miércoles, enero 27, 2010

¿Los católicos cambiamos el primer mandamiento?

Maíz

 


Por Anwar Tapias



El libro El Evangelio según Roma[1], escrito por un protestante expresa en su página 230:


Los protestantes considera que Ex 20, 4-6: "No te harás imagen.." es el segundo mandamiento. La Iglesia Católica trata este mandamiento como parte del primer mandamiento, "Yo soy Jehová tu Dios… no tendrás dioses ajenos delante de mí" (Ex 20, 2-3) [2066, 2084, 2141]. El agrupamiento católicorromano de los mandamientos menoscaba la prohibición contra la fabricación de imágenes, es decir estatuas. Como resultado, muchos catecismos católicos ignoran totalmente el pasaje de Ex 20, 4-6. Los catecismos que si comentan sobre Ex 20, 4-6, como El Catecismo de la Iglesia Católica, explican como eso no se aplica a las prácticas católicas [2129, 2132, 2141].


Cuando leemos una afirmación de este tipo podemos darnos cuenta la actitud malintencionada de disfrazar la realidad. Una vez en un foro en facebook, un adventista también expresaba lo mismo, que la Iglesia Católica había quitado del primer mandamiento la prohibición de imágenes por lo que nos incentivaban a la idolatría. ¿Cómo responde un católico esta acusación?


Antes que nada debemos tener claro que los mandamientos fueron entregados por Dios al pueblo de Israel. El decálogo se refiere a los diez mandamientos que Dios dio a Moisés en las tablas de la Ley. El pasaje que desata la polémica es:


"3 No habrá para ti otros dioses delante de mí

4 No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. 5 No te postrarás ante ellas ni les darás culto, porque yo Yahveh, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian" (Ex 20, 3-5)


Los no católicos alegan que el versículo 3 representa el primer mandamiento y que los versos 4 y 5 son el segundo mandamiento. Antes de definirlo recordemos que:


·         En la época bíblica no existían los capítulos y versículos, todo era un solo texto y pasaron muchos siglos antes de introducir la numeración, así que la agrupación o división que se haga es netamente humana.

 

·         La agrupación o división no demeritan, menoscaban u ocultan la veracidad del texto por lo que la Iglesia Católica no oculta ninguna parte del mandamiento.

Ahora bien, hay un punto interesante y es cuando a Jesús le preguntan cuál es el primer mandamiento de la Ley de Dios. El texto completo es:
 

"Un escriba que los oyó discutir, al ver que les había respondido bien, se acercó y le preguntó: "¿Cuál es el primero de los mandamientos?" Jesús respondió: "El primero es: Escucha, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor;  y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, con todo tu espíritu y con todas tus fuerzas" (Mc 12, 28-30)


Es curioso que Jesús no haya respondido como buen protestante citando Ex 20 sino que haya preferido citar Deu 6, 4 que dice:


"Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor. Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas." (Deu 6, 4)


Utilizando las  mismas palabras del libro El Evangelio según Roma, podríamos adaptárselas a la respuesta de Jesús dando como resultado:


"El agrupamiento (de Jesús) de los mandamientos menoscaba la prohibición contra la fabricación de imágenes, es decir estatuas"


Otro sitio web protestante muestra la siguiente tabla:


Tomado de http://www.conocereislaverdad.org/segundomandamiento.htm


 No tendrás dioses ajenos delante de mí.

 Amarás a Dios sobre todas las cosas.

 No harás imágenes, ni te inclinarás a ellas.

http://www.conocereislaverdad.org/images/pregunta.gif

 No tomarás el Nombre de Jehová en vano.

 No tomarás su Santo Nombre en vano.

 Acuérdate del día de reposo para santificarlo.

 Santificarás las fiestas.

 Honra a tu padre y a tu madre.

 Honrarás padre y madre.

 No matarás.

 No matarás.

 No cometerás adulterio.

 No cometerás actos impuros.

 No robarás.

 No robarás.

 No mentirás.

 No levantarás falso testimonio ni mentirás.

 

 

 No desearás la mujer de tu prójimo.  [1]  

http://www.conocereislaverdad.org/images/pregunta.gif

10°

 No codiciarás nada de tu prójimo.

 No codiciarás los bienes ajenos.

 

Como se puede apreciar, este autor acusa a los católicos de tener el primer mandamiento cómo lo afirmó Nuestro Señor Jesucristo. Ahora resulta que nos acusan de ser bíblicos!! El lector podrá notar que la forma del primer mandamiento en el lado de la derecha (católico) es igual a como lo expresó Jesús en el Evangelio. Incluso los mismos luteranos tienen un decálogo igual a la Iglesia Católica[2]

 

Pero de igual modo un judío podría acusar a un protestante de haber cambiado el mandamiento correspondiente al día de reposo. El texto original es:

"Recuerda el día del sábado para santificarlo" (Ex 20, 8)

Así que siendo extremistas en la literalidad un protestante también estaría alterando los mandamientos dados en Éxodo. Más sin embargo ellos considerarían que no.

 

Siguiendo con nuestro análisis encontramos otra inconsistencia en El Evangelio según Roma:


"Como resultado, muchos catecismos católicos ignoran totalmente el pasaje de Ex 20, 4-6. Los catecismos que si comentan sobre Ex 20, 4-6, como El Catecismo de la Iglesia Católica, explican como eso no se aplica a las prácticas católicas [2129, 2132, 2141]"


Primero dice que muchos catecismos ignoran y luego menciona catecismos que no lo ignoran. Este juego de palabras no sé qué intención tiene, pero ya que es mencionado vamos a analizar lo que el Catecismo de la Iglesia Católica expresa del primer mandamiento:



Como podemos apreciar nos damos cuenta que la Iglesia Católica en su primer mandamiento presenta al inicio el texto de (Exodo 20, 2-5) lo que desmiente que la agrupación que hace menoscabe la prohibición de imágenes. Y más aún expresa el Catecismo:

 

La idolatría


2112 El primer mandamiento condena el politeísmo. Exige al hombre no creer en otros dioses que el Dios verdadero. Y no venerar otras divinidades que al único Dios. La Escritura recuerda constantemente este rechazo de los 'ídolos, oro y plata, obra de las manos de los hombres', que 'tienen boca y no hablan, ojos y no ven...' Estos ídolos vanos hacen vano al que les da culto: 'Como ellos serán los que los hacen, cuantos en ellos ponen su confianza' (Sal 115, 4-5.8; cf. Is 44, 9-20; Jr 10, 1-16; Dn 14, 1-30; Ba 6; Sb 13, 1-15,19). Dios, por el contrario, es el 'Dios vivo' (Jos 3, 10; Sal 42, 3, etc.), que da vida e interviene en la historia.


2113 La idolatría no se refiere sólo a los cultos falsos del paganismo. Es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios. Hay idolatría desde el momento en que el hombre honra y reverencia a una criatura en lugar de Dios. Trátese de dioses o de demonios (por ejemplo, el satanismo), de poder, de placer, de la raza, de los antepasados, del Estado, del dinero, etc. 'No podéis servir a Dios y al dinero', dice Jesús (Mt 6, 24). Numerosos mártires han muerto por no adorar a 'la Bestia' (cf Ap 13-14), negándose incluso a simular su culto. La idolatría rechaza el único Señorío de Dios; es, por tanto, incompatible con la comunión divina divina(cf Gál 5, 20; Ef 5, 5).


2114 La vida humana se unifica en la adoración del Dios Unico. El mandamiento de adorar al único Señor da unidad al hombre y lo salva de una dispersión infinita. La idolatría es una perversión del sentido religioso innato en el hombre. El idólatra es el que 'aplica a cualquier cosa, en lugar de a Dios, la indestructible noción de Dios' (Orígenes, Cels. 2, 40).


Es curioso que los sitios protestantes no publiquen estos enunciados del Catecismo, con la doble intención de querer mostrar a la Iglesia Católica practicando la idolatría u ocultando el mandamiento.


Y más aún expresa:


IV 'No te harás escultura alguna...'


2129 El mandamiento divino implicaba la prohibición de toda representación de Dios por mano del hombre. El Deuteronomio lo explica así: 'Puesto que no visteis figura alguna el día en que el Señor os habló en el Horeb de en medio del fuego, no vayáis a prevaricar y os hagáis alguna escultura de cualquier representación que sea...' (Dt 4, 15-16). Quien se revela a Israel es el Dios absolutamente Trascendente. 'El lo es todo', pero al mismo tiempo 'está por encima de todas sus obras' (Si 43, 27- 28). Es la fuente de toda belleza creada (cf. Sb 13, 3).


2130 Sin embargo, ya en el Antiguo Testamento Dios ordenó o permitió la institución de imágenes que conducirían simbólicamente a la salvación por el Verbo encarnado: la serpiente de bronce (cf Nm 21, 4-9; Sb 16, 5-14; Jn 3, 14-15), el arca de la Alianza y los querubines (cf Ex 25, 10-12; 1 R 6, 23-28; 7, 23-26).


2131 Fundándose en el misterio del Verbo encarnado, el séptimo Concilio Ecuménico (celebrado en Nicea el año 787), justificó contra los iconoclastas el culto de las sagradas imágenes: las de Cristo, pero también las de la Madre de Dios, de los ángeles y de todos los santos. El Hijo de Dios, al encarnarse, inauguró una nueva 'economía' de las imágenes.


Después de la exposición expresada en el Catecismo de la Iglesia Católica, no se puede entender como un autor protestante es capaz de escribir:


El Catolicismo le resta importancia y lo ignora, al punto de que supone que tal directiva no merece tratamiento por separado, incluyéndolo en el 1° Mandamiento..., o bien NECESITA hacer desaparecer tal designio de la "parte visible" de la tabla, para que no cause "trastornos" en la feligresía debido a las Tradiciones que la Iglesia Católica mantiene respecto a sus "imágenes sagradas".[3]


Sobre todo cuando ya vimos que la Iglesia Católica no ha hecho desaparecer nada. Si hay algún reclamo de forma que se lo hagan a Jesucristo porque en el fondo la enseñanza del Catecismo es igual que al texto de Éxodo.

 

¿Inventamos un nuevo mandamiento?


Una de las acusaciones dadas por Daniel Sapia en su pagina web es:


Alguien tuvo una idea brillante. Releyendo el 10° Mandamiento se dio cuenta que... una de las tantas cosas que no debo codiciar de mi prójimo es... SU ESPOSA. O sea, codiciar a su esposa sería con fines.. lascivos... adúlteros...mmm, pensamientos de lujuria.. ¡ya está..! "Pensamientos y deseos impuros". Entonces, aplicando el derecho de Infalibilidad y legislando "Ex-Cátedra", definieron que el 9° Mandamiento sería "No consentirás pensamientos ni deseos impuros", y 10° Mandamiento: "No codiciarás los bienes ajenos".

Problema resuelto. Tenemos nuevamente 10 Mandamientos. ¡¡ Se imprime..!!


Ante esta burla tenemos que considerar que el texto de Exodo 20, 17 menciona diferentes prohibiciones a pertenencias del prójimo. La Iglesia consideró la división teniendo en cuenta que:


·         Se prohiben dos pecados específicamente diferentes bajo codicia; si el adulterio y robo pertenecen a dos especies distintas de mal moral, lo mismo debe decirse del deseo de cometer estos pecados[4]


Por eso la Iglesia consideró que el mal moral al desear una mujer es diferente al desear un bien, aun cuando ambas sean del prójimo en la persona que peca se producen dos pecados diferentes.

 

Amigo católico, la próxima vez que escuches que la Iglesia Católica cambió el primer mandamiento recuerda que:

                       -  El primer mandamiento lo enunciamos como Jesús lo hizo

                        - En nuestro Catecismo si se expresa la condenación a la idolatría

                        - Si se tiene que hablar de cambios en los mandamientos, los protestantes nos siguieron en el cambio del sábado por el domingo.

 

Saludos,


Anwar Tapias


Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver