martes, marzo 22, 2011

sean antorchas intercesoras ante Dios, sean limpios de corazón

Maíz

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA

19 DE MARZO DE 2011

 

 

 

Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

 

CADA PALABRA PROCLAMADA POR MÍ ES UN DETENTE PARA EL ENEMIGO DEL ALMA.

 

Les recibí al pie de la Cruz en la cual Mi Hijo se entregó por cada uno de ustedes,  por todos sin excluir a ninguna de Sus criaturas humanas.

 

Les invito continuamente a orar a la Santísima Trinidad, a rezar el Santo Rosario, a convertirse con prontitud.  La oración lleva al hombre a plasmar en su corazón la conciencia de que Dios es Dios y el hombre Su hijo.  El olvido de Dios  envuelve al hombre en lo pecaminoso.

 

YO INTERCEDO POR CADA UNO DE LOS MÍOS.  YO INTERCEDO POR LOS QUE NO AMAN, NO CREEN; 

NO LES DEJO DESAMPARADOS.

 

Amadísimos de Mi Corazón:

 

¡Cuánto les he invitado a detenerse y meditar en el proceder personal!,

¡Cuánto les he llamado a ablandar el corazón, mirarse en el prójimo y en éste encontrar a Mi Hijo!

 

Mis llamados son amorosos.  Como Madre, aconsejo, alerto, muestro el camino para aquellos  que Me aman.

 

Una nube se acerca y la humanidad se conmoverá. El agua se levantará causando mayor terror y lamento.  Esta se precipita una y otra vez hacia la tierra en busca de  lo que es propiedad de Dios. El agua lavó de la tierra el pecado con el diluvio; en este instante el agua se impone y retoma nuevamente su encomienda, surgiendo  de las entrañas de la tierra ante el pecado que el hombre deposita continuamente sobre todo lo creado por  Dios.

 

La tierra enferma, agónica  se estremece nuevamente y la humanidad se sorprenderá.

Los  Ángeles de Dios permanecen al norte, sur, este y oeste  de la tierra.  

Hijos, prepárense, caminen en unidad  siguiendo las huellas de Mi Hijo.

El granizo no se hará esperar. 

La sangre será derramada sin contemplación, el anuncio de la guerra será lanzado y Mis hijos llorarán.

 

Oren, el águila será atacada de improviso.

Oren por Chile, oren, llega el lamento.

Oren por California, intercedan,

Oren por Baja California.

Oren por  Italia y Francia, oren no se detengan.

 

Hijitos, esta generación padece y padece,  con su corazón endurecido por el metal. La mente ofuscada por falsos ídolos,  desprecia  a su Creador, entregándose a quienes les roban el tiempo y el corazón. Los avances tecnológicos se vuelven contra la humanidad que será gravemente herida.  

 

Mis hijos serán levantados por los Ángeles del Altísimo y no padecerán. Ante sus ruegos la Mirada Misericordiosa de Dios se posará y les librará  para que la malicia no pervierta su entendimiento.  El hombre lo ve y no lo entiende,  enmudece su corazón para no atender a Mis llamados.

 

La humanidad Me ha sido encomendada por Mi Hijo.  Aquí estoy,  SOY MADRE DE TODOS LOS HOMBRES, PEREGRINA DE AMOR.

 

Hijos, sean luces de amor,  brillen en medio de la oscuridad, sean antorchas intercesoras ante Dios, sean limpios de corazón.

 

Amados, no teman, la fe es bandera de los hijos de Dios.

 

Al final Mi Corazón Inmaculado triunfará.

 

Les amo.

 

Les bendigo.

Mamá María.

 

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.


 

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE

 

 

Hermanos (as):

AVE MARÍA PURÍSIMA SIN PECADO CONCEBIDA.

 

Como Madre amantísima de Sus hijos,  no excluye a ninguno y nos da la seguridad de Su intercesión. Nos invita a orar porque sin la oración, sin ese "a solas con Dios", bien difícil será encontrarle en lo profundo del ser. Somos llamados a tomar conciencia del instante en que se mueve esta generación,  teniendo claro que nuestra Madre alerta, previene a los Suyos, porque nos ama.

 

Evoca el diluvio, para llevar a la humanidad a recapacitar sobre lo que produjo el alto grado de pecado de esa generación… ¡será  que el termómetro del pecado actual ha rebasado el límite! Cada uno debe responder.

 

Los Ángeles de Dios permanecen custodiando los puntos cardinales,  ¿y que seguirá después, qué vendrá luego del granizo?

 

La furia de la naturaleza reduce a la nada en segundos todo lo que el hombre construye. ¿Porqué, no voltear la mirada hacia Dios y para rogar que libre a la humanidad de tales padecimientos?

 

El hombre ha alterado la Creación,  ésta reacciona y el hombre recibe las consecuencias de su actuación.

CLAMEMOS, OREMOS, INTERCEDAMOS UNOS POR OTROS.

Amén.

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver