viernes, febrero 23, 2007

QUIERES AYUNAR EN ESTA CUARESMA ?


Ayuna de palabras hirientes...
Y transmite palabras bondadosas
Ayuna de descontento...
Y llénate de gratitud.
Ayuna de enojos...
Y llénate de mansedumbre
y paciencia.
Ayuna de pesimismo...
Y llénate de esperanza y optimismo.
Ayuna de preocupaciones...
Y llénate de confianza en Dios.

Ayuna de quejarte...
Y llénate de las cosas sencillas
de la vida.
Ayuna de presiones...
Y llénate de oración.
Ayuna de juzgar a otros...
Y descubre a Jesús
que vive en ellos.
Ayuna de tristeza y amargura...
Y llénate de alegría el corazón.
Ayuna de egoísmo...
Y llénate de compasión por
los demás.
Ayuna de falta de perdón...
Y llénate de actitudes
de reconciliación.
Ayuna de palabras...
Y llénate de silencio
y de escuchar a otros.

Si todos intentamos este ayuno
lo cotidiano se irá inundando
de paz... de amor... de confianza.

viernes, febrero 16, 2007

A eso de caer y volver a levantarte



A
eso de caer y volver a levantarte.
De fracasar y volver a comenzar.
De seguir un camino y tener que torcerlo.
De encontrar el dolor y tener que afrontarlo.
A eso no le llames adversidad,
Llámale sabiduría
.


A eso de sentir la mano de DIOS
Y saberte impotente.
De fijarte una meta y tener que seguir otra.
De huir de una prueba y tener que encararla.
De planear un vuelo y tener que recortarlo.
De aspirar y no poder, de querer y no saber,
De avanzar y no llegar.
A eso no le llames castigo,
Llámale enseñanza.

A eso de pasar días juntos radiantes.
Días felices y días tristes.
Días de soledad y días de compañía.
A eso no le llames rutina,
Llámale experiencia.

A eso de que tus ojos miren
Y tus oídos oigan.
Y tu cerebro funcione y tus manos trabajen.
Y tu alma irradie, y tu sensibilidad sienta.
Y tu corazón ame.
A eso no le llames poder humano,
Llámale milagro divino…

lunes, febrero 12, 2007

NO OLVIDES LO PRINCIPAL


Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño en los brazos, pasando delante de una caverna escuchó una voz misteriosa que allá adentro le decía:

- "Entra y toma todo lo que desees, pero no te olvides de lo principal. Recuerda algo: después que salgas, la puerta se cerrará para siempre. Por lo tanto, aprovecha la oportunidad. "Pero no te olvides de lo principal".

La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y por las joyas, puso al niño en el piso y empezó a juntar ansiosamente todo lo que podía en su delantal.

La voz misteriosa habló nuevamente. " Tienes sólo ocho minutos ".

Agotados los ocho minutos, la mujer cargada de oro y piedras preciosas, corrió hacia fuera y la puerta se cerró. Recordó entonces, que el niño estaba dentro de la caverna y la puerta se había cerrado para siempre.

¡La riqueza duró poco y la desesperación para el resto de su vida!.

Lo mismo ocurre a veces con nosotros; tenemos muchos años para vivir en este mundo, y una voz siempre nos advierte: "No te olvides de lo principal". Y lo principal son los valores espirituales, la oración, el amor a Dios, a la familia, a los amigos y a la vida. Pero la riqueza y los placeres materiales nos fascinan tanto, que lo principal siempre se queda a un lado. Así agotamos nuestro tiempo aquí, y dejamos a un lado lo esencial: "Los tesoros del alma".

Que jamás nos olvidemos que la vida en este mundo pasa rápido y que la muerte llega inesperadamente. Y que cuando la puerta de esta vida se cierre para nosotros, de nada valdrán las lamentaciones.

Ahora piensa por un momento, ¿qué es lo principal en tu vida?

"Qué cosa extraña es el hombre: nacer no pide, vivir no sabe, morir no quiere"
Autor Desconocido

lunes, febrero 05, 2007

ES BUENO


Es bueno saber que hay hombres de ciencia,
Pero es mejor que seamos hombres y mujeres de conciencia.

Es bueno saber lo que tenemos que hacer,
Pero es mejor hacer lo que debemos hacer.

Es bueno hacer planes y fijarse un propósito,
Pero es mejor llevarlos a cabo.

Es bueno desear el éxito,
Pero es mejor realizar las cosas necesarias para lograrlo.

Es bueno hacer promesas,
Pero es mejor cumplirlas.

Es bueno tener dignidad,
Pero es mejor no pisar la de otros.

Es bueno tenerlo todo,
Pero es mejor compartir con el que no tiene nada.

Es bueno saberse amado y comprendido,
Pero es mejor amar y comprender.

Es bueno procurar no fracasar,
Pero es mejor ayudar al fracasado.

Es bueno buscar la verdad,
Pero es mejor hablar siempre con ella.

Es bueno tener fe,
Pero es mejor sembrarla en los que aún no conocen a Dios.

Autor Desconocido

Gracias Señor;
Por mis brazos completos, cuando hay tantos mutilados.
Por mis ojos perfectos, cuando hay tantos sin luz.
Por mi voz que canta, cuando tantos enmudecen.

Es maravilloso Señor;
Tener un hogar para volver, cuando hay tantos que no tienen dónde ir.
Sonreír, cuando hay tantos que lloran.
Amar, cuando hay tantos que odian.
Soñar, cuando hay tantos que se resuelven en pesadillas.
Vivir, cuando hay tantos que mueren antes de nacer.

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver