jueves, diciembre 22, 2011

Esto es una joya que hay que compartir...

PINCHA DONDE QUIERAS, Y TENDRÁS LA FOTO E HISTORIA

Edificios Emblemáticos

 

 

Casas Palacios
Centros de Enseñanza
Corralas de Lavapiés
Edificios de Antonio Palacios
Edificios Varios
Entrada Gran Vía
Estaciones
Hoteles y Posadas
Justicia y comercio
Ministerios
Museos
Palacios del Congreso y del Senado
Pedro de Ribera en Madrid
Plaza de Toros Monumental
Por la calle de Alcalá
Rascacielos
Reales Academias
Templo de Debod

 

 

Fachadas

 

 

 

Arte Sacro
Bares y tabernas
Cafés
Comercios con tradición
Farmacias
Librerías
Pastelerías Madrileñas
Peluquerías y ,,,.
Restaurantes
Salas de Cine
Tabernas espectáculo
Tabernas-Restaurantes
Teatros Madrileños

 

 

 

Entornos y Plazas

 

Benlliure en Madrid
Calle Mayor
El Rastro
Estampas y Rincones
Estatuas Ecuestres
Estatuas y monumentos
Fuentes del Prado
Parque del Retiro
Plaza Canalejas
Plaza de Colón
Plaza de España
Plaza de la Cibeles
Plaza de la Villa
Plaza de Oriente
Plaza Mayor
Plaza Mayor (entorno)
Puerta del Sol
Puentes Manzanares
Puertas Alcalá y Toledo

 

Monumentos Religiosos

 

Basílica de San Francisco
Capillas Buena Dicha y Niño Remedio Catedral de la Almudena
Colegiata de San Isidro
Ermita Ntra. Sra. de la Antigua
Ermitas Madrileñas
Fernando Arbós y Tremanti
Iglesia San Jerónimo el Real
Iglesias de Conventos
Iglesias Neo Góticas
Iglesias Neo Mudéjar
Iglesias no Católicas
Iglesias San Nicolás y San Pedro
Iglesias de Pedro de Ribera
Iglesias en el Madrid de los Austrias
Monasterios Descalzas y Encarnación Salesas Reales y San Gines
Siete Iglesias de Madrid

 

Rótulos cerámicos de Calles

 

 


Una biblioteca de Cuentos
Selecciona Autor y Título, doble click .Se puede leer cada cuento con música .
Oscar Wilde

El Príncipe Feliz
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elprincipefeliz.htm>

Paulo Coelho

Cuidado con los recuerdos... .
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_cuidadoconlosrecuerdos.htm>
Cuento de Navidad
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_denavidad.htm>
El hombre que perdonaba
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elhombrequeperdonaba.htm>
Ahuyentar los fantasmas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_ahuyentarfantasmas.htm>
El llanto del desierto
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_desierto.htm>
Un cuento de Navidad
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_navidad.htm>

Mario Benedetti

El otro yo
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elotroyo.htm>
Los Pocillos
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lospocillos.htm>
El sexo de los ángeles
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_sexoangeles.htm>
Conciliar el sueño
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_conciliarelsueno.htm>

Jorge Bucay

El elefante encadenado
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elefantencadenado.htm>
Animarse a volar
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_animarseavolar.htm>
La alegoría del carruaje
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_alegoria.htm>
Amarse con los ojos abiertos
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_amarse.htm>
El oso
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_eloso.htm>
Galletitas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_galletitas..htm>
El buscador
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elbuscador.htm>
La cobija
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_cobija.htm>
Intentaré ser fresia
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_fresia.htm>

Eduardo Galeano

Celebración de la fantasía
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_celebraciondelafantasia.htm>
La función del arte I
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lafunciondelarte.htm>
La dignidad del arte
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_dignidad.htm>
Para la cátedra de literatura
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_catedradeliteratura.htm>
Los adioses
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_losadioses..htm>
La puerta
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lapuerta.htm>
El mundo
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_fueguitos.htm>
El diagnóstico y la terapeuta
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_diagnostico.htm>
Palabras
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_palabras.htm>
La desmemoria4
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_ladesmemoria.htm>
La yerba mate
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_yerbamate.htm>
Historia de tres mujeres
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_treshistorias..htm>

Eladio Bulnes Jiménez

Ayer
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_ayer.htm>

Deepak Chopra

El sendero del mago
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elsenderodelmago.htm>

Oliverio Girondo

El lado oscuro del corazón
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elladoscuro.htm>

Silvina Ocampo

Amada en el amado
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_amada.htm>

Jaime Sabines

Me encanta Dios
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_dios.htm>

Julio Cortázar

Casa tomada
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_casatomada..htm>
Lazos de familia
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lazosdefamilia.htm>
Instrucciones para llorar
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_instrucciones.htm>
Los Parques
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_losparques..htm>
Aplastamiento de las gotas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_gotas.htm>

Horacio Quiroga

El almohadón de plumas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_almohadon.htm>

Juana de Ibarbourou

Puñados de Polvo
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_punadosdepolvo.htm>
Vestidos nuevos
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_vestidos.htm>

EnriqueMariscal

La casa de los mil espejos
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_espejos.htm>
El corcho
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elcorcho.htm>

Isabel Allende

Eva Luna
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_evaluna.htm>

Carlos Castañeda

Caminos del corazón
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_camino.htm>

Octavio Paz

Mi vida con la ola
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_laola.htm>

Edgar Allan Poe

El retrato oval
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_retrato.htm>

Marcelo Ferrer

¿Nadie muere en las vísperas?
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_visperas.htm>

Yuri Tabak

Las almas de los hombres cuando mueren
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lasalmas.htm>
Las llaves únicas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lasllaves.htm>

Juan José Mestre

Lémures
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lemures.htm>
La travesura
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_latravesura.htm>

Christian Andersen

La niña de los fósforos
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_ninafosforos.htm>

Jonás Diego Villarrubia Ruiz

El primer sueño
<http://www.rincondelpoeta..com.ar/cuento_violeta.htm>

Gabriel García Marquez

Remedios la bella
<http://www.rincondelpoeta..com.ar/cuento_remedios.htm>

Manuel Mujica Lainez

El Hombrecito del Azulejo
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_hombrecito.htm>

Kahlil Gibran

Sobre los hijos
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_tushijos.htm>
Un Cuento
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_uncuento.htm>

Beatriz Martinelli

Una vieja historia
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_historia.htm>

Poldy Bird

Mar solo
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_marsolo.htm>
Un llanto azul
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_unllantoazul.htm>
Aquella luz
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_aquellaluz.htm>
Que el amor sea suficiente
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_queelamorseasuficiente.htm>
La Huella
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lahuella.htm>
El hilo que conecta todo
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_elhilo.htm>
Carta
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_carta.htm>
Cajitas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_cajitas.htm>
No quisiera morirme sin volver a verte
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_noquisiera.htm>
Para que el mundo no se quede a oscuras
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_paraquelmundo..htm>
La palabra que cure las heridas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lapalabra.htm>
Como se hace un poema
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_comosehace.htm>
Buscándonos
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_buscandonos.htm>
La mitad de un recuerdo cada uno
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lamitad.htm>
Te cantaré amor para que duermas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_tecantare.htm>
Ya vendieron el piano
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_piano.htm>
País de Luz
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_paisdeluz.htm>
Pasarán cosas
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_pasarancosas.htm>
Un agujero en el zapato
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_zapatos.htm>

Autores Varios

Canción del corazón
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_corazon.htm>
La casa de la soledad
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lacasa.htm>
La marioneta de trapo
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_lamarionetadetrapo.htm>
Estrellas de mar
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_estrellasdemar.htm>
El perro Fernando
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_fernando.htm>
Apurada
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_apurada.htm>
Cara de ángel
<http://www.rincondelpoeta.com.ar/cuento_caradeangel.htm>

 

miércoles, diciembre 21, 2011

El hombre de la ventana

Si quieres sentirte rico en esta Navidad, ve y comparte todas las cosas hermosas que has vivido.
Autor: P. Dennis Doren L.C. | Fuente: Catholic.net

 

Cada uno tiene experiencias particulares de la vida. Ante ellas, unos somos optimistas, otros somos medio tremendistas, unos positivos y otros negativos, unos realistas y otros subjetivos.

Por decirlo así, cada uno se la va cocinando como quiere. Pero hay personas especiales que siempre te dejan un mensaje, siempre te dejan una palabra, un comentario que te abre puertas y ventanas a un mundo mejor. Así es, por ejemplo, el hombre de la ventana. Un hombre cualquiera, que vive en cualquier lugar, de cualquier época y que come cualquier cosa; un hombre que vivió, vive y vivirá siempre, un hombre como tú y como yo, porque dentro de cada uno de nosotros hay uno como él.

Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital. A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el líquido de sus pulmones.

Su cama daba a la única ventana de la habitación. El otro hombre tenía que estar todo el tiempo boca arriba. Los dos charlaban durante horas; hablaban de sus mujeres y sus familias, sus hogares, sus trabajos, su estancia en el servicio militar, dónde habían estado de vacaciones. Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosas que podía ver desde la ventana. El hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas, en que su mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas las actividades y colores del mundo exterior.

La ventana daba a un parque con un precioso lago, patos y cisnes jugaban en el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas. Los jóvenes enamorados paseaban de la mano entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje, y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la ciudad. Según el hombre de la ventana, describía todo esto con detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la idílica escena. Una tarde calurosa, el hombre de la ventana describió un desfile que estaba pasando.

Aunque el otro hombre no podía oír a la banda, podía verlo con los ojos de su mente, exactamente como lo describía el hombre de la ventana con sus mágicas palabras. Pasaron días y semanas. Una mañana, la enfermera de día entró con el agua para bañarles, encontrándose el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto plácidamente mientras dormía. Se llenó de pesar y llamó a los ayudantes del hospital para llevarse el cuerpo. Tan pronto como lo consideró apropiado, el otro hombre pidió ser trasladado a la cama al lado de la ventana. La enfermera le cambió encantada, y tras asegurarse de que estaba cómodo, salió de la habitación.

Lentamente y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo para lanzar su primera mirada al mundo exterior; ¡por fin tendría la alegría de verlo él mismo! Se esforzó para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama... y se encontró con una pared blanca. El hombre preguntó a la enfermera qué podría haber motivado a su compañero muerto para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana.

La enfermera le dijo que el hombre era ciego y que no habría podido ver ni la pared, y le indicó: “Quizás sólo quería animarle a usted”.
Es una tremenda felicidad el hacer felices a los demás, sea cual sea la propia situación. El dolor compartido es la mitad de la pena, pero la felicidad, cuando se comparte, es doble. Si quieres sentirte rico, ve y comparte todas las cosas hermosas que has vivido o que te gustaría vivir

viernes, diciembre 09, 2011

LA SANTA EUCARISTiA

 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS 

 

 

 

Duda:  Por que los Catolicos comulgan?

 

Respuesta: Porque asi lo ordeno Jesucristo.

 

 Anuncio y promesa de Cristo sobre la Eucaristia:

 

 “Yo soy el pan vivo bajado del Cielo. El que coma este pan vivira para siempre. El pan que Yo dare es mi carne , y la dare para la vida del mundo”. (Jn. 6, 51)

 

 “El que come mi carne y bebe mi sangre, vive de vida eterna, y Yo lo resucitare en el ultimo dia” . (Jn. 6, 54)

 

 “Mi carne es comida verdadera, y mi sangre es bebida verdadera. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en Mi y Yo en el. Como el Padre que vive me envio, y Yo vivo por El, asi, quien me come a Mi, tendra de Mi la vida ... El que come este pan vivira para siempre”. (Jn. 6, 55-58).

 

 

Institucion de la Eucaristia:

 

 

 

“Despues tomo el pan y, dando gracias, lo partio y se lo dio, diciendo: ‘Esto es mi cuerpo, que es entregado por ustedes. Hagan esto en memoria mia’. Despues de la Cena hizo lo mismo con la copa. Dijo: ‘Esta copa es la Alianza Nueva sellada con mi sangre, que va a ser derramada por ustedes”. (Lc. 22, 19-20).

 

  Instruccion de repeticion: 

 

 

 

“Hagan esto en memoria mia” (Lc. 22, 19b).

 

 

 

Repeticion:

 

 “Yo he recibido del Señor lo que a mi vez les he transmitido. El Señor Jesus, la noche en que fue entregado, tomo pan y, despues de dar gracias, lo partio diciendo: ‘Esto es mi cuerpo, que es entregado por ustedes. Hagan esto en memoria mia’. De igual manera, tomando la copa, despues de haber cenado, dijo: ‘Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Todas las veces que la beban haganlo en memoria mia’” (1 Cor. 11, 23-25).

 

 “Fijense bien: cada vez que comen de este pan y beben de esta copa estan proclamando la muerte del Señor hasta que venga. Por tanto, el que come el pan o bebe la copa del Señor indignamente peca contra el cuerpo y la sangre del Señor. Cada uno, pues, examine su conciencia y luego podra comer el pan y beber de la copa” (1 Cor. 11, 26-28).

 

 (Ver Catecismo de la Iglesia Catolica #1337, #1341, #1342, #1413, #1415)

 

Objecion: La mayoria de los Cristianos no-Catolicos especulan que la Iglesia Catolica sostiene que en cada Misa Jesucristo es crucificado nuevamente.

 

 

 

Respuesta: La Iglesia habla de “re-actualizacion” del sacrificio de Cristo en la cruz.

 

 El Concilio Vaticano II habla de “perpetuacion”: “Nuestro Salvador, en la Ultima Cena, la noche que le traicionaban, instituyo el sacrificio eucaristico de su Cuerpo y Sangre, con el cual iba a perpetuar por los siglos, hasta su vuelta, el sacrificio de la cruz” (SC #47).

 

 “Re-actualizacion” y “perpetuacion” no significan que Jesus es re-crucificado. La Iglesia Catolica claramente especifica que Cristo no vuelve a morir, sino que, en su ministerio de intercesion en el Cielo y a traves de la Misa, continua ofreciendose al Padre como un sacrificio vivo. Y esto lo hace de una manera que la Iglesia especificamente denomina “incruenta”. La enseñanza de la Iglesia y el vocabulario catolico de “re-actualizacion”, “perpetuacion”, “de manera incruenta”, dejan claramente establecido que la Iglesia no enseña que la Misa es una nueva crucifixion.

 

  Las palabras “Hagan esto en memoria mia” (Lc. 22, 19) y “Cada vez que comen de este pan y beben de este caliz estan proclamando la muerte del Señor hasta que vuelva” (1 Cor. 11, 26) son claramente indicativas de re-actualizacion y de perpetuacion.

 

 

Objecion: Muchos sostienen que cuando Jesus dijo “Este es mi Cuerpo” estaba hablando de manera simbolica, que el verbo “ser” significa “representar”. O dicho en forma teologica: no hay “trans-substanciacion” sino “tran-significacion”.

 

 

 

Respuesta: Segun el Concilio de Trento (1545-47) trans-substanciacion significa una singular y maravillosa conversion de la sustancia total del pan en el Cuerpo de Cristo, y de la sustancia total del vino en la Sangre de Cristo, aunque la apariencia externa permanece igual. Es por medio de la trans-substanciacion que el Cuerpo y la Sangre de Cristo estan presentes en la Sagrada Eucaristia.

 

 Si vamos al Evangelio, el Capitulo 6 de San Juan, cuando Cristo pre-anuncia la Eucaristia, es elocuente. No se trataba de una proposicion simbolica.

 

 “Yo soy el pan vivo bajado del Cielo; el que coma de este pan vivira para siempre. El pan que yo dare es mi carne y la dare para vida del mundo ... Si no comen la carne del Hijo del Hombre y no beben su sangre, no viven de verdad” ( Jn. 6, 51-55).

 

 

 

Un dato lingüistico interesante es que la palabra aramea para “comer” se traduce como masticar, morder. Mas claro no podia ser Cristo.

 

Sus oyentes no entendieron que el planteamiento de comer su carne era algo simbolico. Tanto asi que empezaron a protestar -“ Como este hombre va a darnos a comer carne?” (Jn. 6, 52). Y Jesus no trata de suavizar su planteamiento o de corregir un supuesto malentendido.

 

 Muy por el contrario se repitio con mayor enfasis aun: doce veces dijo que El era el pan bajado del Cielo; cuatro veces dijo que tendriamos que comer su Cuerpo y beber su Sangre. Es decir, en esta escena del Evangelio de San Juan, Cristo promete con claridad lo que despues cumplio en la Ultima Cena.

 

 Objecion: Algunos sostienen que Jesus estaba hablando en forma figurada, como cuando dijo, por ejemplo: “Yo soy la puerta” (Jn. 10. 9), o cuando dijo: “Yo soy la Vid” (Jn. 15, 1) .

 

 Respuesta: El mismo Jesus responde esta objecion en este anuncio de la Eucaristia que nos relata San Juan. Para que no quedara esta duda, lo que antes habia dicho en forma simple: “Yo soy el Pan de Vida” (Jn. 6, 35, lo ratifica claramente mas adelante: “Mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida” (Jn. 6, 55).

 

Objecion: La doctrina de la presencia real de Cristo en el pan y el vino no es biblica.

 

 

 

Respuesta: Si no basta el anuncio que Jesus hace de la Eucaristia en Jn. 6, cuando la institucion del Sacramento de su Cuerpo y su Sangre (cfr. Lc. 22, 19-20), hay algunas otras menciones:

 

 “La copa de bendicion que bendecimos  no es una comunion con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos  no es una comunion con el cuerpo de Cristo? Uno es el pan y por eso formamos todos un solo cuerpo, participando todos del unico pan” (1 Cor. 10, 16-17).

 

 San Pablo tambien hace mencion a la institucion misma de la Eucaristia: “Yo recibi esta tradicion del Señor que, a mi vez, les he transmitido: Que el Señor Jesus, la noche en que fue entregado, tomo pan y despues de dar gracias lo partio diciendo: ‘Esto es mi cuerpo que es entregado por ustedes; hagan esto en memoria mia ...” (1 Cor. 11, 23-29).

 

 Los Padres de la Iglesia

 

y la Eucaristia: 

 

 

 

Los Padres de la Iglesia, al interpretar estos pasajes literalmente, definian claramente la presencia real de Jesucristo en la Eucaristia:

 

 “Deseo el Pan de Dios, el cual es la carne de Jesucristo ... y por bebida deseo su sangre, la cual es amor incorruptible” (San Ignacio de Antioquia, 110 AD).

 

 

 

“Observad aquellos que sostienen doctrinas heterodoxas sobre la gracia de Jesucristo ... Se abstienen de la Eucaristia y de la oracion porque no confiesan que la Eucaristia es la carne de nuestro Salvador Jesucristo” (San Ignacio de Antioquia, 110 AD).

 

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver