viernes, enero 07, 2011

LA PIEDRA



El distraído, tropezó con ella.
El violento, la usó como proyectil.
El emprendedor, la usó para construir.
El campesino, cansado, la usó como asiento.
El niño, la usó como juguete.

Drummond, la poetizó.
David, la usó para matar a Goliat.
Y Miguel Ángel, sacó de ella una bella escultura.

En todos estos casos, la diferencia no estuvo en la piedra sino en el hombre.

El año que viene es el mismo para todos, depende de cada uno cómo quiera vivirlo.

Seguramente tendremos dificultades, piedras en nuestros caminos,  problemas... Sin embargo, si ponemos amor y damos lo mejor de nosotros, todo será más fácil.

Entonces, en 2011, ¡y siempre!
" Camina con los soñadores, los que tienen coraje, los alegres, los que planean, los que hacen, los que tienen sus cabezas en las nubes  y sus pies sobre la tierra.
Permite que sus espíritus enciendan un fuego dentro tuyo, para que dejes este mundo mejor de lo que lo encontraste

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver