viernes, marzo 23, 2012

Gracias por ser parte de mí



 
Yo quiero, en este momento donde hago
el balance de mi existencia,
 poder mirar dentro de mi corazón...
y en él atesorar, como regalos de
 la vida, los nombres de mis amigos.
 Los que viven lejos y los que viven cerca...
los antiguos y los más recientes...
los que veo todos los días y los que raras veces veo...
Los que siempre recuerdo y los que a veces olvido...
los de las horas difíciles y los de las horas felices...
los que sin querer herí
y los que sin querer me hirieron...
  Aquellos que conozco profundamente
y aquellos que poco conozco...
mis amigos humildes y mis amigos importantes...
los que me enseñaron
y los que tal vez un poquito aprendieron de mi...
 Quiero enraizar en forma profunda los nombres de mis amigos para que nunca sean arrancados de mi corazón,
y poder agregar nuevos nombres,
que venidos de todas partes se junten con los existentes.
Que nuestra amistad sea un momento de reposo
en la lucha diaria de la vida.
Quiero que el espíritu de este momento de reflexión haga...
de cada deseo una flor, de cada lágrima una sonrisa,
de cada dolor una estrella,
y de cada corazón una dulce morada.
Gracias por ser parte de mi vida...
 Gracias por permitirme ser parte de la tuya.

desconozco autor





Ernesto William Rojas D.
Analisis y desarrollo


Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver