viernes, julio 03, 2009

Enseñanzas bíblicas sobre el purgatorio

 
«Y la obra de cada uno el fuego la probará. ... Si la obra se quemare él sufrirá pérdida, si bien él mismo
será salvo, aunque así como por fuego.»
1Cor. 3,11


  «El purgatorio, una enseñanza bíblica»

Los asiduos de internet hemos leido a veces frases duras, despiadadas, 
por creer en el  purgatorio; provenientes de sujetos sin control,
mayormente pertenecientes a sectas, y grupos tipo adventistas. 

 
D
icen que no debemos rezar por los difuntos, pues de nada sirve.
Sostienen que el alma muere con la muerte del cuerpo, para ser

"vuelta a la existencia"
y juzgada en el Juicio Final:
 

-  "No deben rezar a los difuntos, pues ellos nada saben."
-  "El alma que pecare morirá, no hay purgatorio, ni infierno."
- "¿Dónde dice en la Biblia que hay un purgatorio?", enfatizan.

Ellos no creen en la inmortalidad del alma, como adventistas.
Y
,
cuando se lo explicas y les das las pruebas de esta realidad bíblica,
aducen: "¡Sí!, pero esto no; aquello no me interesa, lo otro no lo acepto."

A mí, para negar a priori todas las enseñanzas de doña Elena White,
fundadora del grupo adventista, nunca se me ocurriría decir: 
"¿
Dónde dice en la Biblia que iba a venir una Ellen White a
decirnos lo contrario de lo que creemos?
"
(Alg
o será cierto.)

- Los adventistas niegan el
purgatorio (situación de purga postmortal),
niegan el
infierno (estado anímico de dolor), y niegan la inmortalidad
del alma,
pesar de la gran evidencia bíblica que lo testifica.


UN ESTADO DE PURIFICACIÓN

El purgatorio es un estado de purificación, (purgar, purificar), o
santificación necesaria para entrar al paraíso. Allí van las almas
que
son
salvas, más no lograron aún la santidad absoluta requerida, así
como enseña Apc. 21,27:
"Nada profano entrará en ella".

El purgatorio es una realidad para los cristianos. Quien no sea cristiano,
pues bueno, asunto suyo. (No debemos atacar a nadie por sus creencias). 

Pero quien se llame a sí mismo "CRISTIANO" debe creerlo porque
está expresado en la Biblia, la fuente y razón de nuestras creencias.
El Catecismo de la Iglesia Católica dice:

"Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero 
imperfectamente purificados, aunque estén seguros de su eterna
salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de
obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo."
 

 UNA ENSEÑANZA BÍBLICA

El purgatorio no fué inventado en la Edad Media, como alguna
gente afirma maliciosamente, es una enseñanza bíblica:
 

 «Después de haber reunido entre sus hombres cerca de 2.000 dracmas, las mandó a Jerusalén para ofrecer un sacrificio por el pecado, obrando muy hermosa y noblemente, pensando en la resurrección. Pues  de no esperar que los soldados caídos resucitarían, habría sido superfluo y necio rogar por los muertos. ... Era un pensamiento santo y piadoso. Por eso  mandó hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado.» 
-2 Macabeos 12,42-46

Pero ellos dicen que el libro "Macabeos" no es bíblico. Esto no es
correcto. Recordemos que la Biblia fué recopilada en el Siglo III y IV
por los padres de la Iglesia (Católica), y ella custodió sus libros.

Y que ciertos grupos -fundados apenas hace doscientos años- nos
vengan
a decir ahora
que ese libro no es bíblico, pues perdónenme, pero es
un atrevimiento: Un chiste.  ¿Fueron ellos quienes recopilaron
y custodiaron esos libros? ¡No
, no fueron ellos, sino los católicos!
El purgatorio es una enseñanza Biblica.


 NECESIDAD DE
PURIFICACIÓN:

 San Pablo enseña: "por temor del Señor, trata de agradar a Dios",
porque todos seremos juzgados de acuerdo a nuestras obras:

  «
La obra de cada uno... el fuego la probará. ...Si la obra de
alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será
salvo aunque así como por fuego.» 
1 Corintios 3,13
 
«
Porque todos debemos comparecer ante el tribunal de Cristo,
para que cada uno reciba de acuerdo con sus obras
, buenas o
malas, lo que mereció.»
2 Corintios 5,11:

Las obras se consumen, se pierden, pero el sujeto se purifica -purga-
por el fuego:
"él mismo será salvo, aunque así como por fuego".

Algunas sectas dicen que el "fuego" es solo para las obras, pero
también dicen: "solo la fé salva, no las obras". (Una contradicción.)

Estemos atentos para que no nos engañen: si las obras son quemadas
o premiadas, es el sujeto de la acción quien sufre las consecuencias:
 
«Yo te aseguro: no saldrás de allí hasta que no hayas pagado.» -Mt.5,26
«
Su señor le entregó a los verdugos hasta que pagase todo lo que le
debía. Esto mismo hará con vosotros mi Padre.» -
Mateo 18,34
«Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino
arreglarte con él, no sea que te arrastre ante el juez... y el alguacil te
meta en la cárcel. No saldrás de allí hasta que no hayas pagado el
último céntimo.»
-
Lc.12,58

 
SER SANTOS - LIMPIOS-

«
Pues yo soy Yahveh, el que os he subido de la tierra de Egipto, para
ser vuestro Dios. Sed pues santos porque yo soy santo.»
Levítico 11,45 
«Procurad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá
al Señor.»
-Hebreos 12,14.
 
«Nada profano entrará en ella, ni los que cometen abominación
y mentira, sino solamente los inscritos en el libro de la vida del
Cordero.»
-Apocalipsis 21,27
 

 - El Purgatorio no quita méritos ni hace inútil el sacrificio de nuestro
Señor Jesucristo. Ni implica que sean considerados insuficientes sus
 sufrimientos. La santificación en esta vida involucra el dolor:
 
 «
Porque el Señor corrige al que ama y castiga a todo aquel que
recibe por hijo" [y] "
toda corrección, en el momento de recibirla,
es motivo de tristeza y no de alegría.
» -Hebreos 12,6-11


 
DIFERENTES GRADOS DE EXPIACIÓN

 Algunos teólogos -sacerdotes- modernos afirman que no hay dolor
en el mas allá, pues Dios nos recogerá a todos
(hagamos lo que
hagamos)
. Niegan la existencia del purgatorio y del infierno.

  Esto es muy contrario a las enseñanzas bíblicas. ¡Falso! El Cielo
está garantizado solamente a quienes se hagan dignos de él:

«¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de  Dios?
No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni
los afeminados, ni los que se echan con varones.»
 -1 Corintios 6,9

«
Por la dureza y la impenitencia de tu corazón vas atesorando
contra tí cólera para el día de la cólera y de la revelación del justo
juicio de Dios, el cual dará a cada cual según sus obras.»
-Rom.2,5
 
«
Porque es necesario que todos nosotros seamos puestos al descu-
bierto ante el tribunal de Cristo, para que cada cual reciba conforme
a lo que hizo durante su vida mortal, el bien o el mal.»
-2 Corin. 5,10
  
«
Dejad lugar a la cólera, pues dice la Escritura: mía es la venganza:
Yo daré el pago merecido, dice el Señor.»
-Rom. 12,19

«
Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre, con
sus ángeles, y entonces pagará a cada uno según su conducta.»
-
Mt.16,27

«
Mientras que los hijos del Reino serán echados a las tinieblas de
fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes.»
 -Mateo 8,12

«
Entonces el rey dijo a los sirvientes: "Atadle de pies y manos, y echadle
a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes."
Porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.»
 -Mateo 22,13

 


 NO NOS QUEPA LA MENOR DUDA


¡No!, pues la Biblia no deja lugar a dudas:
"Existe un lugar de
dolor, o purificación, después
de
la muerte del cuerpo".
  

No debemos creer ciegamente todo lo diga
n las sectas, o algunos
teólogos modernistas, despreocupados e indolentes, que dicen: 
"El infierno es para los demonios, Dios nos recogerá a todos."

No en vano advierte el Apóstol San Pablo:

 «Hay algunos que ... quieren deformar el Evangelio de Cristo. Pero aun cuando nosotros mismos
o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado, ¡sea anatema!
Como lo tenemos
dicho, también ahora lo repito:
"Si alguno os anuncia un evangelio
distinto del que habéis recibido, ¡sea anatema!
" Porque ¿busco yo
ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O es que intento agradar
a los hombres? Si todavía tratara de agradar a los hombres ya no sería
siervo de Cristo.» -Gálatas 1,7-10
  

 Y el Salmista nos dice, Salmo 73,2:

«Nada faltó para que mis pasos resbalaran, celoso como estaba de los
arrogantes, al ver la paz de los impíos. No, no hay congojas para ellos, 
sano y rollizo está su cuerpo; no comparten la pena de los hombres.»

  
 UN ESTADO DE SUFRIMIENTO

 
«Aquel siervo que, conociendo la voluntad de su señor, no
ha preparado nada ni ha obrado conforme a su voluntad, recibirá
muchos azotes; el que no la conoce y hace cosas dignas de azotes,
recibirá pocos; a quiense le dió mucho se le reclamará mucho; y
a quien se confió mucho, se le pedirá más.» -
Lucas 12: 47-48.
 

«Cristo ... En el espíritu fué también a predicar a los espíritus encar-
celados, en otro tiempo incrédulos, cuando les esperaba la paciencia
de Dios.»
- I Pedro 3:18-21:

Jesús fué a predicar a espíritus (en otro tiempo incrédulos), que estaban
encarcelados -
condenados-, sufriendo alguna pena. No estaban muertos,
ni dormidos esperando el Juicio Final, como dicen los adventistas.

¿Para qué les predicaría
Jesús, si estuvieran muertos, o inconscientes?
Predicar es llevar el mensaje de
salvación, invitar a la conversión:  

«Por eso dice:
"Subiendo a la altura, llevó cautivos y dió dones a los
hombres." ¿Qué quiere decir «subió» sino que también bajó a las regiones inferiores de la tierra? Este que bajó es el mismo que subió.» Ef. 4,7

Seria inútil predicar a muertos, dormidos, o inconsciente, y nos dice
que 
Jesús les salvó, luego no estaban perdidos definitivamente. 
¡Estaban en purgándose!, y
Efesios 4,7 dice que les ha salvado.

Estaban en purga
... ¡¡¡Estaban en el purgatorio!!!


AYUDAR CON LA ORACIÓN

«Por eso  mandó hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos,
para que quedaran liberados del pecado.»
-2Maca.12,42.
 
Lumen gentium, 50.

"La Iglesia peregrina, consciente de esta comunión de todo el Cuerpo
místico de Jesucristo, desde los primeros tiempos del cristianismo

honró con gran piedad el recuerdo de los difuntos."

 
Se fomenta la oración y sufragios por los muertos, para que éstos
puedan ser librados de las consecuencias de sus pecados.

No están muertos, ni inconscientes, ni dormidos
(esperando una
resurrección),
sino en purificación postmorte, ¡en el purgatorio!:
 

 «Él secará todas sus lágrimas, y no habrá más muerte, ni pena, ni
queja ni dolor, porque todo lo de antes pasó.»
-Apocalipsis 21,4


LUGAR BAJO LA TIERRA, O ABISMO

La doctrina del purgatorio está especificada en la Sagrada  Biblia,
tanto implícita como explícitamente. No hay duda ninguna:

 
 
«Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos,
en la tierra y en los abismos.»
  -Filipenses 2:10

Un "muerto", "dormido" o "inconsciente", como dicen esos grupos,
negando así la inmortalidad del alma, no puede doblar su rodilla.

 
«¿Qué quiere decir «subió» sino que también bajó a las regiones
 inferiores de la tierra? Este que bajó es el mismo que subió por
encima de todos.» -Efesios 4,7-10


Se describe el cielo, la tierra y "debajo de la tierra". Esto solo puede referirse al purgatorio o al infierno, y algunos grupos fanatizados e
intransigentes niegan su existencia. ¡Mienten descaradamente!


-
IPedro 3,18
Jesús predicó a espíritus encarcelados.
- Efesios 4,7 sacó los cautivos de las regiones "inferiores".
- Filipenses 2:10 allí también toda rodilla se doble ante Jesús.

Y arrodillarse es claro signo de adoración. Esas almas no están
muertas,  ni dormidas -esperando el Juicio Final-, (como dicen
algunos hermanos confundidos); ni condenadas definitivamente...

¡V
iven, y padecen algún tipo de sufrimiento!

Pero pueden tener aún la esperanza que algo cambiará positivamente
en su existencia:
Se están purgando, purificando. 
¡Eso es el purgatorio!

 

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver