lunes, julio 28, 2008

Mensajes desde Medjugorje de julio de 2008


Verano en Medjugorje, y la Virgen habla a las multitudes que acuden allí en medio de sus vacaciones del verano europeo. El hecho de que ella refleje ese hecho en su mensaje nos debe hacer reflexionar sobre la cercanía de nuestra Madre. Ella mira todo, absolutamente todo lo que nos ocurre. Muchas veces pensamos que Ella está lejos, en el Cielo, ajena a los detalles de nuestra vida. ¿Cómo una Madre podría dejar solos a sus hijos? Ella mira nuestras preocupaciones pequeñas, o nuestras alegrías, nuestras esperanzas, pedidos, todo. La Madre de Dios, ni más ni menos, está atenta a nuestro día, y a nuestra noche también, a cada instante. María, Reina del Cielo, y de la tierra, está en esta tierra con su mensaje de conversión, de amor a Dios.


Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de julio de 2008

¡Queridos hijos! En este tiempo en el que piensan en el descanso del cuerpo, los invito a la conversión. Oren y trabajen para que su corazón anhele a Dios creador que es el verdadero reposo de su alma y de su cuerpo. Que Él les revele Su rostro y les dé Su Paz. Estoy con ustedes e intercedo ante Dios por cada uno de ustedes. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Mensaje dado a la vidente Mirjana el 2 de Julio 2008

"Queridos hijos, es con amor maternal que deseo alentarlos a amar a vuestro prójimo. Que mi Hijo sea la fuente de ese amor. Él, que podría haber hecho todo por la fuerza, eligió el amor y les dio el ejemplo. También hoy, a través mío, Dios les manifiesta una inmensa bondad y ustedes, hijitos, están obligados a responder. Compórtense hacia las almas que encuentran con igual bondad y generosidad. Que vuestro amor los convierta. Así mi Hijo y Su Amor resucitarán en ustedes. Gracias."

La Santísima Virgen agregó: Vuestros pastores deben estar en vuestros corazones y en vuestras oraciones


Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver