdote que me hable de Jesus, del Evangelio, de porque tengo que persignarme (algo que una gran mayoria no sabe) de que es un ambon, un misal, el altar, una catequesis que falta a una gran mayoria de los Catolicos, muchos van a Misa porque deben ir... porque asi se lo enseñaron, ¿Como podemos pensar de que haya catolicos comprometidos si en una gran mayoria ni saben como se llaman los ornamentos liturgicos que usa el Sacerdote?... ¿me explico?, es una critica constructiva, no destructiva, porque es hora de que se predique a Jesus en verdad... ¿de que me sirve escuchar una homilia donde solo se me habla de politica?... para ello tengo otros canales de informacion, necesito una homilia que me enseñe como llegar mas Santo al Cielo, ¿no es acaso lo que desea Jesus?... entonces... ¿todo lo demas no esta demas?.
 
Perdon si ofendo o molesto a alguien con este email, tampoco deseo que el mismo sirva para que se alcen voces en contra de ningun Sacerdote, ya que yo aqui no menciono a nadie, si dejo mi sentir expresado, no es para causar una rebelion, sino para que de una vez entendamos donde estan los errores que vamos cometiendo y que entendamos porque cada vez la Iglesia de Jesus esta mas vacia y la de los pare de sufrir mas llenas.
Ojala que este email mas que dañar nos haga tomar verdadera conciencia de Catolicos Comprometidos, dejemos la mediocridad, mediocres fueron los que mataron a Jesus... no lo matemos con nuestros actos, hagamos que nuestros actos reflejen y vivan el Evangelio.
Les invito, mas que a cuestionar a partir de este email a un Sacerdote, a que ofrezcamos un Santo Rosario por ellos, Amen.
 
Dios les bendiga
Besos Alados
Javier Ils

 
 
Si vas a reenviar este email, mantenlo completo sin modificaciones para que tanto los autores como quien lo envia sea respetado en la confeccion del email - El Respeto es un derecho de todos para bien de muchos - Portal San Gabriel Arcangel
 

.

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver