sábado, agosto 25, 2012

Software libre

Esto del Software Libre es como escalar montañas. Necesitamos buenas condiciones climáticas, un buen equipo de escaladores y escaladoras, ponernos a caminar y contar a todos que lo logramos.

1- BUEN CLIMA

Para trepar cualquier montaña es fundamental tener cielos despejados y nada de lluvia. Con el software libre disfrutamos ahora de climas benignos.

En muchos de los países de la región como Brasil, Ecuador, Argentina o Venezuela hay iniciativas desde sus Gobiernos para promover el uso de herramientas libres.

Estos vientos a favor tienen que ser aprovechados para que los Ministerios, Escuelas, Universidades, Bibliotecas y resto de instituciones públicas migren definitivamente a software libre.

Dejar de usar software privativo permite a los Estados tener el control de lo que hacen los programas informáticos con los datos de los ciudadanos y, además, no tener que gastar recursos públicos en licencias caras.


2- UN EQUIPO EQUILIBRADO

Escalar montañas no es algo que debamos hacer en solitario. Es mejor conformar un equipo donde cada integrante pueda aportar sus capacidades a la escalada. Lo mismo para trabajar con Software Libre. Hay que sumar esfuerzos.

En esta caminata hacia la libertad hay que acompañarnos de quienes luchan por el Acceso a Internet, de los artistas que usan Licencias Libres y también de quienes pelean contra las transnacionales que quieren patentar la sabiduría ancestral de nuestras semillas.

Además, este equipo debe estar equilibrado en género. Cada vez más mujeres navegan entre bites y códigos de programación. El software, como todo en esta vida, ha dejado de ser territorio exclusivo de varones.


3- ¡A CAMINAR!

Es hora de levantarse y ponerse en ruta. Que no te lo cuenten. Que no sean otros los que suben la montaña por ti. Cuélgate la mochila y a disfrutar del paseo.

Instala software libre en tu computadora. Es un mito que tienes que ser un “geek” para manejar herramientas libres. Hoy por hoy hay distribuciones GNU/Linux para todos los gustos y necesidades.

Además, es mucho más estable y te olvidarás por siempre de los virus. La mayoría de servidores del mundo, aplicaciones tecnológicas que requieren un alto desempeño o sistemas operativos para teléfonos como Android, están basados en código libre por ser mucho más fiable que los programas privativos.

Y contarás con una enorme y solidaria comunidad virtual que te ayudará en foros y blogs a solucionar cualquier duda que te surja.


4- ENSEÑA LAS FOTOS

Lo primero que hacemos al regresar de un viaje a la montaña es mostrar las fotografías. Enseñar a la familia y los amigos los bellos paisajes que disfrutamos en las alturas. Aburrirles con las historias de lo bien que nos lo pasamos y animarles a que se pongan, también ellos, en camino.

Una vez que usamos Software Libre tenemos que contar a los otros sus ventajas. Convencerles de de usarlo. Contarles nuestra experiencia. Es como un apostolado. Nos tenemos que convertir en “evangelizadores de la libertad tecnológica”. Porque desde la cumbre, todo se ve más lindo.

Y tu, ¿ya escalaste esta montaña? Este 28 de agosto, Día Mundial del Software Libre, es buen momento para comenzar.

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver