jueves, enero 17, 2008

Mensajes de Jesus Misericordioso en la Argentina

Mensajes de Jesus Misericordioso en la Argentina


INDICE

·         QUERIDO LECTOR

·         ¿CUÁNTO TIEMPO MÁS DEBO ESPERAR?

·         ESTA HUMANIDAD NECESITA APÓSTOLES

·         NO OLVIDÉIS QUE MUCHO ESPERO DE VOSOTROS

·         HAY LUGAR PARA VOSOTROS EN LA CASA DE MI PADRE

·         AMOR Y MÁS AMOR QUIERO QUE DÉIS

·         VOLVED AL CAMINO RECTO PRONTO

·         YO DOY MIS MENSAJES CON EL SILENCIO

·         LA HUMANIDAD ENTERA HA ELEGIDO UN CAMINO QUE LA ALEJA DE MÍ

·         NO DESCANSA LA FUERZA DEL ENEMIGO

·         EL QUE OYE DEBE HABLAR, Y HABLAR CON SU VIDA

·         NO OS IMPORTE LO QUE EL MUNDO OPINE DE VOSOTROS

·         EL SILENCIO DEL MAESTRO

·         DAD A CONOCER MIS PALABRAS AL MUNDO ENTERO

·         EJERCITAD LAS VIRTUDES

·         LAS FUERZAS INFERNALES PREPARAN UN ATAQUE

·         NECESITÁIS CONSUELO: YO OS LO DARÉ

·         UN DEMONIO AGITADOR RECORRE EL MUNDO

·         LOS PECADOS NO CONFESADOS AFEAN EL ALMA

·         EL AGITADOR CONTINÚA SU TAREA CON ÉXITO

·         LA DECISIÓN ESTÁ EN VUESTRAS MANOS

·         AGREGAD A VUESTRA VIDA GESTOS DE AMOR POR MÍ

·         NO ABRÁIS VUESTRO CORAZÓN CON FACILIDAD A CUALQUIERA

·         CUMPLID Y ENCONTRARÉIS LA PUERTA QUE ABRE MI CORAZÓN

·         ELEGID VOSOTROS A QUIÉN SERVÍS

·         PUSE EN MI SANTUARIO UN ÁNGEL ESPECIAL

·         SÓLO CON UN CORAZÓN LIMPIO PODRÉIS OÌR LA VOZ DE VUESTRO DIOS...

·         NO CREÁIS QUE LO PROMETIDO NO SE CUMPLIRÁ

·         ¡DAD GLORIA A DIOS CON VUESTRA VIDA!

·         ES MI DESEO QUE SE DEN A CONOCER
MIS ÚLTIMOS MENSAJES



 

Querido lector:
La presente es una recopilación de los últimos mensajes recibidos por un alma que ha sido beneficiada por Nuestro Señor Jesucristo con el inapreciable don de escuchar, cuando Él así lo dispone, su voz y sus enseñanzas. Los mensajes le son dictados durante la oración, en presencia de numerosos testigos que lo acompañan desde hace años. Se los graba en el momento en que el vidente los repite y luego son publicados de esta manera, para su difusión. Es evidente que, si Dios habla, todos tienen derecho a saber lo que dice. La actitud posterior a la lectura corresponde al uso de la libertad personal de cada uno, de lo cual daremos cuenta ante el Creador el día de nuestro juicio personal. Estos mensajes no han sido objetados de ninguna manera por la Jerarquía Eclesiástica, resistente siempre a estas manifestaciones, y su contenido es enviado personalmente a los Obispos argentinos cada vez que se publican, sin haber recibido hasta la fecha correcciones respecto de su contenido. Para un mejor entendimiento, los hemos ordenado por fecha y colocado un título orientativo a cada uno, siempre extraído del mismo mensaje. Acompañan a estos las citas bíblicas de las lecturas realizadas por el vidente al finalizar cada velada de oración, escogiendo los textos en el momento, abriendo al azar la Palabra de Dios. En cada ocasión, las palabras de la escritura corroboran o complementan la enseñanza propia de cada mensaje, lo cual no deja de ser un signo más de seguridad sobre su contenido.
Para nosotros es un tesoro que no podemos guardar para nuestro uso personal ni para lucrar con él. Por eso lo compartimos esperando que, como en nuestro caso, lo que el Señor dice llegue a lo profundo del corazón y opere un cambio para bien en la vida de los que leen.


 


 

¿CUÁNTO TIEMPO MÁS
DEBO ESPERAR...?

4 de mayo de 2001 (Primer Viernes de mes).
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
¿Acaso no es verdad que sentís temor de la opinión de aquellos que os rodean acerca de vuestra forma de vestir, de caminar, hablar, e infinidad de veces ocultáis vuestras opiniones por miedo a ser despreciados? ¿Y no pensáis, sin embargo, que vuestro Señor ve vuestra alma y vuestro interior con todos sus verdaderos defectos, continuamente, y el poco esfuerzo que hacéis por cambiar y que aún aquello que engaña al mundo entero nunca podrá engañar la mirada de vuestro Dios? ¿Y aun así, no os habéis decidido a cambiar? ¿Cuánto tiempo más debo esperar el comienzo de vuestra conversión? Acortad el tiempo, iniciad ya el camino hacia Mí, pues no es mucho lo que queda. Tened paz. Si deseáis estar conmigo, Yo os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Si en realidad sois de los míos, haced lo que os mando.

Efesios, Cap. 6, Vers. 10 al 17.




 

20 de julio de 2001.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey. Esta humanidad necesita apóstoles, más y mejores apóstoles que los guíen hacia Mí, que les enseñen la verdad, que los protejan de las acechanzas del Maligno. La humanidad clama por apóstoles, pues ellos, trabajando como mis enviados, salvarán muchas almas. ¿Y dónde están, pues? ¿Dónde están mis apóstoles? ¿En qué ocupan su tiempo? ¿En qué gastan su vida? ¿En qué piensan mis apóstoles cuando esta humanidad los necesita? Yo os he llamado, yo os he instruido y formado y todo lo que sois me lo debéis a Mí. Debéis cumplir ahora con vuestra misión.
Seguid a vuestro guía, mi elegido, y alcanzaréis la meta final, pues ser apóstoles del Señor es vuestro destino: no lo olvidéis. Paz.
Yo os bendigo, recibid la fuerza que viene de lo alto, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Los tesoros más preciados perdidos en lucha con el enemigo pueden recuperarse con valor, voluntad y sacrificio. Paz.

San Lucas, Cap. 9, Vers. 57 al 62.

 


 

5 de octubre de 2001.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
No desacostumbréis vuestros oídos a recibir mi Voz, pues mucho tengo aún para daros, si os hacéis dignos.
¡Qué mayor alegría para un Padre que recibir al hijo perdido que retorna! ¡Cuán grande es esa alegría cuando a la vez de retornar lo hace arrepentido y pidiendo perdón, humillado! ¿Cómo resistir el poder de ese amor que se derrama desde su corazón hacia ese hijo caído? Esa es, pues, mi misericordia: ¡Volved siempre a mí! no interesa cuán lejos hayáis llegado en el camino del pecado o del mal. ¡Volved a mí! ¡Retornad a mí! ¡Arrepentíos, pedid perdón, y Yo os recibiré!
Injusto es, pues, el hombre cuando vive lejos de su Dios. Injusta y miserable es su vida cuando traza sus planes humanamente, lejos de mis caminos. No transforméis vosotros vuestra vida en una vida injusta, sin mi bendición.
Tened paz. Yo os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén). No olvidéis que mucho espero de vosotros y os lo haré saber. Paz
.

Primera Carta de San Juan, Cap. 2, Vers. 24 al 29.

 


 

21 de diciembre de 2001.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
¿Por qué abandonáis tan pronto el camino difícil y espinoso de la conversión para correr libremente por el amplio camino del pecado?
Que no disminuya vuestro fervor, que no decaiga vuestra voluntad por seguirme, pues sólo siguiéndome llegaréis a buen fin y hallaréis vuestro lugar en la Patria Celestial. Si no fuese así, os lo diría; pero hay lugar para vosotros en la Casa de mi Padre si hacéis cuanto os mando: aún es tiempo.
Deseáis con fervor mi bendición y mis palabras: haced entonces de manera tal que con vuestra vida logréis agradarme, y la obtendréis.
Yo os bendigo, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén). Despejad dudas y prejuicios: es tiempo de creer y actuar. Paz.

Romanos, Cap. 12, Vers. 1 al 2.



AMOR Y MÁS AMOR QUIERO QUE DÉIS...

25 de enero de 2002.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Sabed que el tiempo de la Misericordia se ha acortado debido a la gran desobediencia de la Humanidad y la cantidad de pecados que inundan el mundo entero clamando Justicia a mis manos.
Poned vosotros el debido límite a la acción del mal con vuestros actos de cada día: amor en las relaciones con otros, amor en el trato, amor en las respuestas, amor en el trabajo... Amor... Amor y más amor hace falta de vosotros. ¡Debéis darlo! Que vuestra alma no se adormezca y vuestra voluntad quede encallecida. Amor y más amor quiero que déis, porque Yo soy el Dios del Amor, no como lo entiende el mundo, sino como Yo mismo lo he enseñado con mi vida.
Tened paz. Abrid vuestros corazones y vuestras almas a mi bendición y que ella descienda sobre vosotros en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Recordad que todo aquello a lo que vosotros teméis es nada ante mis ojos si confiáis en mí. Paz.

San Marcos, Cap. 7, Vers. 14 al 23.



VOLVED AL CAMINO RECTO PRONTO

15 de marzo de 2002.
La paz sea con vosotros, ovejas de mi grey.
¿Por qué demostráis tanto interés en oír mi voz y no os proponéis cumplir lo que os mando con el mismo esfuerzo de voluntad? ¿Por qué en el momento de estar alerta habéis fallado tantas veces? ¿Porqué cuando esperaba una conducta ejemplar me habéis traicionado? Las respuestas están en vosotros mismos.
Yo os he dado un guía apreciado en el Cielo, temido en el Infierno. Si lo respetáis y seguís... si supiérais dónde él os lleva, de rodillas me pediríais oportunidad para seguirlo, cueste lo que cueste. Mas Yo os lo presenté fácil, Yo mismo os he entregado a quien debe guiaros... pero no puedo obligaros a que lo sigáis.
Recordad que nada escapa de mis manos y que todo está regido por mi Santa Voluntad. Volved al camino recto pronto y no busquéis que sea fácil entrar en el Reino, pues bien sabéis que la puerta es estrecha y el sendero angosto.
Dejad de una vez a aquellos que van por el ancho camino de la perdición y ocupad vuestro tiempo en hacerlos cambiar de senda, si comprenden mis palabras y se arrepienten.
Tened paz. Aún en plena noche veréis la luz si estáis junto a mí.
Yo os bendigo, recibid paz y fortaleza en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (“Amén”).
Responded a mi llamada y los frutos serán abundantes. Paz.

San Lucas, Cap. 21, Vers. 34 al 37.




3 de mayo de 2002 (Primer Viernes de mes).
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Cuando mis palabras no son suficientes, Yo doy mis mensajes con el silencio.
Y sabed que el silencio de Dios es más elocuente que todas las palabras dichas por los hombres. El que pueda entender que entienda. Paz.

Gálatas, Cap. 1, Vers. 6 al 9.



LA HUMANIDAD ENTERA HA ELEGIDO
UN CAMINO QUE LA ALEJA DE
 

5 de julio de 2002 (Primer Viernes de mes)

La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
La humanidad entera ha elegido un camino que la aleja de mí, y el dolor de esta vida en pecado abre grandes surcos en las almas. Mas estos surcos pueden aún dar vida si vosotros arrojáis en ellos la buena semilla de mi Palabra y la regáis con vuestro sacrificio y cuidado, protegiéndola con vuestro ejemplo como verdaderos guardianes de fe. Así, mi misericordia trabaja aún en los peores momentos y saca frutos abundantes y duraderos de las peores circunstancias: sólo es necesario que confiéis en mí y que avancéis sin temor. Nada os puede dañar si yo estoy con vosotros. Limpiad vuestros corazones de toda maldad y Yo habitaré en ellos.
Tened paz. Recibid la bendición de vuestro Señor que os ama y acompaña, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
No dejéis que vuestros pecados abrumen vuestra vida. Luchad por vuestra conversión y llegaréis a la santidad. Paz.



NO DESCANSA
LA FUERZA
DEL
ENEMIGO

9 de agosto de 2002 (Primer Viernes de mes).
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Mirad que no descansa la fuerza del enemigo que os combate día y noche.
Mirad que no se toma respiro en su empeño por alejaros de mí por el hecho de que os he elegido para formar parte de mi Obra. Permaneced siempre alertas, armas en mano, ceñidos para la lucha. Os prevengo, porque muchos de vosotros no tenéis vuestro corazón totalmente limpio y guardáis en él temores innecesarios. Dejad, pues, que Yo os guíe. Apartad las dudas, limpiad vuestras almas y míos seréis, vuestro temor desaparecerá y Yo os guiaré. Por esto os he hablado. Recordadlo: no todos estáis limpios.
Recibid mi bendición y mi paz. Sentid en vosotros el poder de mi mano en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Todo cuanto tenga que hacer, lo haré, mas vosotros haced vuestra parte. Paz.

San Marcos, Cap. 1, Vers. 1 al 5.

 



EL QUE OYE DEBE HABLAR,
Y HABLAR CON SU VIDA

20 de septiembre de 2002.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Tened por seguro que mis mensajes frente a vosotros no son un justo premio por vuestra exuberancia espiritual, sino un llamado de atención, un llamado a la conversión y al cambio, hecho por Misericordia. No sois, pues, vosotros mejores que otros para oír mi voz, pero sí tenéis mayor obligación que aquellos, pues el que oye debe hablar, y hablar con su vida.
No os creáis mayores ni mejores que nadie ni os sentéis en aquellos lugares que están destinados a quienes solamente Yo indicaré. Contentáos con cumplir cada día con vuestro deber y hallar vuestra felicidad en la obediencia. Así ganaréis la batalla por la salvación de las almas que ya se está librando, pues estos son los Últimos Tiempos de que tanto se ha hablado y han llegado hoy a ustedes; no permanezcáis dormidos.
Tened paz. Yo os bendigo desde mi Santuario en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Que esta bendición alcance a todo el que reciba este mensaje. Paz.

San Marcos, Cap. 6, Vers. 6 al 13.




NO OS IMPORTE LO QUE EL MUNDO
OPINE DE VOSOTROS

29 de noviembre de 2002.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Equivocados están todos aquellos que creen que lo peor de vuestras tribulaciones ha pasado. No os durmáis en la tranquilidad de haber alcanzado una meta, pues lo que os espera aún no ha comenzado y lo peor no ha tenido aún su prólogo. Fortaleced vuestro espíritu con las armas que os he dado y luchad por vuestra conversión. Aún muchos vendrán, aún muchos se perderán. Sólo lo que esté firmemente arraigado a mí no será destrozado por la tormenta que se avecina. No os confiéis demasiado. Velad, orad y esperad en mí. Agradeced por cada Eucaristía, agradeced por cada momento de oración, porque llegará la hora, ya está a las puertas, en que nada de esto será fácil de realizar. Mantened el espíritu alto, ferviente. No os importe lo que el mundo opine de vosotros. Buscad complacer a vuestro Señor y os protegeré siempre. Y alejad de vuestros corazones el fariseísmo mortal que os hunde en la tibieza.
Tened paz. Yo os bendigo a cada uno según vuestras capacidades de recibir esta paz, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén). Que el que esté preparado no desfallezca. El que aún no está listo, apure la marcha o quedará fuera. Paz.

Hechos de los Apóstoles, Cap. 8, Vers. 26 al 40.



EL SILENCIO DEL MAESTRO

 

3 de enero de 2003 (Primer Viernes de mes).
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Desde que habéis elegido seguirme sois mis discípulos y Yo vuestro Maestro; pero preguntáos hoy: ¿a qué se debe, pues, el silencio del Maestro? ¿Por qué son tan espaciadas ya sus enseñanzas? Y la respuesta está en vosotros.
¿Cómo avanzará vuestro Maestro en sus enseñanzas, si aún no habéis practicado lo que primero os expliqué? Estoy pues esperándoos, viendo vuestros progresos. ¿Por qué adelantar si aún os falta camino por recorrer? Si me anticipase, me perderíais de vista o dejaríais de comprender todo aquello que quiero que asimiléis. Recordad que la respuesta está en vosotros. El Maestro espera.
Tened paz. Yo os bendigo, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén). Poned toda vuestra voluntad a mi servicio y obtendréis éxito en todas vuestras empresas.

San Mateo, Cap. 19, Vers. 13 al 15.


 

DAD A CONOCER MIS PALABRAS
AL MUNDO ENTERO

7 de febrero de 2003 (Primer Viernes de Mes).
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Dad a conocer mis palabras al mundo entero para que pueda sanarlos; dad a conocer mis enseñanzas a la humanidad para que pueda corregirla a tiempo; dad a conocer mi Misericordia a todos para que bajo su sombra se cobijen y escapen del castigo que vendrá a los impíos, a los incrédulos, a los malvados, a los servidores de Satanás.
Llevad vosotros el estandarte de una vida pura, de un corazón lleno de rectitud y de amor. Buscad la humildad y así os reconocerán: más que por vuestros dichos, por vuestro proceder.
Iluminad a la humanidad: sed vosotros la luz que brota de mi Corazón.
Recibid la bendición de mis Arcángeles. Ellos os alcanzarán la paz, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Es vuestro Señor quien os habla: prestad oído atento y disponed vuestra voluntad a obedecer. Paz.

Romanos, Cap. 11, Vers. 11 al 15.



EJERCITAD LAS VIRTUDES

2 de mayo de 2003 (Primer Viernes de Mes).
Mi paz a vosotros, ovejas de mi grey.
Aún os llamo “mis ovejas”. No extraviéis el camino, quedáos a mi lado, marchad conmigo, bajo mi protección. Yo os daré todo lo que necesitáis. Confiad en mí.
Se acercan momentos difíciles. Sólo los perseverantes y de voluntad firme podrán mantenerse a mi lado. Ejercitad las virtudes, afrontad las tentaciones con mi gracia y no os desaniméis en el camino, pues la verdad y la misericordia triunfarán: ya lo veréis.
Desconfiad de las facilidades que os ofrece el enemigo bajo el aspecto de beneficios, porque allí os espera para arrebataros el alma. Mas si buscáis consuelo en mí, nada debéis temer.
Tened paz. Mi voz aún se oye en mi Santuario y se oirá mientras sea necesario.Mi bendición sobre vosotros a través de mi instrumento, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Yo le daré fortaleza para que pueda guiaros con Sabiduría por el camino del bien. Paz.

Baruc, Cap. 5, Vers. 1 al 9.




LAS FUERZAS INFERNALES
PREPARAN UN ATAQUE

20 de junio de 2003
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Las fuerzas infernales preparan un ataque. El demonio y sus secuaces se están agrupando en estos precisos momentos para cumplir un plan de destrucción sobre toda la humanidad, pues comienza para ellos la época de cosecha de almas. Buscarán por todos los medios acrecentar su lucha para que se pierda el mayor número posible de aquellos a quienes Yo he llamado. Desea, pues, mi enemigo triunfar. Pero no será así, pues también Yo he preparado a los míos y los que me oyen y obedecen me seguirán y nada podrá contra ellos, porque mi Madre y Yo lucharemos a su lado. Es tiempo de preparación para la gran lucha. Llenad vuestros corazones de valor pues lo que viene jamás ha sido visto.
Tened paz. Os acompañe mi bendición si estáis bien dispuestos, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Sabed que la preparación nunca acaba y la lucha nunca termina hasta que termina vuestra vida. Estad alertas. Paz.

II Carta de San Juan, Cap. 1, Vers. 7 al 11.




NECESITÁIS CONSUELO: YO OS LO DARÉ

25 de julio de 2003.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Por insistencia de este instrumento tenéis hoy la posibilidad de oírme. Él ha intercedido efectivamente y en su honor escucháis mi Palabra.
Necesitáis consuelo: Yo os lo daré; necesitáis apoyo: lo tenéis todo de mi parte; necesitáis ayuda: toda mi fuerza está a vuestro servicio; necesitáis ánimo: mi Gloria os espera. Comprendedme: cada palabra que vuestro Señor os da es un tesoro magnífico que debéis guardar en vuestros corazones y seguir como guía de vuestras vidas. Os baste esto.
Tened paz. Recibid mi bendición en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (“Amén”).
Dejad que las inspiraciones del Santo Espíritu del Señor os lleven a los caminos más altos de la perfección. Paz.

Hechos de los Apóstoles, Cap. 1, Vers. 9 al 11.

 



UN DEMONIO AGITADOR
RECORRE EL MUNDO
 

26 de septiembre de 2003.
La paz a vosotros, ovejas de mi grey.
Mis palabras no son dadas simplemente para satisfacer curiosidades ni como una demostración de poderes o privilegios. Las palabras de vuestro Señor son para corrección y sólo pueden ser aprovechadas por aquellas almas que las reciben con humildad, conscientes de sus fallas, arrepentidos de sus traiciones y en busca del camino hacia mí. Por lo demás, inútiles serán, como árbol sin fruto, en los corazones duros, llenos de rencor y odio, empecinados en la maldad, fríos, faltos de voluntad... ¡y es la misma palabra para todos! En vosotros está que fructifique o no.
Un demonio agitador recorre el mundo invitando a todas las legiones de Satanás a trabajar con nuevas energías, pues es consciente que el tiempo se acorta y que la humanidad está débil. Y vosotros, si no podéis luchar siquiera con vuestra propia conversión, ¿cómo ayudaréis al Ejército de los Cielos a enfrentar a estos poderosos enemigos? Sed conscientes que el tiempo se acorta, y estáis vosotros también advertidos por mí.
Paz. Yo os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
No desandéis el camino ni miréis hacia atrás. Marchad hacia vuestra recuperación con el doble de esfuerzo y voluntad que habéis tenido hasta hoy.
Quedáos en paz.

San Mateo, Cap. 12, Vers. 38 al 42.

 



LOS PECADOS NO CONFESADOS
AFEAN EL ALMA

10 de octubre de 2003.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Sabed que los pecados no combatidos o aquel enemigo no derrotado os perseguirán siempre. Erráis si estáis pensando que con el paso del tiempo vuestros vicios se disolverán, vuestros pecados quedarán en nada y el olvido cubrirá todo. No es así vuestra vida espiritual. El mal escondido se acrecienta; los pecados no confesados afean el alma y la atacan hasta apoderarse de ella. Si descuidáis vuestra conducta día a día os perderéis cada vez más hasta no saber discernir en qué estado os encontráis. Por eso, no creáis que el paso del tiempo destruye vuestras faltas, borra vuestros pecados, sana vuestras heridas espirituales. Si no trabajáis cada día en vuestra conversión, si no derrotáis cada día a vuestros enemigos, si no perseguís a estas sombras que os acechan hasta el último rincón de vuestra alma y las expulsáis, acabarán por destruiros, y esto lo veréis cuando la frialdad se apodere de vosotros. No permitáis que así sea.
Si Yo estoy aquí para ayudaros y he puesto al frente de mi Obra a alguien capaz de guiaros, no perdáis la oportunidad de ir tras él. Tened paz. Si tenéis vuestro corazón limpio recibid mi bendición, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
No olvidéis: lo que los hombres ignoran, Yo sé; y lo que otros no ven, lo tengo permanentemente frente a mis ojos. Paz.

Eclesiástico, Cap. 25, Vers. 7 al 12.



EL AGITADOR CONTINÚA
SU TAREA CON ÉXITO

23 de abril de 2004
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
El Agitador continúa su tarea con éxito llevando a la humanidad tras de sí y vosotros, mis apóstoles, aún dormís.
El mundo necesita conocerme y vosotros debéis hacerme conocer con vuestras obras y sacrificios, con vuestras palabras y consuelos, con vuestra voluntad rendida frente a mis deseos, pues la Voz que puede mover montañas no puede forzar vuestro corazón.
Entregaos de una vez y por siempre a mi servicio y obtendréis lo necesario para vuestra salvación y la de vuestros hermanos.
Poco tiempo queda ya, poco tiempo, ovejas de mi grey, vosotros también lo sabéis.
Estáis sintiendo la fuerza de un ataque sin igual, el mal todo lo invade y todo quiere cubrirlo con su oscuridad y frío, no permitáis que sea así en vuestras vidas. Abandonad la tibieza, marchad con los ojos puestos en mí.
Recibid mi bendición, los corazones limpios y dispuestos a la batalla en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Recordad que vuestra principal lucha es contra vuestros defectos,
Paz.

San Juan, Cap. 3, Vers. 22 al 35.



LA DECISIÓN ESTÁ EN VUESTRAS MANOS


30 de abril de 2004
La paz con vosotros, ovejas de mi grey,
Si despreciáis con fuerza todas vuestras malas acciones y os decidís a iniciar el camino de la conversión, contad con mi ayuda, la de mi Madre, la de los ángeles y el Cielo entero; mas si cansados de hacer el bien, abandonáis la buena senda para correr tras las cosas del mundo, ¿con qué ayuda contaréis? Solo el enemigo de las almas interesado en vuestra perdición será vuestro compañero y os guiará a un camino de infortunio, doloroso en esta vida y en la siguiente. Pensad bien, pues, qué deseáis abandonar y qué deseáis tomar. La decisión está en vuestras manos.
Paz.

San Juan, Cap. 18, Vers. 15 al 18.

 



AGREGAD A VUESTRA VIDA
GESTOS DE AMOR POR MÍ

2 de julio de 2004
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Agregad a vuestra vida gestos de amor por mí, diariamente.
Una palabra a tiempo es un gesto de amor; una sonrisa, una mirada, es un gesto de amor; una atención es un gesto de amor; una corrección a tiempo es un gesto de amor; un sacrificio oculto a los ojos de los hombres es un gesto de amor. Mas todo esto hacedlo por mí y para agradarme, y así estaréis mejorando vuestra relación conmigo.
Yo, el Señor, llamo... ¿Quién responde? Yo, el Señor, busco... ¿Quién se acercará? Claro es quiénes están con el enemigo de las almas. No os mezcléis ni permitáis que os desvíen del camino con sus engaños.
Tened paz. Mi bendición sobre vosotros es un gesto de amor, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Recordad que el verdadero amor es aquel que os lleva a la Patria Celestial. Paz..

Hechos de los Apóstoles, Cap. 20, Vers. 7 al 12.


 

NO ABRÁIS VUESTRO CORAZÓN
CON FACILIDAD A CUALQUIERA

3 de septiembre de 2004.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Os encomiendo, en el transcurso de esta semana, que pidáis en vuestras oraciones muy especialmente por todos aquellos que habiendo sido llamados a trabajar en mi Obra se han alejado de ella por diversos motivos, para que la luz del Espíritu Santo llegue a sus corazones y, recapacitando, piensen en tomar nuevamente las armas e integrar la milicia de vuestro Señor. Pues, en definitiva sólo me preocupa la salvación de sus almas, de todas las almas. No seáis vosotros piedras en el camino para vuestros hermanos, siendo un obstáculo en su salvación; sed flores perfumadas que a lo largo del sendero los animan a continuar y les alegran en su viaje hacia mí.
Tened paz.
Recordad mi pedido, pues es muy necesario. Yo os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
No abráis vuestro corazón con facilidad a cualquiera pues muchos ladrones os rodean. Paz.

I Tesalonicenses, Cap. 4, Vers. 1 al 8.




CUMPLID Y ENCONTRARÉIS LA PUERTA
QUE
ABRE MI CORAZÓN

29 de octubre de 2004.
La paz a vosotros, ovejas de mi grey.
Muchos de vosotros conocéis bien el contenido de mis mensajes, sabéis anunciarlos aplicándolos a otros, sabéis el contenido de mis profecías y conocéis su puntual cumplimiento. Leéis regularmente mis palabras y señaláis en ella lo que consideráis más importante. Pero olvidáis una cosa: el mayor mérito es cumplir. De nada os valen todas las demás acciones si no cumplís vosotros primero con mis pedidos. He ahí el motivo por el cual mis mensajes son menos frecuentes y más duros, para que tengáis posibilidad de meditar sobre ellos y aplicarlos a vuestra vida.
Cumplid y encontraréis la puerta que abre mi Corazón. Paz.
Yo os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Suplicad diariamente para que el Santo Espíritu os asista en vuestra tarea.
Nuevamente, paz a vosotros.

Hebreos, Cap. 12, Vers. 14 al 17.




CUMPLID VUESTRA MISIÓN

4 de febrero de 2005.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Recordad que en esta batalla por la salvación de las almas vosotros sois mis estandartes. Vuestra misión es indicar el camino correcto a vuestros hermanos. No podéis caer en manos del enemigo ni ser echados por tierra: debéis permanecer siempre visibles y ser guía para otros. No permitáis que vuestra misión fracase por vuestras debilidades, pues en este momento la batalla es más cruel que nunca, y vuestra ayuda es más necesaria ahora que antes. Cumplid vuestra misión y Yo os compensaré.
Recibid mi bendición en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Recordad cada día cuántas almas dependen, no de vuestras palabras, sino de vuestro ejemplo. Paz.

Romanos, Cap. 12, Vers. 1 al 3.




ELEGID VOSOTROS A QUIÉN SERVÍS...

8 de abril de 2005.
La paz a vosotros, ovejas de mi grey.
Si aún no habéis dominado vuestro cuerpo, ¿cómo encauzaréis la salvación de vuestra alma? Si os superan vuestros deseos carnales, ¿cómo alcanzaréis grandes metas en lo espiritual? Y si el placer de los sentidos os domina, ¿cómo resistiréis las tentaciones del enemigo? Sólo alcanzaréis la santidad si os ponéis en camino. No permitáis que el enemigo triunfe sobre vosotros cada día en pequeñas cosas. Poned obstáculos firmes a su avance con vuestra decisión. Yo estoy con vosotros.
Si guardáis en vuestro corazón palabras de hombres, de ellos recibiréis lo que cosechéis. Si guardáis en vuestro corazón la Palabra de Dios, cosecharéis éxitos y felicidad, pues en mis manos está vuestro futuro. Elegid vosotros a quién servís, a quién oís, para quién cosecháis.
Tened paz. Yo os bendigo para que os alcance la luz en los momentos de oscuridad, la paz en los momentos de zozobra, la fortaleza en los momentos de debilidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo (Amén).
Este mundo os necesita. Oíd su llamado, responded con valentía. Paz.

San Juan, Cap. 18, Vers. 19 al 24.




PUSE EN MI SANTUARIO
UN ÁNGEL ESPECIAL...

17 de junio de 2005.
La paz a vosotros, ovejas de mi grey.
No seáis ingratos con vuestro Señor. ¿Acaso habéis olvidado cómo os llamé a formar parte de mi Obra, cómo os elegí y os guié para llegar a mis pies y poneros a mi servicio, cómo os protegí del mal en infinidad de oportunidades, cómo os bendije con mis gracias, cómo os acompaño, cómo mis ojos llegan donde no llegan los vuestros y mis manos bendicen donde las vuestras no alcanzan? ¿Habéis olvidado a vuestro Dueño y Rey? Hasta puse en mi Santuario un Ángel especial a vuestro servicio. ¿También a él lo habéis olvidado? Aún tenéis oportunidad de enmendar vuestra vida. poned voluntad y sed firmes, pues de otra manera sucumbiréis a las tentaciones. No recordéis lo pasado, pues pasado está. Ved el futuro, el verdadero futuro: aquel que Yo tengo en mis manos para vosotros y para mi obra, a la que nunca abandonaré.
Paz a los corazones limpios y simples.
Recibid mi bendición en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén). Recordad: la ingratitud no es un buen pago para un Dios que os ama.

San Lucas, Cap. 1, Vers. 39 al 45.




NO CREÁIS QUE LO PROMETIDO
NO SE CUMPLIRÁ

10 de febrero de 2006.
La paz a vosotros, ovejas de mi grey.
No olvidéis la Voz que os llamó y os llama. No olvidéis a Aquel que os ha elegido para cambiar vuestro camino por el mío. No creáis que lo prometido no se cumplirá, pues si he dicho que la luna se volverá sangre, así será; si he dicho que el mundo temblará, así será; si he dicho que el fuego purificará a esta humanidad, así será; porque han rechazado la Misericordia, deberán beber entonces la copa de la Justicia. No lo olvidéis: la Voz que os llamó, os llama. ¡Responded!
Recibid la bendición, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
Si vuestros corazones están abiertos al amor, mi bendición os bastará. Paz.

San Juan, Cap. 6, Vers. 64 al 71.




SÓLO CON UN CORAZÓN LIMPIO
PODRÉIS OIR LA VOZ DE VUESTRO DIOS

11 de agosto de 2006.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Sólo con un corazón limpio podréis oír la voz de vuestro Dios. Sólo con un corazón limpio podréis extender mi bendición al mundo. Sólo con un corazón limpio lograréis ayudar a los demás a conocerme y seguirme. Sólo con un corazón limpio y sólo así podréis entrar en Mi Reino. Esforzáos día a día para que se mantenga vuestro corazón limpio y fuera de todo pecado, y seréis dignos de Mí y de Mi Obra. En ese esfuerzo todo el Cielo estará junto a vosotros. Tened Paz. Recibid Mi bendición, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
No cante victoria el Enemigo, pues aún estoy aquí. Paz.

I Corintios Cap. 10 Vers. 31 al 33.




YO OS LLAMO HIJOS Y AMIGOS...

30 de septiembre de 2006.
La paz a vosotros, ovejas de mi grey.
Oíd lo que os pregunto y contestad interiormente: ¿qué clase de hijo es aquél que desprecia los consejos de su padre para seguir las enseñanzas de sus enemigos. ¿Y qué clase de amigo es aquél que abandona a su amigo para ir detrás de sus perseguidores y calumniadores? Y yo os llamo hijos y amigos. ¡No dejéis que vuestro corazón se transforme en piedra!, no escapéis de mí como de un ladrón, pues nada os vengo a quitar sino a dar. Porque el camino lejano a mí desemboca en el Infierno.
Os he dado un guía protegido y destacado: lo que él dice, yo lo apoyo; lo que él ordena, es mi voz; lo que él planea, yo bendigo. Permaneced cerca de él y sabréis mis secretos.
Yo os bendigo, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
En el día de vuestro juicio esta bendición también os será tenida en cuenta según cómo la administréis. Paz.

Hechos de los Apóstoles, Cap. 7, Vers. 35 al 38.




¡DAD GLORIA A DIOS CON VUESTRA VIDA!

22 de diciembre de 2006.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
No hay nada que temer y nada por qué preocuparse, pues Yo estoy junto a vosotros. ¿quién podrá dañaros entonces? Confiad en mí, con humildad. ¡Cuántas gracias y bendiciones recibe de mis manos el alma humilde! Refugiáos en Mi corazón. Esperad Mi Misericordia. Transmitidla a los hombres.
Yo estaré siempre a vuestro lado. Os repito: nada temáis, entragáos a vuestra misión y así os aseguraréis un lugar junto a Mí.
Tened Paz. Yo os bendigo en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén). ¡Dad Gloria a vuestro Dios con vuestra vida!
No necesitaréis palabras para vuestra prédica. Paz.

Sabiduría, Cap. 6, Vers. 1 al 11.




ES MI DESEO QUE SE DEN
A CONOCER MIS ÚLTIMOS MENSAJES


30 de marzo de 2007.
La paz con vosotros, ovejas de mi grey.
Las puertas de mi corazón están permanentemente abiertas para que tengáis libre acceso a las gracias y bendiciones de mi misericordia.
Es mi deseo que se den a conocer mis últimos mensajes, pues si permanencen ocultos, ¿cómo darán sus frutos? Y si no son conocidos, ¿cómo se podrán cumplir sus exigencias?
Vosotros rendís cuenta de mis palabras, pues las habéis oído y tenéis la obligación de transmitirlas: no demoréis más.
Tened paz.
Cuando la mano del Señor se eleva sobre ustedes os bendice en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Amén).
No os faltará la fortaleza si recurrís a mí.
No temáis, Yo he vencido conmigo venceréis. Paz.

Hechos de los Apóstoles, Cap. 18, Vers. 24 al 28.

 

Tomado de

Fundacion Misericordia Divina

 

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver