viernes, marzo 28, 2014

Si el software libre es tan bueno.........



¿Por qué no se usa mayoritariamente en las computadoras personales?

Aunque pareciera que el uso de software libre y sistemas basados en GNU/Linux en el mundo es minoritario,nada más lejos de la realidad. Es cierto que aún, en las computadoras personales, su uso es bastante bajo y analizaremos más adelante algunos de los motivos. Pero en el resto de aplicaciones que necesitan un desempeño amplio de recursos informáticos, el software libre se impone de forma masiva.
a. Servidores web: las computadoras donde se alojan las páginas web se conocen como servidores. Son computadoras de alta exigencia ya que muchas de ellas reciben miles de visitas por hora. Estas máquinas necesitan tener, igual que las PC de escritorio, un sistema operativo instalado. Casi el 90% de estas máquinas usan sistemas basados en GNU-Linux, mientras que sólo el 11% usan Microsoft Server. Por ejemplo, Facebook, Amazon o Google usan software libre en sus servidores.
alt_text
Sistemas operativos instalados en servidores web.
Fuente: http://news.netcraft.com/

b. Supercomputadoras del mundo: de las 500 principales supercomputadoras del mundo, sólo el 0.4 no usa sistemas operativos libres basados sobre Linux o Unix.
alt_text
Sistemas operativos instalados en supercomputadoras.
Fuente: http://www.top500.org/statistics/list/

c. Teléfonos celulares inteligentes: en noviembre de 2013, el 41.1% de los smartphones que se utilizan en el mundo usan como sistema operativo Android, software basado sobre linux y desarrollado bajo licencias libres Apache y GNU GPL. Esto permite que diferentes marcas de fabricantes de telefonía lo puedan usar y adaptara a sus teléfonos, desarrollar aplicaciones propias y rebajar los costos de los equipos. Le sigue con el 21% del mercado el sistema operativo privativo de los teléfonos iPhone.
alt_text
Sistemas operativos de teléfonos inteligentes.
Fuente: http://gs.statcounter.com/#mobile_os-ww-monthly-201211-201311

d. Plataformas de educación virtual: la mayoría de plataformas de educación en línea usan Moodle un software libre que se puede modificar y usar sin pagar licencias. También, la mayoría de universidades del mundo instalan Dspace, un software abierto para repositorios y bibliotecas virtuales.
Fuentes: http://moodle.com/ y http://www.dspace.org/

e. CMS Sistemas de gestión de contenidos: (Content Management System) son programas para diseñar y manejar páginas web. La mayoría de sitios web que se visitan a diario están administrados con estos sistemas. Más del 70% de ellos son software libre. Wordpress encabeza la lista con de 11 millones de páginas. Le siguen Drupa y Joomla.
alt_text
Uso de CMS. Fuente: http://trends.builtwith.com/cms

A juzgar por los datos, la calidad de los programas libres no está en discusión. Además, los estándares de seguridad son más altos. No hay virus y es mucho más sencillo encriptar conversaciones usando herramientas libres. La mayoría de plataformas y computadoras que requieren desempeños exigentes de software han optado por ellos. ¿Por qué entonces, no lo usamos en las computadoras de escritorio?
1. Casi todos los fabricantes de computadora tienen convenios con Microsoft. Por eso, al comprar una computadora ya viene incluido el SO de Windows y la ciudadanía se ha acostumbrado por años a usarlo. También los fabricantes de hardware no publican los drivers (el software para que los dispositivos, por ejemplo una impresora, se comuniquen con el SO) de forma abierta, por lo que a veces estos dispositivos no terminar de funcionar correctamente en las distribuciones libres.
2. El desarrollo de software libre no suele estar liderado por empresas sino por comunidades. Grupos de desarrolladores que contribuyen con su tiempo para que estos programas mejoren. Por eso, los programas libres muy específicos que son usados por pocas personas suelen tener pequeñas comunidades de desarrolladores por lo que se tarda más en que tengan estabilidad y sean funcionales.
3. Es cierto también que aún existen algunos problemas de compatibilidad entre formatos. Por ejemplo, si guardamos un archivo en el formato de Libre Office (.odt) es posible que no sea vea del todo bien en MS Office. Como Microsoft es un software privativo y no se puede saber cómo funciona Word, es imposible lograr que otros formatos funcionen al 100% en ese programa.

¿Qué hacemos entonces?
Hoy en día mucho se habla de la soberanía tecnológica. Al igual que un país no puede depender de las semillas de otros para poder alimentar a sus ciudadanas y ciudadanos, también tendría que ser autónomo en la produción y la gestión de la tecnología.
Por eso, la sociedad debe exigir a sus gobiernos que emitan leyes donde la libertad de los usuarios esté por encima de los intereses de las multinacionales. No debería estar permitido que las computadoras se vendan con software preinstalado y, si este fuera el caso, debería ser software libre.
Les leyes de educación deberían incentivar e incluir la enseñanza en las escuelas de infromática con herramientas libres.
Y, por último, hay que dejar el miedo al cambio y comenzar a usar software libre. Cuanto mayor sea la comunidad más rápido se avanzará en el desarrollo de programas y será la forma de obligar a los fabricantes de hardware a publicar drivers libres y diseñar sus máquinas 100% compatibles con GNU/Linux hasta que se consolide el desarrollo de hardware libre.

Por Santiago Garcia Gago [+]



--
Cordialmente
Ernesto William Rojas D.
e-mail: ewilliamrojasd@gmail.com
skype:  ernesto.william


ALTIUSSOFTWARE

Los Mandamientos, el camino que Dios nos muestra

En todas las ocaciones siempre nos quejamos por que nos exigen cumplir con los mandamientos de DIOS, sin embargo encontramos que existen mandamientos mas tediosos con miles de articulados y parrafos, si vemos tenenmos el codigo de policia, el manual de convivencia de universidad o colegio, el codigo de transito por nombrar solo algunos, y que seguimos al pie de letra por que nos acarrea multas, perdida de la libertad. y hasta la exclusion de algunos grupos sociales

JESÚS NOS DICE QUE NO VINO A ABOLIR LA LEY SINO A DARLE CUMPLIMIENTO... Y QUE QUIEN GUARDA LOS MANDAMIENTO SERÁ GRANDE EN EL REINO DE LOS CIELOS...


Pequeño resumen
que ayuda a saber
si vamos
por el camino correcto 


Hoy en día, muchas personas han eliminado a Dios de su vida. Como que en ocasiones nos estorba y preferimos borrarlo, en vez de sentarnos a reflexionar por qué nos pide ciertas cosas. Unas de las cosas que Dios nos pide es cumplir con los mandamientos que Él nos entregó. Los Mandamientos son un camino para llegar al Cielo y ser felices. Cuando los cumplimos, vivimos en paz.

Los tres primeros mandamientos de la ley de Dios nos enseñan cómo debe de ser nuestra actitud para con Dios y los siete siguientes nos enseñan nuestra actitud hacia el prójimo, con los que nos rodean.

Los mandamientos de la ley de Dios son los siguientes:

1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.

Este mandamiento nos dice que Dios debe ser lo más importante en nuestras vidas, debemos amarlo, respetarlo y vivir cerca de Él. Esto lo podemos hacer a través de la oración y los sacramentos.

Debemos creer, confiar y amar a Dios sobre todas las cosas:

1. Creer en Dios que es mi Padre, me ha dado la vida y me ama.
2. Confiar en Dios porque es mi Padre y me ama infinitamente
3. Amar a Dios más que a nada y a nadie en el mundo.

Para saber si cumplimos con este mandamiento, nos podemos preguntar:
• ¿Estoy amando a Dios como un hijo ama a un padre?
• ¿Vivo sólo para las cosas temporales, de la tierra?

2. No tomarás el nombre de Dios en vano.

Este mandamiento nos manda respetar el nombre de Dios y todas las cosas sagradas.
Para cumplir este mandamiento, debemos usar el nombre de Dios con mucho amor y respeto. Debemos de cuidar y respetar todas las cosas que tienen que ver con Dios, así como respetar al sacerdote y a las personas consagradas a su servicio.

Para saber si cumplimos con este mandamiento nos podemos preguntar:

• ¿Uso el nombre de Dios de una manera cariñosa y con respeto, sin jurar en vano el nombre de Dios?
• ¿Respeto las cosas de Dios (capilla, Biblia, rosario, etc.)?
• ¿Trato de manera respetuosa a los sacerdotes y personas consagradas al servicio de Dios?
• ¿He cumplido con las promesas que he hecho?
• ¿He jurado en falso?
• ¿He cumplido las promesas que he hecho a Dios?

3. Santificarás las fiestas.

Este mandamiento nos manda dedicar los domingos y los días de fiesta a alabar a Dios y a descansar sanamente.

Para cumplir con este mandamiento, debemos ir a Misa todos los domingos y fiestas que la Iglesia e indique y celebrar el amor de Dios y todo lo que ha hecho por nosotros. Debemos aprovechar los domingos para rezar más y estar cerca de Dios, así como para descansar sanamente y ayudar a que otros descansen. También, debemos dedicar este día a las cosas de Dios y a la familia.

Para saber si cumplimos bien con este mandamiento, podemos preguntarnos:
• ¿Voy a Misa los domingos y fiestas que manda la Iglesia?
• ¿Hago un esfuerzo por estar muy cerca de Dios durante la Misa y escuchar lo que me quiere decir?
• ¿Pienso en Dios los domingos?
• ¿Ayudo a los demás para que puedan descansar?

Los días en que se debe de asisitr a Misa, además de los domingos, son marcados por la Conferencia Episcopal de cada país.

4. Honrarás a tu padre y a tu madre

Este mandamiento nos manda honrar y respetar a nuestros padres y a quienes Dios le da autoridad para guiarnos y ciudarnos en nuestras vidas.

Para cumplir este mandamiento, debemos escuchar, respetar y amar a los padres y a aquellas personas que tengan autoridad sobre nosotros (abuelos, tíos, sacerdotes, maestros, autoridad civil).

Esto no quiere decir que los padres deben de olvidarse de sus deberes y obligaciones para con los hijos.

Para saber si cumplimos con este mandamiento podemos preguntarnos:
• ¿Ayudo material o espiritualmente a mis padres?
• ¿Soy agradecido con mis padres?
• ¿Los acompaño en su vejez?
• ¿Les demuestro amor?
• ¿Soy agradecido con ellos?
• ¿Los acompaño en sus enfermedades?

5. No matarás

Este mandamiento nos manda respetar nuestra propia vida y la del prójimo, cuidando de la propia salud, porque la vida humana es sagrada. Se trata de no lastimar ni atentar contra la vida propia o ajena, física o moral.

Para cumplir este mandamiento, debemos servir a la vida cuidando nuestra salud, para no caer en vicios como el alcoholismo o la drogadicción. El suicidio es un atentado contra la propia vida.

Con respecto a la vida de otros, debo evitar las críticas y el dar a conocer a todos los defectos ajenos, es decir, las calumnias. El maltratar físicamente a las personas, atenta contra la vida ajena. El aborto es dar muerte a una vida en el vientre de la madre.

Para saber si estoy cumpliendo con este mandamiento me puedo preguntar:
• ¿He hablado mal de los demás?
• ¿He maltratado a alguien físicamente?
• ¿He caído en algún vicio?
• ¿He atentado contra mi salud?

6. No cometerás actos impuros

Este mandamiento nos manda conservar la pureza del cuerpo y del alma.

Para cumplir con este mandamiento, debemos procurar la limpieza interior de nuestro cuerpo y de nuestra alma ya que es un tesoro muy grande que debemos conservar. Nuestro cuerpo es un templo del Espíritu Santo.

Para saber si cumplimos con este mandamiento, nos podemos preguntar:
• ¿He cometido adulterio o fornicado?
• ¿He visto algún tipo de pornografía?
• ¿Me he permitido tener pensamientos y deseos morbosos? ¿He dominado mis pasiones?
• ¿He practicado la homosexualidad?
• ¿He practicado la masturbación?

7. No robarás

Este mandamiento nos manda respetar las cosas de los demás y utilizar las nuestras para hacer el bien. También, nos manda respetar y cuidar la Creación.

Para cumplir este mandamiento, no debemos apropiarnos de lo que no sea nuestro y debemos evitar causar daño a lo que tienen los demás. Respetar la Creación y usar las cosas para hacer el bien. Pagar lo justo a las personas que empleo y cuando soy empleado cumplir con el trabajo para el que fui contratado.

Para saber si cumplimos con este mandamiento, nos preguntamos:
• ¿Devuelvo las cosas que encuentro y no son mías?
• ¿Cuido las cosas que me prestan?
• ¿Cuido las cosas que tengo?
• ¿Cuido y respeto la creación?
• ¿Comparto mis cosas con la gente necesitada?

8. No mentirás

Este mandamiento nos manda ser sinceros y no mentir. Nos pide decir siempre la verdad. Mentir es decir algo falso, es engañar.
Para cumplir este mandamiento, debemos decir la verdad y no engañar a los demás ni hablar mal de ellos.

Para saber si cumplimos con este mandamiento, me puedo preguntar:

• ¿Estoy acostumbrado a ser sincero?
• ¿Acostumbro resolver mis problemas sin mentir?
• ¿Hablo bien de las demás personas?

9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

Este mandamiento nos dice que no debemos pensar ni desear cosas inmorales. Nos pide pureza de corazón para ver todas las cosas con los ojos de Dios. Pureza de corazón, sea yo soltero(a) o casado(a).

Para poder vivir este mandamiento, necesitamos vivir la virtud de la pureza. Esta virtud nos lleva a respetar el orden establecido por Dios en el uso de la capacidad sexual a fin de vivir un amor humano más perfecto. Practicar la castidad, cuidando lo que vemos, lo que oímos, lo que decimos, etc. Cuidar el corazón de todo aquello que lo pueda manchar.

Para saber si cumplimos con este mandamiento, nos podemos preguntar:
• ¿He tenido pensamientos inmorales?
• ¿He vivido la virtud de la castidad en mi vida?
• ¿He cuidado la pureza de mi corazón?
• ¿He propiciado situaciones que me pongan en peligro para tener pensamientos y deseos impuros?

10. No desearás los bienes ajenos

Este mandamiento nos manda ser generosos y no dejar lugar a la envidia en nuestros corazones.

Para poder cumplir este mandamiento debemos ser felices con las cosas que tenemos y no tener envidia si alguien tiene más que nosotros. Disfrutar y agradecer lo que tenemos.

Para saber si estamos cumpliendo con este mandamiento, nos podemos preguntar:
• ¿Soy feliz con las cosas que tengo?
• ¿Agradezco y cuido las cosas que tengo como un regalo de Dios?
• ¿Me pongo feliz por mis amigos cuando consiguen algo que yo no tengo?
• ¿Me pongo feliz cuando a los demás les pasan cosas buenas?

¡Al cumplir los mandamientos vamos a estar cerca de Dios y vamos a vivir más felices! Los Diez mandamientos son el mejor camino para llegar al Cielo.

Recuerda que para ser feliz nos conviene cumplir con los Diez Mandamientos que Dios le entregó a Moisés. No olvides que seguir las huellas de Cristo es imitarlo en su perfecto cumplimiento de las leyes de su Padre. Los católicos, además, seguimos el mandato de Cristo: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo y, predicar el Evangelio a todas las personas.

TOMADO DE http://es.catholic.net/conocetufe/364/812/articulo.php?id=1880


--
Cordialmente
Ernesto William Rojas D.
e-mail: ewilliamrojasd@gmail.com
skype:  ernesto.william



jueves, marzo 27, 2014

La biblioteca vaticana abierta al mundo

Biblioteca Vaticana digitalizará 82.000 manuscritos

Captura de pantalla de sitio web de la Biblioteca Vaticana

Captura de pantalla de sitio web de la Biblioteca Vaticana
VATICANO, 25 Mar. 14 / 05:10 am (ACI/EWTN Noticias).- Gracias al acuerdo firmado con NTT Data, la Biblioteca Apostólica Vaticana digitalizará unos 82.000 manuscritos que van desde “la América precolombina al extremo oriente chino y japonés, transitando por todas las culturas y lenguas que han animado la cultura de Europa” y que estarán disponibles en su sitio web en forma de imágenes de alta definición.
El acuerdo fue presentado el 20 de marzo por el archivero y bibliotecario de la Santa Iglesia Romana, Mons. Jean-Louis Bruguès; el Prefecto de la Biblioteca Apostólica Vaticana, Mons. Cesare Pasini, y los señores Toshio Iwamoto y Patrizio Mapelli, de NTT Data Corporation y de la NTT Data EMEA, respectivamente.
NTT Data es una sociedad de servicios tecnológicos conocida en todo el mundo por su competencia en el ámbito de las estructuras informáticas y de comunicación.
Durante la presentación, Mons. Bruguès afirmó que con este proyecto “la Biblioteca vuelve a relacionarse con las instituciones de diversas regiones del mundo, siguiendo su política general, sus objetivos y perspectivas y lo hace gracias a sus manuscritos que son un signo de la universalidad de la cultura”.
“La misión humanista que caracteriza la Biblioteca la abre a todo lo que es humano, hasta las más variadas 'periferias culturales' del ser humano; y con este espíritu humanista quiere conservar y hacer disponible el inmenso tesoro de la humanidad que le ha sido confiado. Por eso lo digitaliza y lo ofrece a la consulta libre en la web”, señaló.
La fase inicial es de cuatro años en la que se digitalizarán tres mil manuscritos y que podrá prolongarse a una segunda que comprenda los ochenta y dos mil volúmenes (más de 40 millones de páginas) de manuscritos de la Biblioteca que abarcan un arco de tiempo comprendido entre los siglos II y XX.
Por su parte, el presidente de NTT Data Corporation señaló que con este proyecto “numerosos investigadores del ámbito académico y estudiosos de diversos campos del saber tendrán la posibilidad de conocer e interpretar estos documentos de valor incalculable -cuyo acceso hasta ahora estaba limitado- en su versión original”.

ENLACE A LA PAGINA : http://www.vatlib.it/home.php?ling=eng


--
Cordialmente
Ernesto William Rojas D.
e-mail: ewilliamrojasd@gmail.com
skype:  ernesto.william




«Se necesita partir de una renovación de la familia»

«Hay miedo al compromiso» dice el Cardenal Rubén Salazar

(Miguel Navia para InfoCatólica)

El cardenal y arzobispo de Bogotá, S.E.R. Rubén Salazar, ha concedido una entrevista a Infocatólica en la que aborda temas fundamentales: el amor matrimonial como la entrega de uno mismo, la importancia de la familia cristiana como referencia para los jóvenes o la evangelización en el área del matrimonio. El Cardenal subraya también los grandes retos a los que se enfrenta la pastoral matrimonial en nuestra época, como el miedo al compromiso, la separación de bienes, la sexualización de la sociedad y la idolatría del dinero


 El Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, es una persona muy consciente del problema que abunda en la sociedad actual: un amor mal entendido. Esto, para los jóvenes, viéndose reflejado en los noviazgos y según piensa el Prelado, nace en la familia. «Cuando el joven no ha vivido en un ambiente de familia, en donde ve el amor de los papás como esposos, y por lo tanto no ha tenido la experiencia clara de lo que es un compromiso de amor, serio, profundo, pues indudablemente que no tiene un referente y por lo tanto fácilmente se desorienta», declaró Monseñor Salazar.

Según él, uno de los más grandes problemas es vivir en una sociedad tremendamente sexualizada, la cual ha perdido totalmente el sentido del amor y ha pensado que el amor es simplemente tener sexo, y sexo indiscriminado. «Pienso que para poder verdaderamente darles a los jóvenes orientaciones profundas, se necesita partir de una renovación de la familia. Ahora, esto no es fácil», precisó.

Como a las generaciones actuales no les gusta que les digan qué deben hacer, el Cardenal recomienda, para enseñarles, hacerles experimentar y gustar a partir del testimonio. «Por ejemplo, si verdaderamente ellos ven familias, bien constituidas, matrimonios que se aman, que son capaces de superar problemas, que son capaces de vivir en el amor, indudablemente que van a descubrir la belleza del amor y van a poder seguir, una línea de amor verdadero y amor auténtico», dijo agregando que esto también depende de los sacerdotes que deben dar testimonio de amor.

El amor, según él, en su verdadero sentido, es fundamentalmente un salir de sí mismo para buscar el bien de los demás. En este aspecto, la Iglesia, en Colombia, se ha movido a través de la Pastoral Juvenil y la Pastoral Infantil, los colegios católicos. «(También) tenemos la Pastoral Familiar, que precisamente busca consolidar las parejas para que puedan dar un testimonio claro de su amor. Tenemos todo lo que es la evangelización que va fundamentalmente hacia aprender, todos juntos, lo que es el amor. Porque, el Evangelio se puede resumir en una sola palabras, que es amor», declaró el Purpurado.

Según Monseñor Salazar, hay muchos factores que influyen en las crisis matrimoniales del mundo actual. «Especialmente, precisamente, esa sexualización de la sociedad», expresó agregando que actualmente vivimos en una cultura de lo provisorio, de lo temporal y transitorio. Según él, hablar de palabras como siempre, para siempre, absolutamente, no tiene sentido porque, hoy, todo es relativo y todo se pone en juego. «Entonces, hay una cultura ambiental, en este momento, que no favorece el matrimonio. Y si se llega al matrimonio, entonces favorece, más bien, la separación en la primera dificultad que se presente», dijo el Cardenal.

«A mí me aterra que hay muchas parejas que, antes de casarse, van ante un juez, o ante un notario, y hacen separación de bienes. Por lo tanto, ya previendo que se van a separar. Si se entra con esa mentalidad al matrimonio, de que el matrimonio es algo temporal, y que por lo tanto hay que garantizar previamente las condiciones de una separación, pues indudablemente que nada va a durar», añadió el Prelado.

En este orden de ideas, lo que pareciera es que los jóvenes actuales, tienen una actitud reacia hacia la idea del matrimonio. Monseñor Salazar cree que eso se debe a esa cultura de lo provisional. «Estaba leyendo, hace poco, un artículo sobre, precisamente, esa dificultad grande de que, incluso, las relaciones desde la juventud, prácticamente son relaciones perfectamente temporales y esporádicas. Es decir, no se busca una relación sólida, una relación estable, sino que sencillamente se quiere vivir el momento como se presente. Y, generalmente, ese momento es un momento más bien sexual que de amor», agregó.

Por otra parte, actualmente hay diferentes factores que tiene el concepto de familia desdibujado. Monseñor Salazar afirma que esto es porque hay muchos ataques contra la familia, empezando por el matrimonio, debido a esa mentalidad que impera, y manda en el mundo de hoy. Es una mentalidad para separar totalmente la relación sexual del amor; no darle ningún sentido al amor como una entrega, definitiva y estable, de dos personas que verdaderamente quieren crear una familia.

«Al mismo tiempo, también, hay un problema muy serio que es todo esto de la mentalidad, o la cultura de género que se está tratando de implantar; esto ataca fundamentalmente el matrimonio porque ataca esa realidad de que somos varones y mujeres y por lo tanto estamos llamados a crear un matrimonio entre varón y mujer, un matrimonio verdaderamente estable que sea fuente de vida y de felicidad, no solamente para los que contraen matrimonio sino también para toda la sociedad», añadió.

Pero el Prelado piensa que también hay un miedo al compromiso. «Se quiere vivir la vida sin comprometernos. Se quiere vivir la vida de una manera fácil, barata, que no implique sacrificio, donación, entrega. Entonces, todo esto, indudablemente es una mentalidad que hace muy difícil el que los jóvenes piensen en un matrimonio con todas las de la ley», declaró.

Ahora, otro factor que influye, fundamentalmente al deseo de crear familia –a tener hijos–, es que el dinero, en el mundo de hoy, se ha puesto como valor central, casi como valor único acerca del cual se puede juzgar todo lo demás. «(Por esto) indudablemente que el rendimiento económico de la persona pasa a ser lo más importante y al volverse lo más importante, se exige cada vez más. Indudablemente que esto lleva a que las personas tengan miedo de traer hijos al mundo, porque piensan que las exigencias económicas son tan grandes, tan altas, que se hace prácticamente imposible», expresó agregando que eso era una distorsión de la realidad.

La Iglesia, en todo el mundo, está tratando de hacer caer en cuenta a la gente que el dinero no puede ser el único valor fundamental, según afirma Monseñor Salazar. «El dinero es necesario para la vida pero es un instrumento, no un fin y no lo único importante por lo que hay que luchar. Esto lo estamos haciendo a través de la educación que se hace especialmente en el campo de la pastoral social» afirmó el Prelado. Esto es un problema que preocupa mucho a la Iglesia pero que, según el Cardenal, debe preocuparnos a todos y que como cristianos, como buenos seres humanos, debemos actuar para corregir estos errores.

miércoles, marzo 26, 2014

pueden los cristianos perder su salvacion?

por José Miguel Arráiz
Categorías : Salvación ¿Fe, obras?
SalvaciónEn mis últimos post donde analizaba algunas objeciones que un apologeta protestante hacía del purgatorio (ver AQUI, AQUI y AQUI) surgió un tema que me parece oportuno tratar, porque está muy relacionado con el anterior y que se resume en la pregunta: ¿Pueden los cristianos que han sido justificados por la fe perder su salvación?
La primera vez que empecé a reflexionar en serio sobre esto fue durante uno de mis primeros empleos, cuando platicando con una amiga evangélica, me decía que yo había entendido la Biblia incorrectamente, y que una vez alguien ya ha aceptado a Cristo como su salvador, ya esta salvado no importa lo que hiciese en adelante. «¿Aunque peque gravemente?» le pregunté, y me dijo: «Sí, aunque peque, porque Cristo ya ha muerto por sus pecados y ha pagado por ellos» .
Debo confesar que la idea me pareció muy atractiva. Pensé: «sería maravilloso que en verdad fuese cierto», pero el problema es que no me parecía que esto estuviera de acuerdo con lo que había leído en la Biblia. Había sido formado en un Colegio Católico donde leíamos diariamente la Biblia, además de todas las lecturas que se hacían cada domingo en la Misa dominical, por lo que ya al finalizar el bachillerato conocía muy bien todo el evangelio. Luego durante la Universidad me había formado con un grupo de universitarios en el seminario, y aunque no nos formaron en apologética, profundizamos todavía más en el conocimiento de la Biblia.

Sí, hubiese sido fácil abrazar esa doctrina tan atractiva. No tendría que preocuparme más por mí salvación, podría dedicarme a disfrutar de la vida e incluso hasta caer en alguna que otra tentación sin preocuparme que me sorprendiera la muerte, ya que después de todo, mi futuro eterno no estaba en juego. Pero algo en mí decía que eso no encajaba. Pensé: «¿Y si se equivoca?». Menudo lío.
El primer pasaje que me venía a la mente era Mateo 7,21: No todo el que me diga: «Señor, Señor», entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.” Así, mientras de sus palabras se entendía que con sólo decir “Señor Señor” bastaba, eso no era lo que había dicho Jesús. Eso sin contar que su razonamiento carecía de toda lógica: ¿qué sucede si alguien luego de que ha abrazado la fe se desvía y roba, asesina, viola o comete otros crímenes y finalmente muere sin arrepentirse? ¿Cómo es posible que se salve?. Mi amiga respondía que la salvación era un regalo de Dios, y como no se hacía nada para ganarla, tampoco podía hacer nada para perderla. Ese razonamiento también me parecía absurdo, pues que alguien me regale algo no me obliga a conservarlo, ni me impide desecharlo. Además, la Biblia es bien clara en que los que cometen esos pecados no se salvarán:
¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios” (1 Corintios 6,9-10)
Recientemente leyendo los argumentos del apologeta protestante en el debate del purgatorio, recordé muchos de los argumentos que esta chica en su momento me planteaba y que yo fui estudiando y discerniendo. Intentaré aquí hacer un pequeño resumen de ellos:

El que cree en Cristo tiene vida eterna

La mayoría de las personas que han abrazado la idea de que la salvación no se puede perder, generalmente se basan en los textos bíblicos donde se nos dice que al creer en Cristo tenemos vida eterna:
“Les escribo estas cosas a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna (1 Juan 5,13)
El que cree en el Hijo tiene vida eterna (Juan 3,36)
“ Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.” (Juan 3,16)
“En verdad, en verdad os digo: el que escucha mi Palabra y cree en el que me ha enviado, tiene vida eterna y no incurre en juicio, sino que ha pasado de la muerte a la vida” (Juan 5,24)
El razonamiento protestante es bastante simple. Ellos entienden que si el que cree (en presente) tiene vida eterna (desde ese momento), ya está salvado, porque la palabra “eterna” como su nombre lo indica, es para siempre. Visto de esta manera no habría mucho que discutir, y por eso, una buena cantidad de hermanos evangélicos se conforman con estos textos para estar seguros de que no importa lo que hagan, ya han asegurado su salvación.
Sin embargo, hay varios puntos que generalmente les pasan desapercibidos. En primer lugar, que el verbo “creer” está conjugado en tiempo presente y expresa una acción en progreso en el tiempo. ¿Qué quiere decir esto?. Que el texto debe entenderse de esta manera: “Todo el que en Él cree (mientras cree – en presente) tiene vida eterna”. Si se hubiese conjugado en tiempo aoristo, el cual hace referencia a un punto específico en el tiempo, mi amiga evangélica hubiese tenido razón, por ejemplo, si Cristo hubiese dicho:
“Tanto amó Dios al mundo que entregó a su hijo único, para que todo el que en él CREYÓ (aoristo), tuviese vida eterna”
Y tendrían razón, porque se habría establecido que sólo con el acto de haber creído en algún momento en el tiempo, ya se tendría vida eterna. Sin embargo, esas no fueron las palabras de Cristo, sino estas:
“Tanto amó Dios al mundo que entregó a su hijo único, para que todo el que en él CREA (presente), tenga vida eterna”
Por lo tanto, el tener vida eterna (en presente) está condicionado a creer (en presente). Si se deja de creer, ya la promesa de Cristo no aplica, porque no prometía vida eterna por haber creído, sino por creer (presente progresivo), o lo que es lo mismo, mantenerse creyendo.
Otro punto que pasan por alto, es que aquí creer no se refiere meramente a un asentimiento mental, sino que este “creer” está generalmente asociado a la obediencia. De allí que Jesús aclarara que no solo basta decir “Señor Señor” sino también “hacer” la voluntad del Padre. En la epístola a los Hebreos se nos dice que Cristo “se convirtió en causa de salvación eterna para todos los que le obedecen (Hebreos 5,9). San Pablo aclara: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Romanos 8,1), lo que deja claro que andar en Cristo, está íntimamente ligado a la obediencia.
¿Y cómo podemos comprobar que esto es cierto?. Lo vemos en la forma en que en la Biblia se utiliza la expresión “vida eterna” . Por ejemplo, cuando Juan nos habla de alguien que ha comenzado a odiar a su hermano, y por ese pecado ya no tiene vida eterna “permanente” en él:
“Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna permanente en él (1 Juan 3,15)
La idea se entiende sin dificultad: alguien puede haber creído, pero si se aparta de Dios y comienza a odiar a su prójimo, ya deja de creer (presente) y ser fiel a Él, y por tanto, deja de tener (presente) vida eterna. De allí que esta vida eterna deja de ser permanente, porque está condicionada a la fidelidad. Lo mismo aplica a cualquier pecado mortal que interrumpa la comunión de la persona con Dios.
Esta idea de la necesidad de creer para salvarse, no como un asentimiento mental de un momento en el tiempo (aoristo), sino de un presente progresivo, se encuentra diáfana en otros textos bíblicos:
“Él os ha reconciliado ahora, por medio de la muerte en su cuerpo de carne, para presentaros santos, inmaculados e irreprensibles delante de El; con tal que permanezcáis sólidamente cimentados en la fe, firmes e inconmovibles en la esperanza del Evangelio que oísteis” (Colosenses 1,22-23)
“Pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza” (Hebreos 3,6)
Visto de esta manera, armoniza perfectamente con el resto de los textos de la Escritura, donde se exige fidelidad hasta el final para salvarse, y no un mero acto de haber creído:
“Y al crecer cada vez más la iniquidad, la caridad de la mayoría se enfriará. Pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará (Mateo 24,12-13)
“…Mantente fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida (Apocalipsis 2,10)
Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia, …Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen, los echan al fuego y arden (Juan 15,2.6)
“¿cómo saldremos absueltos nosotros si descuidamos tan gran salvación? La cual comenzó a ser anunciada por el Señor, y nos fue luego confirmada por quienes la oyeron” (Hebreos 2,3)
“Así pues, considera la bondad y la severidad de Dios: severidad con los que cayeron, bondad contigo, si es que te mantienes en la bondad; que si no, también tú serás desgajado (Romanos 11,22)
“Los atletas se privan de todo; y eso ¡por una corona corruptible!; nosotros, en cambio, por una incorruptible. Así pues, yo corro, no como a la ventura; y ejerzo el pugilato, no como dando golpes en el vacío, sino que golpeo mi cuerpo y lo esclavizo; no sea que, habiendo proclamado a los demás, resulte yo mismo descalificado (1 Corintios 9,25-27)
“Pues más les hubiera valido no haber conocido el camino de la justicia que, una vez conocido, volverse atrás del santo precepto que le fue transmitido. Les ha sucedido lo de aquel proverbio tan cierto: «el perro vuelve a su vómito» y «la puerca lavada, a revolcarse en el cieno».” (2 Pedro 2,21-22)
El vencedor será así revestido de blancas vestiduras y no borraré su nombre del libro de la vida, sino que me declararé por él delante de mi Padre y de sus Ángeles.” (Apocalipsis 3,5)
En el Antiguo Testamento también encontramos la misma idea. Por un lado se nos dice que Abraham fue justificado por la fe, pero luego se nos dice que fue justificado por su obediencia. Además de eso, Dios deja meridiamenente claro que cuando el justo se aparta de la justicia perece:
“Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo…. Cuando el justo se apartare de su justicia, e hiciere iniquidad, morirá por ello.” (Ezequiel 33,13-18)
Si no se entiende esto, se cae en el error del apologeta protestante del debate del purgatorio, que se inventa dos juicios distintos: uno para los no creyentes, donde se juzgan para ser condenados, y otro para los creyentes, en los cuales no se juzgan ellos sino sus obras, y en caso de que sus obras no pasen la prueba, lo más que perderán serán “sus recompensas".

¿Qué creían sobre esto los primeros cristianos?

Pero si estos textos son bastante claros, y no tendrían sentido si la salvación estuviese asegurada, también me llamó la atención darme cuenta de que ésta idea fue totalmente ajena al cristianismo primitivo. Ya en la Didaché, que es el escrito cristiano no canónico más antiguo (año 60) contemporáneo a los evangelios, se escribe: Porque de nada os servirá todo el tiempo de vuestra fe, si no sois perfectos en el último momento (La Didaché 16,2). San Clemente Romano, ordenado por el propio San Pedro, en el año 96 escribe: “Por nuestra parte, luchémonos por hallarnos en el número de los que le esperan, a fin de ser también participes de los dones prometidos. Mas ¿cómo lograr esto, carísimos? Lo lograremos a condición de que nuestra mente esté fielmente afianzada en Dios; a condición de que busquemos doquiera lo agradable y acepto a Él; a condición, finalmente, de que cumplamos de modo acabado cuanto dice con sus designios irreprochables y sigamos el camino de la verdad.” (Clemente Romano, Carta a los Corintios, 35,4-8) y la misma idea de mantenerse fiel hasta el final para salvarse mantiene a lo largo de toda su epístola. San Policarpo, discípulo del apóstol San Juan escribe: “el que a Él le resucitó de entre los muertos, también nos resucitará a nosotros, con tal que cumplamos su voluntad y caminemos en sus mandamientos (Policarpo, Carta a los Filipenses 2). San Ignacio de Antioquía, discípulo de San Pedro y San Pablo, afirma que no basta solo tener fe sino perseverar en ella hasta el final (Ignacio de Antioquía, Carta a los efesios, 14,1-2). El pastor de Hermas, datado a mediados del siglo II nos habla de una visión donde ve a cristianos que habían creído pero pierden su salvación al apartarse del camino de la fe y la obediencia (El Pastor de Hermas, Visión tercera, 7). Y junto con ellos, San Justino Martir (siglo II), San Ireneo de Lyon (Siglo II), San Teófilo de Antioquía (siglo II), entre muchos otros.

Llega la Reforma protestante

De esta manera, nadie creyó este despropósito hasta la llegada de Martín Lutero, quien al no poder vivir una vida virtuosa, encontró consuelo en esta interpretación novedosa de las Escrituras, que fue abrazada por todo el protestantismo. Posteriormente dentro de las filas protestantes, comenzaron a surgir voces que cuestionaron esta interpretación y se enfrentaron a los luteranos y calvinistas. Aunque en el Sínodo de Dort (año 1618) los calvinistas prevalecieron sobre los arminianos (que defendían entre otros puntos, que la salvación si se podía perder) ya hoy en día están en minoría.

Una doctrina muy peligrosa


El problema de esta doctrina es que expone al creyente a una falsa seguridad, y es que si la salvación ya estuviera asegurada, en vano serían todas las advertencias que Cristo nos hizo, respecto a estar preparados para cuando nos llegue el momento de la muerte.
“«Entonces el Reino de los Cielos será semejante a diez vírgenes, que, con su lámpara en la mano, salieron al encuentro del novio. Cinco de ellas eran necias, y cinco prudentes. Las necias, en efecto, al tomar sus lámparas, no se proveyeron de aceite; las prudentes, en cambio, junto con sus lámparas tomaron aceite en las alcuzas. Como el novio tardara, se adormilaron todas y se durmieron. Mas a media noche se oyó un grito: “¡Ya está aquí el novio! ¡Salid a su encuentro!” Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron y arreglaron sus lámparas. Y las necias dijeron a las prudentes: “Dadnos de vuestro aceite, que nuestras lámparas se apagan.” Pero las prudentes replicaron: “No, no sea que no alcance para nosotras y para vosotras; es mejor que vayáis donde los vendedores y os lo compréis.” Mientras iban a comprarlo, llegó el novio, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de boda, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron las otras vírgenes diciendo: “¡Señor, señor, ábrenos!” Pero él respondió: En verdad os digo que no os conozco.” “Velad, pues, porque no sabéis ni el día ni la hora.” (Mateo 25,1-13)
“ «Velad, pues, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, estaría en vela y no permitiría que le horadasen su casa. Por eso, también vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre. «¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, a quien el señor puso al frente de su servidumbre para darles la comida a su tiempo? Dichoso aquel siervo a quien su señor, al llegar, encuentre haciéndolo así. Yo os aseguro que le pondrá al frente de toda su hacienda. Pero si el mal siervo aquel se dice en su corazón: “Mi señor tarda", y se pone a golpear a sus compañeros y come y bebe con los borrachos, vendrá el señor de aquel siervo el día que no espera y en el momento que no sabe, le separará y le señalará su suerte entre los hipócritas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.” (Mateo 24,42-51)
Mi amiga evangélica hasta el final creyó que no podía perder su salvación. Estaba embarazada por haber tenido relaciones prematrimoniales cuando murió por un lamentable accidente. Ruego a Dios que esa falsa seguridad de salvación no le haya impedido hacer un acto de contrición perfecta antes de morir y obtenido el perdón de sus pecados.


Tomado de INFOCATOLICA.COM

--
Cordialmente
Ernesto William Rojas D.
e-mail: ewilliamrojasd@gmail.com
skype:  ernesto.william





viernes, marzo 14, 2014

PROTESTANTE INSTRUIDO PROTESTANTE CONVERTIDO


BIEN DICE EL DICHO;

--CATOLICO IGNORANTE ..CATOLICO PROTESTANTE

-- PROTESTANTE INSTRUIDO PROTESTANTE CONVERTIDO

 ACA UN CASO

El fundador de la iglesia pentecostal mas influyente de Suecia, anuncia su conversion al catolicismo
ESTOCOLMO, 12 Mar. 14 / 07:05 pm (ACI/EWTN Noticias).- Ulf Ekman, el fundador de la iglesia pentecostal mas influyente de la Suecia moderna y toda Escandinavia, anuncio ante el asombro de unos tres mil seguidores en plena asamblea dominical, que el y su esposa Birgitta se convertiran al catolicismo porque “nos dimos cuenta que nuestros prejuicios protestantes en muchos casos no tienen ninguna base”.
Ekman dedico casi treinta años al servicio de la congregacion “Palabra de Vida”, que el mismo fundo junto a una escuela biblica que tiene mil alumnos, ademas tiene misioneros en Rusia,  Kazajstan y otras zonas ex-sovieticas, una ONG de ayuda a niños en la India, es autor de libros traducidos en 60 idiomas y conductor de un programa televisivo internacional.
El ex pastor señalo que luego de diez años dedicados a conocer mas profundamente la Iglesia Catolica, se vio atraido por el Catecismo, la Doctrina Social y el ejemplo de vida de los catolicos carismaticos, con quienes compartio en muchas oportunidades en diferentes partes del mundo.
En Suecia solo el 1,5% de la poblacion es catolica, y en su mayoria son inmigrantes.
Ekman señalo que la confirmacion de su decision fue al conocer del insolito video que el Papa Francisco grabo para el congreso de pastores pentecostales en Estados Unidos. el, quien siempre ha sido la figura de referencia de la congregacion a pesar de haber dejado de ser el pastor principal en marzo del 2013, destaco que creer en la unidad de los cristianos “tiene consecuencias practicas”.
            El ahora ex pastor ingresara a la Iglesia Catolica en Pascua de este año y confirmo que ambos “hemos visto un gran amor por Jesus y una sana teologia, fundada en la Biblia y en el dogma clasico.
Hemos experimentado la riqueza de la vida sacramental. Hemos visto la logica en tener una estructura solida en el sacerdocio, que mantiene la fe de la iglesia y que la transmite a la generacion siguiente”.
Ekman tambien expreso que en la fe Catolica encontraron “una fuerza etica y moral y una coherencia que puede enfrentarse a la opinion general y una tendencia bondadosa hacia los pobres y los mas debiles, y por ultimo pero no menos importante, hemos estado en contacto con los representantes de millones de catolicos carismaticos y hemos visto su fe viva”.
El Secretario General de la Alianza Evangelica Sueca, Stefan Gustavsson, expreso que "Ulf Ekman es sin duda el lider cristiano mas dinamico e influyente que hemos tenido en Suecia en el ultimo medio siglo. Su significacion internacional va mucho mas alla de lo que la mayoria de los suecos piensa; incontables personas de todo el mundo dan gracias a Dios por el servicio de Ulf Ekman".
En una entrevista concedida a la revista sueca, Varlden Idag, Ekman quien escribio articulos anticatolicos en 1989 durante la visita a Suecia del ahora Beato Juan Pablo II, afirmo que la figura de un Pontifice en este caso el Papa Francisco, es la maxima expresion de un Magisterio. Ahora reconoce y recomienda que para conocer el catolicismo se debe ir a las fuentes como el catecismo, el Magisterio y la Doctrina Social.
Al referirse a la unidad de los cristianos, dijo que “esta muy bien tener una buena relacion con personas de diferentes comunidades, superar las diferencias, dejar de enfadarnos. Incluso si no estamos de acuerdo, podemos tener una actitud conciliadora y objetiva. Eso es bueno y necesario. Pero no es suficiente”.
Frente a esta respuesta el entrevistador lo cuestiona si
“No es suficiente que nos amemos unos a otros?,
 a lo que Ekman respondio:
Eso mismo dicen las personas que cohabitan y no se casan! Pero Jesus no tiene 20 mil esposas ni tiene una pareja de hecho, sino una relacion interna y externa especifica con una Esposa”, refiriendose a la Iglesia.
Citando el Evangelio de San Juan 11,52 dijo: "Si, Jesus no solo iba a morir por el pueblo, sino tambien para Reunir a los hijos dispersos de Dios (…). Jesus murio por eso (…) Creo que esta muy fuerte en el corazon de Dios el deseo de que nos unamos”.
“La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, una entidad estructurada.
Es concreta, no es una nube de gas.
El Cuerpo es visible.
El modelo es Jesus, que tenia un cuerpo visible durante 30 años.
Ademas, como era al principio? A los carismaticos nos encanta decir que volvamos al cristianismo de Hechos de los Apostoles… y entonces solo habia una iglesia!”, enfatizo.
Ekman en su contacto con otros catolicos descubrio
 “lo viva que es su creencia, los dones que tienen, lo bien informados que estan, la fuerza de su fe. Los cristianos ‘de avivamiento’ creen que tienen el monopolio de ese ardor, asi que para mi fue una experiencia aleccionadora darme cuenta de que no teniamos este monopolio”.
Indico que tambien influencio su relacion con el unico Obispo Catolico de Suecia, Mons. Anders Arborius y el Sacerdote y escritor, P. Wilfrid Stinissen.
Por su parte Birgitta recordo que “cuando descubri todos esos aspectos positivos (de la fe Catolica) pense:
 Por que nadie me lo dijo? Pense
: ‘Alguien me lo ha ocultado, a mi y a todos los demas no-conformistas (refiriendose a los protestantes fuera de la Iglesia luterana estatal).  Fue una experiencia repentina despues de mucha lectura.
La expiacion, la sanacion, la creencia en los milagros… todo esto esta de una manera fuerte y bien articulada, y mucha gente ni siquiera lo sabe. Me sonroje de vergüenza al descubrir nuestra ignorancia”.
================================================
Ahora los esposos Ekman quienes continuaran con el trabajo solidario con niños de la India, seran fieles de la Parroquia Catolica de Sankt Lars, en Uppsala
===========================================
. “Nos sentimos, un poco, como Abraham y Sara: dos ancianos entrando en un pais desconocido”, añade. Pero guiados por Dios (…).  Pero, eso si, con ganas de hacer cosas por la evangelizacion, la unidad de los cristianos y su mejor entendimiento”, señalaron.
Necesitamos lo que Jesus ha puesto en la Iglesia Catolica. Necesito los sacramentos,

 Necesito el Magisterio,

 Necesito al Papa,

 Necesito la tradicion que gestionan.

 Necesito de la Iglesia CATOLICA para mi propia salvacion”, declama Ekman.


sábado, marzo 01, 2014

cientificamente probado el chocolate negro es bueno para el corazon

El chocolate siempre levanta pasiones: ya sabemos que tomar chocolate negro ayuda a que nuestro cuerpo se relaje, que aumenta nuestra capacidad para hacer ejercicio físico, por tanto, es bueno para hacer deporte, que aumenta el deseo sexual de las mujeres, y también ha sido asociado a un menor riesgo de sufrir problemas cardíacos, probablemente debido a su alto contenido en polifenoles (sustancias antioxidantes que también están presentes en otros alimentos como el aceite de oliva); así que en este caso, esta afirmación va muy bien encaminada.

Ahora no solo es bueno tomarlo para reducir el riesgo de problemas relacionados con el corazón, sino que también es bueno para nuestra salud vascular en general. ¿Parece demasiado bueno para ser verdad? Pues en este caso lo es. Una reciente investigación publicada en la revista The FASEB Journal (Federation of American Societies for Experimental Biology) sugiere que el consumo de chocolate negro ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias a la vez que evita que los glóbulos blancos se adhieran a las paredes de los vasos sanguíneos. Ambas circunstancias son determinantes en la ateroesclerosis (la forma más común de arteriosclerosis).

Para llegar a esta conclusión el equipo de investigadores liderado por el doctor Diederik Esser de la Universidad de Wageningen (Países Bajos) analizó a 44 hombres de mediana edad con sobrepeso durante dos períodos espaciados de cuatro semanas; en ambos períodos los sujetos consumieron 70 gramos de chocolate negro cada día. Tanto antes como después de sendos períodos de estudio los investigadores realizaron una gran variedad de análisis, indicadores importantes de la salud vascular. La conclusión fue la restauración de la flexibilidad de las arterias y la reducción de la adherencia de los glóbulos blancos a la pared de los vasos sanguíneos.

Este descubrimiento ayudará sin duda a que tomemos chocolate negro sin sentimiento de culpa, sabiendo que cada vez se conocen más motivos positivos para tomarlo, con mesura, eso sí.

Fuente: Muy Interesante

"Pobre para los pobres - La misión de la Iglesia"

 Es el título de libro del Cardenal Gerhard Ludwig Müller con el prefacio del Papa Francisco



(RV).- “Pobre para los pobres – La misión de la Iglesia”. Así se titula el libro del Cardenal Gerhard Ludwig Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, que recopila algunas intervenciones junto a las contribuciones del Sacerdote Gustavo Gutiérrez, considerado el padre de la Teología de la liberación, y de Josef Sayer.

El volumen, editado por la Librería Vaticana y presentado el pasado 25 de febrero en Roma, contiene el prefacio del Papa Francisco, quien exhorta a poner en práctica, con coraje, la solidaridad. Pobreza, riqueza y solidaridad son los temas que afronta el Papa Francisco en su prefacio, en el que escribe que “todos somos preciosos para todos”. El Santo Padre reflexiona preguntándose ¿quién no siente malestar al afrontar la palabra “pobreza”? Al recordar que hay tantas formas de pobreza: físicas, económicas, espirituales, sociales y morales, el Pontífice afirma que el mundo occidental identifica la pobreza ante todo con la ausencia de poder económico, enfatizando negativamente este estado.
Sin embargo, prosigue, cuando el hombre es educado a reconocer la fundamental solidaridad que lo liga a todos los hombres, tal como nos lo recuerda la Doctrina social de la Iglesia, entonce sabe bien que no puede tener para sí mismo los bienes de los que dispone. Cuando vive habitualmente en la solidaridad, el hombre sabe que lo que niega a los demás y tiene para sí, antes o después se volverá contra él. Porque, en el fondo, a esto alude Jesús en el Evangelio, cuando dice que no debemos amontonar tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen (Cfr. Mt, 6, 19-20; Lc, 12, 33). Mientras cuando los bienes de los que se dispone son utilizados, no sólo para las propias necesidades, sino que se difunden, entonces se multiplican y dan con frecuencia un fruto inesperado. El Papa también agradece al Cardenal Gerhard Ludwig Müller porque con este libro ha querido llamar la atención sobre este tema. Y manifiesta su seguridad de que quien leerá estas páginas, de alguna manera se dejará tocar el corazón y sentirá surgir dentro de sí la exigencia de una renovación de la vida. “Y bien, sepan, amigos lectores – concluye Francisco – que en esta exigencia y en esta vía, me encuentran desde ahora con ustedes, como hermano y sincero compañero de camino”.

La reflexión del Cardenal Gerhard Ludwig Müller parte de la amistad, nacida en Perú, con el Padre Gustavo Gutiérrez. En esta nación, el Purpurado experimentó lo que significa una Iglesia pobre para los pobres. Y precisamente a partir de esta experiencia concreta de la cercanía con los hombres para los cuales el Padre Gutiérrez desarrolló la Teología de la liberación, “se imponía cada vez más claramente ante mis ojos – escribe en su libro el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe – lo que esto representaba en su corazón, a saber “el encuentro con Jesús”, que no es el “anunciador de una mística separada de toda referencia con el mundo”, sino que en su enseñanza está la unidad entre la dimensión trascendente y la inmanente. “La auténtica teología de la liberación – afirma el Purpurado – demuestra que, en verdad, sólo Dios, Jesús y el Evangelio pueden tener un papel auténtico y duradero para la humanización del mundo”.

Al entrevistar al Cardenal Müller, el Purpurado nos ha dicho que estuvo en Perú en 1988. Y explicó que durante un seminario habló con el Padre Gustavo Gutiérrez de la Teología de la liberación, de la situación de los países en América Latina, que es muy diferente de la europea. Sin embargo, dijo, pertenecemos a la Iglesia Universal, y por esto es sumamente importante el intercambio de las diversas experiencias, de las diversas biografías que existen en la Iglesia. Porque la humanidad forma una sola familia humana, sobre todo la Iglesia, y por este motivo es necesario este intercambio de ideas y de experiencias para perseguir el único objetivo que existe para todos los hombres, a saber, la vocación divina, puesto que todos los hombres están llamados a ser hijos de Dios.

Ante la pregunta sobre el significado auténtico de la teología de la liberación, que es diverso del marxismo y del liberalismo, el Cardenal Müller respondió que la teología no es una ideología, un pensamiento hecho sólo de una idea humana, sino que la teología reacciona ante la Palabra de Dios. Dios con su Palabra nos da la salvación; sólo Dios puede salvar a los hombres. Por esta razón, las ideologías políticas – tanto de izquierda como de derecha, del comunismo, del nacionalsocialismo o del fascismo – no pueden salvar a los hombres; al contrario han causado tantas guerras y persecuciones. Y esto es prácticamente la prueba de que las ideologías no pueden añadir nada. Sino que sólo la Palabra de Dios puede salvar a los hombres. Por lo tanto, la teología de la liberación es una teología de la Palabra de Dios y no una ideología.

En la presentación del libro, también el Padre Federico Lombardi, Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, y el Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, Arzobispo hondureño de Tegucigalpa, destacaron que la Iglesia debe ser “samaritana”. Tema que ha sido retomado también por el mismo Padre Gustavo Gutiérrez, quien con sus 85 años de edad, también estuvo presente en este encuentro. La misión de la Iglesia es el anuncio del Evangelio, pero también está la parte del servicio – subrayó el fundador de la teología de la liberación – poniendo de manifiesto la importancia de salir de sí mismo para hacer “prójimos” a los demás, especialmente a los pobres.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

Seguidor del Catesismo de la Iglesia

Reflexion y Vida

Punto de Vista

Radio Vaticano - La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

Enlaces que no puedes dejar de ver