miércoles, marzo 28, 2012

Sobre errores en los Sacramentos

Dice el Padre Eddie:


En días pasados recibí dos emails de personas muy apreciadas, hermanos muy queridos y que yo se tienen cierto compromiso en la Iglesia Católica, o sea, son Laicos comprometidos, me asombro que uno de ellos de México confundía un poco lo del Sacramento de la Unción y que el otro de Panamá estaba dudando con el Sacramento de la Penitencia, ello me preocupo, claro les explique, pero quede con la mortificación de hasta donde el pueblo católico dominaba esto, es por ello, que sin profundizar en los 7 Sacramentos porque es algo muy largo, voy a tocar algunos detalles de ellos, según la opinión de la Iglesia, espero que esto aclare dudas.

Cierto día estaba yo en la Catedral San Felipe Nery de los Teques Estado Miranda Venezuela y había una celebración Eucarística muy importante, un Presbítero amigo llego tarde y por tanto fue muy notorio, Monseñor Mario Moronta que en ese tiempo era el Obispo de la Diócesis de Los Teques cuando lo vio subir al Presbiterio le dijo Padre por una llega y por otra se va, luego comento no muy calladamente, mis Presbíteros tienen que oler a Sacerdotes y nada de zapatos de goma y mis Diáconos Permanentes tienen que oler a hombres casados, los Seminaristas que piensan ser Sacerdotes deben de tener recato en el vestir, esto se refería al  Presbítero que llego tarde y estaba calzado con zapatos de goma y a Monseñor le molesto grandemente. Lógico lo que voy a explicar de los sacramentos es también una aclaratoria obligada ya que la ignorancia en nuestro pueblo católico es muy grande, y con esto solo quiero hacer un enlace, para que se vea, que esta es una Iglesia disciplinada, organizada, jerarquizada y seria.

En la Iglesia existen tres ordenes, el Orden de los Obispos, el Orden de los Presbíteros y el Orden de los Diáconos, quiere decir que cuando hablamos de Diáconos existen de dos clases los Transitorios que están de paso y son los Seminaristas que pronto serán ordenados Presbíteros y los Permanentes que como la palabra lo indica, permanecen en esa situación ya que son casados y no pueden optar a otro grado. Ahora bien un Obispo fue Diacono y luego Sacerdote así como todo Sacerdote fue Diacono, cada uno de estos, Obispos, Sacerdotes o Presbíteros y Diáconos, tienen su responsabilidad determinada, y sin dejar de ser hombres mundanos que cometen errores, representan en un momento determinado a Cristo Jesús, quien entra en ellos y no se confunde con su miseria humana ni se mezcla con sus pecados.

El Sacramento del Bautismo lo puede realizar cualquiera de ellos, Obispo, Sacerdote o Diacono e incluso cuando se trata de un bautismo de emergencia lo puede realizar un laico cualquiera, para que luego sea completado en la parroquia, cuando digo lo puede realizar es porque el laico con un mínimo de agua limpia invocando la Santísima Trinidad puede representar a un ministro.

Aclaratoria supongamos que una criatura es bautizada por el Santo Padre o por un Diacono, el que bautiza es Jesús, estos son canales y no vale mas o menos porque sea El Santo Padre o el Diacono.

El Sacramento de la Penitencia, Confesión o Reconciliación, solo puede ser realizado por un Sacerdote o un Obispo, lo digo así para que me entiendan, el Diacono no puede , no le esta permitido y si lo hace no vale y debe ser sancionado.

Aclaratoria un Sacerdote vive en pecado y esta muy manchado por el mismo, si te confiesa, la gracia de Cristo pasa por el aunque el canal este podrido, es un gran misterio verdad.

El Sacramento de la Eucaristía, implica la consagración, no el dar la comunión, que quede claro, solo el Sacerdote y lógico el Obispo pueden Consagrar, o sea la transubstanciación, el pan se convierte en el cuerpo de Jesús y el Vino en la sangre del Señor.

Aclaratoria, las formas que se utilizan para la Consagración no deben ser cualquier tipo de solido y además esas formas quedan consagradas luego de las palabras que pronuncia el Sacerdote.

El Sacramento de la Confirmación es potestad solo del Señor Obispo, sin embargo, este puede delegar en un Presbítero, pero tiene que hacerlo así, el Presbítero no debe imponerse, sino que debe esperar la delegación.

Aclaratoria, este Sacramento implica a su vez la madurez del Bautismo y solo utiliza uno de los tres óleos.

El Sacramento del Matrimonio puede ser realizado por el Obispo, el Presbítero y el Diacono, igual que en el Bautismo, es Jesús quien se hace presente para realizar el Sacramento utilizando los instrumentos que somos nosotros, por lo tanto vale igual lo realice un Obispo, un Sacerdote o un Diacono. Cuando se realiza fuera de la jurisdicción parroquial sin el visto bueno del párroco de la comunidad puede ser anulado.

Aclaratoria el Sacramento del Matrimonio no se puede dar a personas que una vez fueron casadas por la Iglesia y que su conjugue, vive todavía, pero si se puede anular, después de un estudio profundo realizado por el Magisterio de la Iglesia, ello implica a veces un proceso largo. No es lo mismo que una pareja se una en Santo Matrimonio Eclesiástico que en Matrimonio Civil son cosas completamente diferentes.

El Sacramento del Orden nace con el Diacono, luego el Presbítero y finalmente el Obispo, no como algunos pretender hacer creer por un celo muy mal llevado que solo implica a los Presbíteros, a este Sacramento pertenecen los Diáconos, los Presbíteros y los Obispos.

Aclaratoria a todos los individuos que se van a marcar con este Sacramento para siempre hay que estudiarlos con profundidad y su preparación lleva tiempo, este Orden de la Iglesia Diáconos, Presbíteros y Obispos, es lo que representa la Jerarquía de la misma, las Religiosas no están en esa Jerarquía.

El Sacramento de la Unción, solo puede ejercido por los Sacerdotes y los Obispos, y el Oleo que se utiliza es el Oleo de los Enfermos, jamas debe hacerlo un  Diacono y mucho menos un Laico, esto responde una pregunta que me hicieron.

Aclaratoria este Sacramento es de Sanación y perdona todos los pecados.

He querido hacer esta exposición porque hay tanta confusión e ignorancia y es por ello que insisto en la Evangelización que le abre las puertas a la Catequesis, no al revés.

Cada grado tiene su grandeza y es por ello que los Presbíteros deben dejar a los Diáconos realizar su tarea sin hostigarlos y los Diáconos no deben suspirar por querer ser Presbíteros.

La riqueza de los Obispos consiste en que representan al Santo Padre
La riqueza de los Presbíteros consiste en que sin ellos no hay Jesús
La riqueza de los Diáconos consiste en su esposa.



EL QUE NO VIVE PARA SERVIR
NO SIRVE PARA VIVIR
MATEO 20 : 28
NO VINE A SER SERVIDO SINO A SERVIR
Autor: Eddie De Pasquali





Ernesto William Rojas D.
Analisis y desarrollo



Se ve una cierta esquizofrenia entre moral individual y pública

Autor: Zenit | Fuente: Zenit
Se ve una cierta esquizofrenia entre moral individual y pública Confortar en el empeño por el bien y en el empeño por la lucha contra el mal.  
Se ve una cierta esquizofrenia entre moral individual y pública

Encuentro de Benedicto XVI con los periodistas en el vuelo papal

Este Viernes 23 de marzo por la mañana, durante el viaje aéreo desde Roma a León, México, Benedicto XVI se encontró con los periodistas del vuelo papal. Publicamos la traducción de la entrevista concedida por el papa a los informadores.

--Padre Lombardi: Santidad, gracias por estar con nosotros, en el inicio de este viaje tan bello e importante. Como ve, nuestra asamblea viajera es numerosa: hay más de setenta periodistas que le siguen con atención, y el grupo más importante –aparte de los italianos- son, naturalmente, los mexicanos, que son un buen grupo: hay al menos catorce; los representantes de las televisiones mexicanas que seguirán y cubrirán todo el viaje. Está también un buen grupo de Estados Unidos, un buen grupo de Francia, de otros países. He aquí por tanto que somos un poco representantes de todo el mundo. Como es costumbre, hemos recogido, en días pasados, varias preguntas de los periodistas y hemos elegido cinco, que son expresión, un poco, de la expectativa general. Y esta vez, dado que tenemos más espacio y un poco más de tiempo, no las hago yo, sino que las hacen los mismos periodistas que las han formulado o que nos hemos distribuido entre nosotros para hacerlas. Entonces, empezamos con una pregunta que le hace la señora Maria Collins para la televisión Univisión, que es una de las televisiones que sigue este viaje; es una señora mexicana que nos hará la pregunta en español y luego yo la repetiré en italiano para todos.

Santo Padre, México y Cuba han sido tierras en las que los viajes de su predecesor hicieron historia. ¿Con qué ánimo y con qué esperanzas se pone hoy sobre sus huellas?

--Santo Padre: Queridos amigos, ante todo querría decir: bienvenidos y gracias por vuestro acompañamiento en este viaje, que esperamos sea bendecido por el Señor. Yo, en este viaje, me siento totalmente en continuidad con el papa Juan Pablo II. Recuerdo muy bien su primer viaje a México, que fue realmente histórico. En una situación jurídica aún muy confusa, abrió las puertas, empezó una nueva fase de la colaboración entre Iglesia, sociedad y Estado. Y recuerdo bien también su viaje histórico a Cuba. Por tanto, trato de andar sobre sus huellas y continuar lo que él comenzó. Para mí había, desde el principio, un deseo de visitar México. De cardenal estuve en México, con óptimos recuerdos, y cada miércoles oigo el aplauso, la alegría de los mexicanos. Estar ahora como papa, aquí, para mí es una gran alegría y responde a un deseo que he tenido desde hace mucho tiempo. Para decir que sentimientos me embargan, me vienen a la mente las palabras del Vaticano II: gaudium et spes, luctus et angor, alegría y esperanza, pero también luto y angustia. Comparto las alegrías y las esperanzas, pero comparto también el luto y las dificultades de este gran país. Voy a animar y a aprender, a confortar en la fe, en la esperanza y en la caridad, y a confortar en el empeño por el bien y en el empeño por la lucha contra el mal. ¡Esperamos que el Señor nos ayude!

--P. Lombardi: Gracias, santidad. Y ahora damos la palabra Javier Alatorre Soria, que representa a una de las grandes televisiones mexicanas que nos seguirán en estos días.

Santidad, México es un país con recursos y posibilidades maravillosas, pero en estos años sabemos que es también tierra de violencia por el problema del narcotráfico. Se habla de 50.000 muertos en los últimos cinco años. ¿Cómo afronta la Iglesia católica esta situación? ¿Tendrá palabras para los responsables, y para los traficantes que a veces se profesan católicos o incluso benefactores de la Iglesia?

--Santo Padre: Conocemos bien todas las bellezas de México, pero también este gran problema del narcotráfico y de la violencia. Es ciertamente una gran responsabilidad para la Iglesia católica en un país con el 80% de católicos. Debemos hacer lo posible contra este mal destructivo de la humanidad y de nuestra juventud. Diría que el primer acto es anunciar a Dios: Dios es el juez, Dios que nos ama, pero nos ama para atraernos al bien, a la verdad contra el mal. Por tanto, es gran responsabilidad de la Iglesia educar las conciencias, educar en la responsabilidad moral y desenmascarar el mal, desenmascarar esta idolatría del dinero, que esclaviza a los hombres sólo por esta cosa; desenmascarar también las falsas promesas, la mentira, la estafa, que está detrás de la droga. Debemos ver que el hombre necesita el infinito. Si Dios no está, el infinito se crea sus propios paraísos, una apariencia de infinitudes que puede ser solo una mentira. Por esto es tan importante que Dios esté presente, accesible; es una gran responsabilidad ante el Dios juez que nos guía, nos atrae a la verdad y al bien, y en este sentido la Iglesia debe desenmascarar al mal, hacer presente la bondad de Dios, hacer presente su verdad, el verdadero infinito del que tenemos sed. Es el gran deber de la Iglesia. Hagamos todos juntos lo posible, cada vez más.

--P. Lombardi: Santidad, la tercera pregunta la hace Valentina Alazraki de Televisa, una de las veteranas de nuestros viajes, que usted bien conoce y que está tan contenta de que finalmente usted pueda ir también a su país.

Santo Padre, desde México usted ha dicho querer dirigirse a toda América Latina en el bicentenario de la independencia. América Latina, a pesar del desarrollo, sigue siendo una región de contrastes sociales, donde se ecuentran los más ricos junto a los más pobres. A veces parece que la Iglesia católica no sea suficientemente animada a empeñarse en este campo. ¿Se puede seguir hablando de "teología de la liberación" en un modo positivo, después de que ciertos excesos --sobre el marxismo o la violencia- hayan sido corregidos?

--Santo Padre: Naturalmente la Iglesia debe siempre preguntarse si se hace lo suficiente por la justicia social en este gran continente. Esta es una cuestión de conciencia que debemos hacernos siempre. Preguntar: qué puede y debe hacer la Iglesia, qué no puede y no debe hacer. La Iglesia no es un poder político, no es un partido, sino que es una realidad moral, un poder moral. En cuanto la política fundamentalmente debe ser una realidad moral, la Iglesia, sobre este carril, tiene fundamentalmente que ver con la política. Repito lo que ya había dicho: el primer pensamiento de la Iglesia es educar las conciencias y así crear la responsabilidad necesaria; educar las conciencias tanto en la ética individual, como en la ética pública. Y aquí quizá hay una falta. Se ve, en América Latina pero también en otras partes, en no pocos católicos, una cierta esquizofrenia entre moral individual y pública: personalmente en la esfera individual, son católicos, creyentes, pero en la vida pública siguen otros caminos que no corresponden a los grandes valores del Evangelio, que son necesarios para la fundación de una sociedad justa. Por tanto, hay que educar en superar esta esquizofrenia, educar no sólo en una moral individual sino en una moral pública, y esto tratamos de hacerlo con la Doctrina Social de la Iglesia, porque, naturalmente, esta moral pública debe ser una moral razonable, compartida y compartible tambien por no creyentes, una moral de la razón. Ciertamente, nosotros a la luz de la fe podemos mejor ver tantas cosas que también la razón puede ver, pero justo la fe sirve también para liberar a la razón de los intereses falsos y de los ensombrecimientos de los intereses, y así crear en la doctrina social, los modelos sustanciales para una colaboración política, sobre todo para la superación de esta división social, antisocial, que por desgracia existe. Queremos trabajar en este sentido. No se si la palabra "teología de la liberación", que se puede también interpretar muy bien, nos ayudaría mucho. Es importante la común racionalidad a la cual la Iglesia ofrece una aportación fundamental y debe siempre ayudar en la educación de las conciencias, tanto para la vida pública, como para la vida privada.

--P. Lombardi: La cuarta pregunta la hace una de nuestras "decanas" de estos viajes, pero siempre joven, Paloma Paloma Gómez Borrero, que representa también a España en este viaje, que naturalmente tiene un gran interés para los españoles.

Santidad, miramos a Cuba. Todos recordamos las famosas palabras de Juan Pablo II: "Que Cuba se abra al mundo y que el mundo se abra a Cuba". Han pasado 14 años, pero parece que estas palabras sean todavía actuales. Como usted sabe, durante la espera de su viaje, muchas voces de opositores y de defensores de los derechos humanos se han hecho oir. Santidad, ¿piensa retomar el mensaje de Juan Pablo II, pensando tanto en la situación interna de Cuba como en la internacional?

--Santo Padre: Como ya he dicho, me siento en absoluta continuidad con las palabras del santo padre Juan Pablo II, que son todavía actualísimas. Esta visita del papa inauguró un camino de colaboración y de diálogo constructivo; un camino que es largo y que exige paciencia, pero va adelante. Hoy es evidente que la ideología marxista como estaba concebida, no responde ya a la relidad: así no se puede ya responder y construir una sociedad; deben encontrarse nuevos modelos, con paciencia y en modo constructivo. En este proceso, que exige paciencia pero también decisión, queremos ayudar en espíritu de diálogo, para evitar traumas y para ayudar en el camino hacia una sociedad fraterna y justa como la deseamos para todo el mundo y queremos colaborar en este sentido. Es obvio que la Iglesia esá siempre de la parte de la libertad: libertad de conciencia, libertad de religión. En tal sentido, contribuimos, contribuyen también los simples fieles en este camino adelante.

--P. Lombardi: Damos la palabra a un francés, porque hay también otros pueblos aquí que están presentes. Jean-Louis de La Vaissière es el corresponsal de France Press en Roma.
Santidad, tras la Conferencia de Aparecida se habla de "misión continental" de la Iglesia en América Latina; dentro de pocos meses será el Sínodo sobre la nueva evangelización y empezará el Año de la Fe. También en América Latina están los desafíos de la secularización, de las sectas. En Cuba, están las consecuencias de una larga propaganda del ateísmo, la religiosidad afrocubana está muy difundida. ¿Piensa que este viaje es una animación a la "nueva evangelización" y cuáles son los puntos en los que más piensa en esta perpectiva?

--Santo Padre: El periodo de la nueva evangelización empezó con el Concilio; esta era fundamentalmente la intención del papa Juan XXIII; fue muy subrayada por el papa Juan Pablo II y su necesidad, en un mundo que está en gran transformación, se hace cada vez más evidente. Necesidad en el sentido de que el Evangelio debe expresarse en modos nuevos; necesidad también en el otro sentido, de que el mundo necesita una palabra en la confusión, en la difiucltad de orientarse hoy. Hay una situación común en el mundo, la secularización, la ausencia de Dios, la dificultad de encontrar acceso, verlo como una realidad que concierne a mi vida. Y por otra parte están los contextos específicos; usted ha aludido a los de Cuba con el sincretimos afrocubano, con tantas otras dificultades, pero cada país tiene su situación cultural específica. Y por una parte debemos partir del problema común: cómo hoy, en este contexto de nuestra moderna racionalidad, podemos de nuevo redescubrir a Dios como la orientación fundamental de nuestra vida, la esperanza fundamental de nuestra vida, el fundamento de los valores que realmente construyen una sociedad, y cómo podemos tener en cuenta la especificidad de las situaciones diversas. El primero me parece muy importante: anunciar un Dios que responde a nuestra razón, porque vemos la racionalidad del cosmos, vemos que hay algo detrás, pero no vemos cómo es cercano este Dios, cómo me concierne y esta síntesis del Dios grande y majestuoso y del Dios pequeños que está cercano a mí, me orienta, me muestra los valores de mi vida es el núcleo de la evangelización. Por tanto un Cristianismo esencializado, donde se encuentra realmente el núcleo fundamental para vivir hoy con todos los problemas de nuestro tiempo. Y por otra parte, tener en cuenta la realidad concreta. En América Latina, en general, es muy importante que el Cristianismo no sea nunca tanto una cosa de la razón sino del corazón. La Virgen de Guadalupe es reconocida y amada por todos, porque comprenden que es una Madre para todos y está presente desde el inicio de esta nueva América Latina, tras la llegada de los europeos. E incluso en Cuba tenemos a la Virgen del Cobre, que toca los corazones y todos sabemos intuitivamente que es verdad, que esta Señora nos ayuda, que existe, nos ama y nos ayuda. Pero esta intuición del corazón debe conectarse con la racionalidad de la fe y con la profundidad de la fe que va más allá de la razón. Debemos tratar de no perder el corazón, sino conectar corazón y razón, de manera que cooperen, porque sólo así el hombre está completo y puede realmente ayudar y trabajar por un futuro mejor.





Ernesto William Rojas D.
Analisis y desarrollo



Arte Cristiano

Navegando he encontrado este blog: vivir el arte, desarrollado por Guadalupe Rodríguez Iglesias del IES Alejandría en Tordesillas. Tiene una recopilación muy interesante sobre historia y arte. Os cuelgo los enlaces al arte cristiano.

Arte paleocristiano y bizantino

Arte hispánico S- VIII- X

Arte románico

Arte Gótico

El arte hispanomusulmán. Arte mudéjar

El Renacimiento. El Quatrocentto

El Renacimiento. El Cinquecento

El arte del Renacimiento en España

El Arte Barroco. Arquitectura y escultura

La pintura barroca española





Ernesto William Rojas D.
Analisis y desarrollo


viernes, marzo 23, 2012

NOCTURNO



Gabriela Mistral

Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga
(conocida como: GABRIELA MISTRAL)

(Nace en: Vicuña - Chile en 1889
Muere en: Nueva York 1957)


NOCTURNO
Gabriela Mistral
¡Padre nuestro, que estás en los cielos!
¿Por qué te has olvidado de mí?
Te acordaste del fruto en febrero,
al llagarse su pulpa rubí.
¡Llevo abierto también mi costado,
y no quieres mirar hacia mí!
Te acordaste del negro racimo
y lo diste al lagar carmesí,
y aventaste las hojas del álamo
con tu aliento, en el aire sutil.
¡Y en el ancho lagar de la muerte
aún no quieres mi pecho oprimir!

Caminando, vi abrir las violetas;
el falerno del viento bebí.
y he bajado amarillos mis párpados
por no ver más enero ni abril.

Y he apretado la boca, anegada
de la estrofa que no he de exprimir.
¡Has querido la nube de otoño
y quieres volverte hacia mí!

Me vendió el que besó mi mejilla,
me negó por la túnica ruin.
Yo en mis versos el rostro con sangre,
como Tú sobre el paño, le di.
Y en mi noche del Huerto me han sido
Juan cobarde y el Angel hostil.

Ha venido el cansancio infinito
a clavarse en mis ojos, al fin;
el cansancio del día que muere,
y del alba que debe venir;
¡el cansancio del cielo de estaño
y el cansancio del cielo de añil!

Ahora suelto la mártir sandalia
y las trenzas, pidiendo dormir.
Y perdida en la noche, levanto
el clamor aprendido de tí:
¡Padre nuestro, que estás en los cielos!
¿Por qué te has olvidado de mí?
Gabriela Mistral
(1889-1957)

Biografía: Hija de Juan Jerónimo Godoy Villanueva, profesor, y Petronila Alcayaga Rojas, modista de ascendencia vasca. Gabriela Mistral nació en Vicuña, ciudad en la que hoy hay un museo dedicado a ella en la calle donde nació y que hoy lleva su nombre. A los diez días sus padres se la llevaron a La Unión (hoy Pisco Elqui), pero su "amado pueblo", como ella misma decía, era Montegrande, donde vivió de los tres a los nueve años, y donde pidió que le dieran sepultura.
Sus abuelos paternos, oriundos de la actual región de Antofagasta, fueron Gregorio Godoy e Isabel Villanueva; y los maternos, Francisco Alcayaga Barraza y Lucía Rojas Miranda. La Mistral tuvo una media hermana, que fue su primera maestra, Emelina Molina Alcayaga, y cuyo padre fue Rosendo Molina Rojas.
Aunque su padre abandonó el hogar cuando ella tenía aproximadamente tres años, Gabriela Mistral lo quiso y siempre lo defendió. Cuenta que "revolviendo papeles", encontró unos versos suyos, "muy bonitos". "Esos versos de mi padre, los primeros que leí, despertaron mi pasión poética", escribió.
De niña sufrió al parecer una violación que la marcó de por vida: "almacenó en su inconsciente todas las pruebas de que en cualquier momento el mundo, es decir el hombre, podía agredirla en forma salvaje".
A los 15 años se enamoró platónicamente de Alfredo Videla Pineda, hombre rico y hermoso, más de 20 años mayor que ella, con el que se carteó durante casi año y medio. Después conoció a Romelio Ureta, un funcionario de ferrocarriles. Éste sacó un dinero de la caja del ferrocarril donde trabajaba con el fin de ayudar a un amigo; como no lo pudo devolver, Ureta se suicidó. Más tarde -a raíz de su triunfo en los Juegos Florales con Sonetos de la muerte, versos que relacionaron con el suicida- nació el mito, que tuvo amplia difusión, del gran amor entre ambos.
En 1904 comienza a trabajar como profesora ayudante en la Escuela de la Compañía Baja en La Serena y empieza a mandar colaboraciones al diario serenense El Coquimbo. Al año siguiente continúa escribiendo en él y en La Voz de Elqui, de Vicuña.
Desde 1908 es maestra en la localidad de La Cantera y después en Los Cerrillos, camino a Ovalle. No estudió para maestra, ya que no tenía dinero para ello, pero posteriormente, en 1910, convalidó sus conocimientos ante la Escuela Normal N° 1 de Santiago y obtuvo el título oficial de Profesora de Estado, con lo que pudo ejercer la docencia en el nivel secundario. Este hecho le costó la rivalidad de sus colegas, ya que este título lo recibe mediante convalidación de sus conocimientos y experiencia, sin haber concurrido al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. Posteriormente su valía profesional quedó demostrada al ser contratada por el gobierno de México para asentar las bases de su nuevo sistema educacional, modelo que actualmente se mantiene vigente casi en su esencia, pues solo se le han hecho reformas para actualizarlo.
El 12 de diciembre de 1914 obtiene el primer premio en el concurso de literatura de los Juegos Florales organizados por la FECh en Santiago, por sus Sonetos de la Muerte.
Desde entonces utilizó el seudónimo literario Gabriela Mistral en casi todos sus escritos, en homenaje a dos de sus poetas favoritos, el italiano Gabriele D'Annunzio y el francés Frédéric Mistral. En el año 1917 Julio Molina Núñez y Juan Agustín Araya publican una de las más importantes antologías poéticas de Chile, Selva Lírica, donde Lucila Godoy aparece ya como una de las grandes poetisas chilenas. Esta publicación es una de las últimas en que utiliza su nombre verdadero.
Desempeñó el cargo de inspectora en el Liceo de Señoritas de La Serena. Además fue destacada educadora; visitó México, Estados Unidos y Europa estudiando las escuelas y métodos educativos de estos países. Fue profesora invitada en las universidades de Barnard, Middlebury y Puerto Rico.
El hecho de haber vivido desde Antofagasta, en el extremo norte, hasta el puerto de Punta Arenas en el extremo sur, donde dirigió su primer liceo y estimuló la vida de la ciudad, la marca para siempre. Su apego a Punta Arenas también se debió a su relación con Laura Rodig, que vivía en aquella ciudad. Pero la escritora de Elqui no soportaba bien el clima polar. Por eso, pidió un traslado, y en 1920 se mudó a Temuco, desde donde partió en ruta a Santiago en 1921. Durante su estancia en la Araucaníaconoció a un joven llamado Neftalí Reyes, quien posteriormente sería conocido mundialmente como Pablo Neruda.
Gabriela Mistral aspiraba a un nuevo desafío después de haber dirigido dos liceos de pésima calidad. Opositó y ganó el puesto prestigioso de directora del Liceo Nº 6 de Santiago, pero los profesores no la recibieron bien, reprochándole su falta de estudios profesionales.
Desolación, considerada su primera obra maestra, aparece en Nueva York en 1922 publicada por el Instituto de Las Españas, a iniciativa de su director Federico de Onís. La mayoría de los poemas que forman este libro los había escrito diez años atrás mientras residía en la localidad de Coquimbito.
El 23 de junio de ese año Gabriela Mistral zarpa hacia México en el vapor Orcoma acompañada de Laura Rodig, invitada por el entonces ministro de Educación José Vasconcelos. Allí permaneció casi dos años, trabajando con los intelectuales más destacados del mundo hispanoparlante en aquel entonces.
En 1923 se inaugura su estatua en México, se publica allí su libro Lectura para mujeres, aparece en Chile la segunda edición de Desolacióncon una tirada de 20.000 ejemplares y aparece en España la antología Las mejores poesías, con prólogo de Manuel de Montoliú.
Tras una gira por Estados Unidos y Europa, volvió a Chile, donde la situación política era tan tensa que se vio obligada a partir de nuevo, esta vez para servir en Europa como secretaria de una de las secciones de la Liga de Naciones en 1926; el mismo año ocupa la secretaría del Instituto de Cooperación Internacional, de la Sociedad de las Naciones, en Ginebra.
En 1924 publica en Madrid Ternura, libro en el que practica una novedosa "poesía escolar", renovando los géneros tradicionales de la poesía infantil (canciones de cuna, rondas, arrullos...) desde una poética austera y muy depurada. Petronila Alcayaga, su madre, murió en 1929, por lo cual le dedicó la primera parte de su libro Tala.
Su vida es, en adelante, una continuación de la errantía incansable que conoció en Chile, sin un puesto fijo en que utilizar su talento. Preferirá, entonces, vivir entre América y Europa. Así, viaja, por ejemplo, a la isla de Puerto Rico en 1931, como parte de un tour del Caribe y de América del Sur. Es en esta gira donde la nombra "Benemérita del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional" en Nicaragua el general Sandino, a quien había dado su apoyo en numerosos escritos. Además dio discursos en la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras, en Santo Domingo, en Cuba, y en todos los demás países de la América Central.
A partir de 1933, y durante un periodo de veinte años, trabajó como cónsul de su país en ciudades de Europa y América. Su poesía ha sido traducida al inglés, francés, italiano, alemán y sueco, resultando muy influyente en la obra creativa de muchos escritores latinoamericanos posteriores, como Pablo Neruda y Octavio Paz. Sus diversos poemas escritos para los niños se recitan y cantan en muy diversos países en la actualidad.
La noticia de que había ganado el Nobel la recibió en 1945 en Petrópolis, la ciudad brasileña donde desempeñaba la labor de cónsul desde 1941 y donde se había suicidado Yin Yin  (Juan Miguel Godoy Mendoza) a los 18 años, su sobrino según se decía, hijo de un hermanastro y al que, con su amiga y confidente Palma Guillén, había adoptado y con el que vivía por los menos desde que éste tenía cuatro años.
A finales de 1945 regresó a Estados Unidos por cuarta vez, esta vez como cónsul en Los Ángeles y, con el dinero ganado con el premio, se compró una casa en Santa Bárbara. Será allí donde al año siguiente escribiría gran parte de Lagar I, en muchos de cuyos poemas se observa la huella de la segunda guerra mundial, y que será publicado en Chile en 1954. En 1946, conoció a Doris Dana, una escritora estadounidense con quien estableció una controvertida relación y de quien no se separaría hasta su muerte.
Gabriela Mistral fue nombrada cónsul en Nueva York en 1953, cargo que consiguió para estar junto a la escritora y bachiller norteamericana Doris Dana, a quien había conocido en 1946 y quien, para muchos, fue su amante, receptora, portavoz y albacea oficial.
La correspondencia entre Dana y Mistral revela aparentemente el establecimiento de una sólida relación interpretada por muchos como homosexual entre ambas, cosa que Dana negó hasta el final de sus días.
Testimonio de la pasión entre Mistral y Dana es la correspondencia entre ambas, que publicó en Chile la editorial Lumen en 2009 bajo el título de Niña errante, con transcripción, prólogo y notas de Pedro Pablo Zegers, conservador del Archivo del Escritor, de la Biblioteca Nacional. "Doris, yo estoy en Estados Unidos por ti", le dice en una carta. "Soy tuya en todos los lugares del mundo y del cielo", le escribe. Y antes: "Tal vez fue locura muy grande entrar en esta pasión".
En 1953, Gabriela Mistral fue recibida con honores tras la invitación del gobierno de Chile encabezado porCarlos Ibáñez del Campo. En esa ocasión la acompañó Doris Dana, a quien la prensa nacional identificaba como la secretaria de Mistral, y que pisaba tierra chilena por primera y última vez.
Gabriela Mistral fue recibida con un arco de triunfo, escolares destacados de diferentes colegios y las autoridades de la región, además se la honró con el título de Honoris Causa por la Universidad de Chile.
Posteriormente volvió a EE UU., "país sin nombre", según ella. Para Gabriela Mistral, la ciudad de Nueva York era demasiado fría; ella hubiera preferido vivir en Florida o Nueva Orleans (había vendido su propiedad en California), y así se lo dijo a Doris, a quien le propuso comprar una casa a nombre de las dos en alguno de esos lugares, pero al final terminó acomodándose en Long Island, en la mansión de la familia de Dana y se instaló en las afueras de la megalópolis: "Pero si tú no quieres dejar tu casa, cómprame, repito, un calentador y quedamos aquí", le escribe en 1954.
Doris Dana en esa época, consciente de que la existencia de Gabriela Mistral era finita, comenzó un minucioso registro de cada conversación que tenía con la poetisa. Además, acumuló un total de 250 cartas y miles de ensayos literarios, que hoy constituyen el más importante legado mistraliano y que fue donado por su sobrina Doris Atkinson después de su muerte, acaecida en noviembre de 2006.
Mistral tenía diabetes y problemas de corazón; finalmente murió en el Hospital de Hempstead, Nueva York, a causa de un cáncer de páncreas, el 10 de enero de 1957, a la edad de 67 años, estando Doris Dana presente.
Doris Dana permaneció como albacea de la obra de Mistral y evitó enviarla a Chile hasta que no se reconociera a la poetisa como correspondía a su estatura mundial. Incluso llegó a extendérsele una invitación de parte del gobierno del Presidente Ricardo Lagos Escobar, cosa que ella gentilmente declinó.
En su testamento, Mistral estipuló que el dinero producido por la venta de sus libros en América del Sur debía destinarse a los niños pobres de Montegrande, donde pasó sus mejores años de infancia, y el de la venta en otras partes del mundo a Doris Dana y Palma Guillén, quien renunció a esa herencia en beneficio de los niños pobres de Chile. Esta petición de la poetisa no se había podido realizar debido a un decreto (Decreto nº 2160) que derivaba los fondos a editoriales e intelectuales. Este decreto fue derogado y actualmente los ingresos producto de su obra llegan a los niños de Montegrande en el valle del Elqui.
La sobrina de Doris Dana, Doris Atkinson donó finalmente al Gobierno chileno el legado literario de Mistral, más de 40.000 documentos, custodiados actualmente en los archivos de la Biblioteca Nacional de Chile, incluidas las 250 cartas escogidas por Zegers para su publicación.
Sus restos llegaron a Chile el 19 de enero de 1957 y fueron velados en la casa central de la Universidad de Chile, para después ser sepultados en Montegrande, como era su deseo. Una vez dijo que le gustaría que bautizaran un cerro de Montegrande en su honor; lo consiguió póstumamente: el 7 de abril de 1991, en el que sería su 102 cumpleaños, el cerro Fraile pasó a llamarse Gabriela Mistral.
La imagen de Gabriela Mistral aparece en el billete de 5.000 pesos chilenos. En septiembre de 2009 se puso en circulación un nuevo billete de 5000 pesos con una imagen más agradable de la Mistral.10
Una universidad privada (una de las primeras) lleva también su nombre, la Universidad Gabriela Mistral.
El 15 de noviembre de 2005, Gabriela Mistral recibió un homenaje en el Metro de Santiago, en conmemoración de los sesenta años de su recepción del Premio Nobel. Se le dedicó un tren boa tapizado con fotografías de la poetisa.
Prácticamente todas la ciudades importantes de Chile poseen una calle, plaza o avenida bautizada en honor a ella con su nombre literario.
En diciembre de 2007 llega a Chile gran parte del material retenido en Estados Unidos por su primera albacea, Doris Dana. Lo recibió la ministra de cultura chilena Paulina Urrutia, junto a Doris Atkinson, la nueva albacea. El trabajo de recopilación, transcripción y clasificación ha sido hecho por el humanista chileno Luís Vargas Saavedra que, al mismo tiempo, ha preparado una edición del trabajo llamada "Almácigo". 
El 10 de diciembre de 1945 recibió el Premio Nobel de Literatura de manos del Rey Gustavo V de Suecia. Con este galardón se convirtió en el primer literato latinoamericano en recibir el Nobel. En la ceremonia de entrega del galardón se la llamó "reina de la literatura latinoamericana".
En 1947 recibió el Doctorado Honoris Causa del Mills College of Oakland, California.
Entre los muchos doctorados honoris causa que ella recibió, destacan los de la Universidad de Guatemala, la Universidad de California (Los Ángeles) y la Universidad de Florencia (Italia), por nombrar algunos. En 1954, la Universidad de Chile finalmente decidió ofrecerle también tal honor.




Ernesto William Rojas D.
Analisis y desarrollo


Gracias por ser parte de mí



 
Yo quiero, en este momento donde hago
el balance de mi existencia,
 poder mirar dentro de mi corazón...
y en él atesorar, como regalos de
 la vida, los nombres de mis amigos.
 Los que viven lejos y los que viven cerca...
los antiguos y los más recientes...
los que veo todos los días y los que raras veces veo...
Los que siempre recuerdo y los que a veces olvido...
los de las horas difíciles y los de las horas felices...
los que sin querer herí
y los que sin querer me hirieron...
  Aquellos que conozco profundamente
y aquellos que poco conozco...
mis amigos humildes y mis amigos importantes...
los que me enseñaron
y los que tal vez un poquito aprendieron de mi...
 Quiero enraizar en forma profunda los nombres de mis amigos para que nunca sean arrancados de mi corazón,
y poder agregar nuevos nombres,
que venidos de todas partes se junten con los existentes.
Que nuestra amistad sea un momento de reposo
en la lucha diaria de la vida.
Quiero que el espíritu de este momento de reflexión haga...
de cada deseo una flor, de cada lágrima una sonrisa,
de cada dolor una estrella,
y de cada corazón una dulce morada.
Gracias por ser parte de mi vida...
 Gracias por permitirme ser parte de la tuya.

desconozco autor





Ernesto William Rojas D.
Analisis y desarrollo


Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver