miércoles, marzo 28, 2012

Sobre errores en los Sacramentos

Dice el Padre Eddie:


En días pasados recibí dos emails de personas muy apreciadas, hermanos muy queridos y que yo se tienen cierto compromiso en la Iglesia Católica, o sea, son Laicos comprometidos, me asombro que uno de ellos de México confundía un poco lo del Sacramento de la Unción y que el otro de Panamá estaba dudando con el Sacramento de la Penitencia, ello me preocupo, claro les explique, pero quede con la mortificación de hasta donde el pueblo católico dominaba esto, es por ello, que sin profundizar en los 7 Sacramentos porque es algo muy largo, voy a tocar algunos detalles de ellos, según la opinión de la Iglesia, espero que esto aclare dudas.

Cierto día estaba yo en la Catedral San Felipe Nery de los Teques Estado Miranda Venezuela y había una celebración Eucarística muy importante, un Presbítero amigo llego tarde y por tanto fue muy notorio, Monseñor Mario Moronta que en ese tiempo era el Obispo de la Diócesis de Los Teques cuando lo vio subir al Presbiterio le dijo Padre por una llega y por otra se va, luego comento no muy calladamente, mis Presbíteros tienen que oler a Sacerdotes y nada de zapatos de goma y mis Diáconos Permanentes tienen que oler a hombres casados, los Seminaristas que piensan ser Sacerdotes deben de tener recato en el vestir, esto se refería al  Presbítero que llego tarde y estaba calzado con zapatos de goma y a Monseñor le molesto grandemente. Lógico lo que voy a explicar de los sacramentos es también una aclaratoria obligada ya que la ignorancia en nuestro pueblo católico es muy grande, y con esto solo quiero hacer un enlace, para que se vea, que esta es una Iglesia disciplinada, organizada, jerarquizada y seria.

En la Iglesia existen tres ordenes, el Orden de los Obispos, el Orden de los Presbíteros y el Orden de los Diáconos, quiere decir que cuando hablamos de Diáconos existen de dos clases los Transitorios que están de paso y son los Seminaristas que pronto serán ordenados Presbíteros y los Permanentes que como la palabra lo indica, permanecen en esa situación ya que son casados y no pueden optar a otro grado. Ahora bien un Obispo fue Diacono y luego Sacerdote así como todo Sacerdote fue Diacono, cada uno de estos, Obispos, Sacerdotes o Presbíteros y Diáconos, tienen su responsabilidad determinada, y sin dejar de ser hombres mundanos que cometen errores, representan en un momento determinado a Cristo Jesús, quien entra en ellos y no se confunde con su miseria humana ni se mezcla con sus pecados.

El Sacramento del Bautismo lo puede realizar cualquiera de ellos, Obispo, Sacerdote o Diacono e incluso cuando se trata de un bautismo de emergencia lo puede realizar un laico cualquiera, para que luego sea completado en la parroquia, cuando digo lo puede realizar es porque el laico con un mínimo de agua limpia invocando la Santísima Trinidad puede representar a un ministro.

Aclaratoria supongamos que una criatura es bautizada por el Santo Padre o por un Diacono, el que bautiza es Jesús, estos son canales y no vale mas o menos porque sea El Santo Padre o el Diacono.

El Sacramento de la Penitencia, Confesión o Reconciliación, solo puede ser realizado por un Sacerdote o un Obispo, lo digo así para que me entiendan, el Diacono no puede , no le esta permitido y si lo hace no vale y debe ser sancionado.

Aclaratoria un Sacerdote vive en pecado y esta muy manchado por el mismo, si te confiesa, la gracia de Cristo pasa por el aunque el canal este podrido, es un gran misterio verdad.

El Sacramento de la Eucaristía, implica la consagración, no el dar la comunión, que quede claro, solo el Sacerdote y lógico el Obispo pueden Consagrar, o sea la transubstanciación, el pan se convierte en el cuerpo de Jesús y el Vino en la sangre del Señor.

Aclaratoria, las formas que se utilizan para la Consagración no deben ser cualquier tipo de solido y además esas formas quedan consagradas luego de las palabras que pronuncia el Sacerdote.

El Sacramento de la Confirmación es potestad solo del Señor Obispo, sin embargo, este puede delegar en un Presbítero, pero tiene que hacerlo así, el Presbítero no debe imponerse, sino que debe esperar la delegación.

Aclaratoria, este Sacramento implica a su vez la madurez del Bautismo y solo utiliza uno de los tres óleos.

El Sacramento del Matrimonio puede ser realizado por el Obispo, el Presbítero y el Diacono, igual que en el Bautismo, es Jesús quien se hace presente para realizar el Sacramento utilizando los instrumentos que somos nosotros, por lo tanto vale igual lo realice un Obispo, un Sacerdote o un Diacono. Cuando se realiza fuera de la jurisdicción parroquial sin el visto bueno del párroco de la comunidad puede ser anulado.

Aclaratoria el Sacramento del Matrimonio no se puede dar a personas que una vez fueron casadas por la Iglesia y que su conjugue, vive todavía, pero si se puede anular, después de un estudio profundo realizado por el Magisterio de la Iglesia, ello implica a veces un proceso largo. No es lo mismo que una pareja se una en Santo Matrimonio Eclesiástico que en Matrimonio Civil son cosas completamente diferentes.

El Sacramento del Orden nace con el Diacono, luego el Presbítero y finalmente el Obispo, no como algunos pretender hacer creer por un celo muy mal llevado que solo implica a los Presbíteros, a este Sacramento pertenecen los Diáconos, los Presbíteros y los Obispos.

Aclaratoria a todos los individuos que se van a marcar con este Sacramento para siempre hay que estudiarlos con profundidad y su preparación lleva tiempo, este Orden de la Iglesia Diáconos, Presbíteros y Obispos, es lo que representa la Jerarquía de la misma, las Religiosas no están en esa Jerarquía.

El Sacramento de la Unción, solo puede ejercido por los Sacerdotes y los Obispos, y el Oleo que se utiliza es el Oleo de los Enfermos, jamas debe hacerlo un  Diacono y mucho menos un Laico, esto responde una pregunta que me hicieron.

Aclaratoria este Sacramento es de Sanación y perdona todos los pecados.

He querido hacer esta exposición porque hay tanta confusión e ignorancia y es por ello que insisto en la Evangelización que le abre las puertas a la Catequesis, no al revés.

Cada grado tiene su grandeza y es por ello que los Presbíteros deben dejar a los Diáconos realizar su tarea sin hostigarlos y los Diáconos no deben suspirar por querer ser Presbíteros.

La riqueza de los Obispos consiste en que representan al Santo Padre
La riqueza de los Presbíteros consiste en que sin ellos no hay Jesús
La riqueza de los Diáconos consiste en su esposa.



EL QUE NO VIVE PARA SERVIR
NO SIRVE PARA VIVIR
MATEO 20 : 28
NO VINE A SER SERVIDO SINO A SERVIR
Autor: Eddie De Pasquali





Ernesto William Rojas D.
Analisis y desarrollo



Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver