jueves, septiembre 10, 2009

Jane Roe NUNCA ES TARDE CUANDO LA CAUSA ES BUENA

La pionera del aborto arrepentida

El 22 de enero de 1973, el Tribunal Supremo de Estados Unidos reconocio el derecho al aborto de Jane Roe, nombre ficticio para proteger a Norma McCorvey, una veinteañera de Dallas, soltera, pobre, maltratada y con adiccion a las drogas. Texas estaba entre los estados que entonces condenaban con hasta cinco años de prision a la mujer que abortara. La sentencia Roe contra Wade llego demasiado tarde para que la joven interrumpiera su embarazo, pero su caso extendio el derecho al aborto a todo el pais.

Treinta años despues, Norma McCorvey, que ahora tiene 55, se ha pasado al frente pro-vida y reniega de todo su pasado; se ha convertido al catolicismo y ha fundado un grupo antiaborto llamado Roe no more (Roe nunca mas).«Todo cambio cuando me converti al cristianismo», explica Norma a CRONICA por telefono. Habla despacio, con voz cansina, desde su asociacion en Dallas.


—Por que motivo abandono la causa que defendio durante 20 años?

—Simplemente entendi que no se puede tomar la vida de un niño y matarlo, eso no es para los que creemos en Dios. La primera vez que fui a la iglesia, un sabado por la noche acompañada de dos niñas pequeñas, senti que tenia que pertenecer a esa comunidad y renegar de todo.


—Se arrepiente de todo lo que hizo en su vida anterior?

—Por suerte, yo no llegue a abortar. Ahora aconsejo a mujeres desesperadas. Mi mision en la vida es ayudarlas y evitar que aborten.


—No admite el derecho al aborto en absoluto, ni siquiera en casos de violacion o peligro para la vida de la mujer?

—No, no hay ninguna diferencia. De cualquier forma, sigue siendo un asesinato.


Norma McCorvey no es la unica que ha cambiado. Aunque, segun las encuestas, la mayoria de los americanos no quiere que haya marcha atras, los portavoces de las asociaciones abortistas dicen estar perdiendo la batalla. Una sentencia que invalide el derecho al aborto a escala nacional puede estar cada vez mas cerca.

Durante 17 años, McCorvey permanecio en el anonimato. Dio a su hijo en adopcion e intento seguir adelante. Para los grupos pro-aborto, ella era una heroina; para el frente antiaborto, el simbolo de la degradacion del pais.

Solo en los 80 desvelo el misterio de quien era Jane Roe. Entonces escribio un libro y se volco activamente en la defensa del derecho que ella habia conseguido para todas las americanas. Incluso, trabajo en clinicas abortivas como consejera.

En ese tiempo, segun cuenta ahora, intento varias veces el suicidio y se dio a las drogas por el cargo de conciencia de haber sido la causa de «la perdida de tantas vidas».

En 1995, Norma dio un giro radical a su vida y sorprendio a los activistas de las dos partes. Se bautizo y se unio a un grupo ultra cristiano antiaborto llamado Operacion Rescate. Norma entro en contacto con ellos cuando la asociacion abrio una delegacion justo al lado de la clinica donde trabajaba. Un cura le cambio la vida, y ella decidio abjurar de todo lo que habia sido en las ultimas cuatro decadas.

Incluso de su lesbianismo. Norma ha vivido durante estos 30 años con Connie Gonzales, su unica pareja hasta que las dos se convirtieron al catolicismo. Siguen compartiendo vida y profesion, pero Norma ahora ve la homosexualidad como un pecado.

Connie controla de cerca todos los movimientos de Norma, es su sombra constante. La protege de la prensa, de las criticas y de lo que haga falta.

Filtra sus llamadas y basicamente vive para ella. Es tan radical en sus posiciones como Norma. «Cuando paso lo que paso, no habia grupos como nosotras que ayudaran a las mujeres», explica Connie sobre Texas, uno de los estados mas conservadores del pais.

Segun ella, Norma cayo en las garras de las abogadas pro-abortistas porque no habia medicos ni activistas que le dieran apoyo. «En este pais, ahora todo el mundo cuida de las mujeres como ella, a la gente le importa y defiende la vida. No se como es en el resto del mundo», concluye Connie, con tono esceptico. «Soy ex lesbiana, ex pro-abortista, ex Jane Roe», dijo Norma en un documental. «Soy una ex de todo, parece que cuanto mayor soy, mas ex me vuelvo».

Como justificacion de sus años de activismo pro-aborto, asegura que fue manipulada por «abogadas ambiciosas» que utilizaron a una chica desesperada para hacerse famosas y conseguir sus propositos, y que despues la abandonaron.

Era 1969, ella estaba sola, habia dejado el colegio y ya habia dado hijos en adopcion. Las abogadas Sarah Weddington y Linda Coffee la convencieron para que denunciara al fiscal de Dallas, Henry Wade, y luchara por su derecho a abortar en Texas. Y asi nacio Roe contra Wade: segun Norma, un cumulo de mentiras. Les dijo a sus abogadas que la habian violado, con la intencion de que la Justicia fuera mas rapida en su caso. Años despues, confeso que no era cierto: su embarazo fue fruto de «una simple aventura», segun declaro en una entrevista televisiva en el 25 aniversario de la sentencia.

A principios de los 90, comenzo a desilusionarse de las campañas y de la clinica; no soportaba la presion de todas las mujeres que se le acercaban a darle las gracias por haber permitido que ellas pudieran abortar. Cuando empezo a trabajar con el grupo catolico, toda su vida hasta el momento le parecio un error. «Se cayo del poster de simbolo del aborto, y fue directa a los brazos de Dios», explica un activista catolico en la pagina web de Roe no more. Asi, Norma se convirtio en portavoz de su causa y publico un nuevo libro desde el frente contrario, Won by Love.

Hace cinco años, declaro en el subcomite constitucional dirigido por John Ashcroft, entonces senador y activista antiaborto que recogia testimonios para combatir la decision del Tribunal Supremo.«Este es el aniversario de una tragedia», dijo el hoy fiscal general de Estados Unidos. «Se han perdido 37 millones de vidas de niños que nunca conoceran el calor del abrazo de un padre o la fuerza del cariño de una madre».

Norma McCorvey dice rezar cada año que pasa para que no llegue el siguiente aniversario. El proximo miercoles hara lo mismo, pero ahora sus deseos tienen mas posibilidades de cumplirse.

Las encuestas sobre la aceptacion popular del derecho al aborto varian entre el mas del 60%, segun NARAL, grupo abortista, y el 46% que The Economist publica esta semana en su radiografia de las actitudes americanas.

El "National Right to Life Committee", la principal organizacion antiabortista –tiene mas de 3.000 delegaciones abiertas a lo largo y ancho del pais– confia en que queden pocos aniversarios por delante. Raimundo Rojas, portavoz del grupo, asegura que «en un par de años, la situacion puede cambiar; la gente y los politicos estan con nosotros, la tecnologia ha permitido que veamos la fotografia del feto... nos lo ha acercado como ser humano».

La portada de la pagina web del lobby pro-vida es la imagen de un feto, acompañada de la frase: «Yo soy un americano». Patriotismo y anti-aborto en una combinacion perfecta.


Tomado de CRONICA. El Mundo (Panama), 19.I.03, en http://www.fluvium.org/

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver